▷ Kumquat: La Naranja China Enana | FrutaMare

Kumquat: La Naranja China Enana

En todo el mundo existen frutos exóticos que llaman la atención por su color, sabor o particularidades de cosecha. Entre todos estos, la naranja china destaca por sus propiedades beneficiosas para la salud y por la diferencia radical en la forma de consumirlas frente a sus pares más conocidas. Para todos los amantes de las frutas, en la presente sección describiremos de dónde proviene este singular alimento, cuáles son sus beneficios y algunas curiosidades sobre su consumo.

 

Beneficios del Kumquat

Aparte de ser comercializada con el nombre de naranja china o kumquat, en la mayor parte de las regiones asiáticas se les denomina kinkan, chuikan o fortunella (este último atendiendo a su etimología formal). También, en la cultura occidental muchos la conocen bajo el nombre de naranja enana. Sea cual sea  la denominación preferida, esta fruta es popular por los siguientes beneficios que es capaz de aportar en el organismo:

Kumquat, la naranja enana
  • Alberga grandes concentraciones de Vitamina C: formalmente, las naranjas de China forman parte de la familia de las Rutáceas, conformada por 1.600 especies de plantas. Entre todas estas, las del género citrus son las más valoradas debido a que cuentan con más de 20 especies de frutos comestibles. Todo este género cuenta con altas concentraciones de Vitamina C convirtiendo a las kumquat en candidatas perfectas para fortalecer el sistema inmune, para mejorar la absorción del hierro y el calcio, evitar la degeneración de las células contra los radicales libres y para estabilizar los niveles de presión arterial. Esto último según estudios de investigadores del Instituto Linus Pauling, de la Universidad Estatal de Oregon.
  • Mejora el tracto intestinal: ya que su aporte de fibra en estado concentrado contribuye a mejorar los desordenes intestinales en sus consumidores. Aparte de esto, si se consume con regularidad, este compuesto estabilizará también los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre.
  • Es un diurético natural: en vista de que, como la mayoría de las frutas cítricas, cuenta con potasio, un mineral que contribuye a la eliminación de líquidos en el organismo. Este compuesto también es beneficioso para evitar la fatiga, mejorar las evacuaciones diarias, incentivar la actividad neuromuscular y normalizar el ritmo cardiaco.
  • Es ideal para las embarazadas: puesto que también alberga ácido fólico incidiendo directamente en el desarrollo neuronal del bebé. Adicionalmente, todas las personas deberían consumir diariamente este compuesto ya que beneficia al organismo al reforzar su sistema nervioso central, evitar patologías como la anemia, controlar la hipertensión, favorecer la creación de células nuevas y mucho más.

A parte de las ventajas reseñadas, las propiedades de las naranjas chinas se extienden hasta los oligoelementos (calcio y magnesio), carotenoides (ácido oxálico y tartárico) y polifenoles (quercetina). Diversas investigaciones realizadas en Taiwán han rescatado su uso para combatir y evitar la propagación de células cancerosas y favorecer el ritmo metabólico. En término generales, podemos considerar a esta fruta como una de las mejores alternativas para una vida saludable y libre de enfermedades. En nuestra tienda se pueden encontrar las kumquat de mayor calidad disponibles en el mercado a un precio asequible y con un servicio profesional.

Origen de la naranja china

No se sabe exactamente la procedencia de la naranja china, aunque se presume, debido a los registros, que la planta es originaria del centro de China. Existen referencias en su cultivo en la región desde l siglo XII y ya el siglo XVII era ampliamente conocida y cosechada en Japón. Aunque para el siglo XVII los grupos de misioneros que llegaban a Europa desde Oriente ya las habían descrito a los pobladores, no fue hasta el siglo XIX que se importa oficialmente de la mano de Robert Fortune, botánico inglés y conocido coleccionista. El nombre oficial con el cual se le bautizó fue «Fortunella Margarita» y desde entonces se le suele cultivar en varias partes del mundo.

Además de la cosecha en su lugar de origen, es posible encontrar plantaciones de kumquat en el sur de Europa, Estados Unidos, Sudáfrica, Australia, Brasil, Argentina, Colombia y muchos más. El general, las zonas con un clima cálido, con suelos orgánicos y con escasas exposiciones anuales al frío son candidatas perfectas para que la planta se desarrolle. Aunque es poco conocido, no solo existe una variedad de esta fruta, sino varias que se diferencian en cuanto al sabor y hasta en el modo de consumirlas.

A propósito de ello, a continuación se reseñan sus principales características de la naranja china:

  • Dependiendo de la variedad, la fruta alcanza entre 3 y 5 cm de longitud. Así, su peso suele oscilar entre los 10 y 20 gr.
  • Su apariencia el ovalada (no redonda), de color anaranjado intenso y con escasas o ninguna semilla en su interior.
  • La característica que la define es que su piel es comestible siendo la corteza particularmente dulce y su interior, la pulpa, de sabor ácido.
  • Su consumo se realiza solo cuando la fruta está madura y, de ser posible, cultivada en un ambiente fresco para poder disfrutar el sabor de su corteza.
  • Con ella se suelen preparar platos gastronómicos como confituras, mermeladas, postres (en China la preparan con almíbar) y salsas.
  • Aunque se suele dar muy bien durante casi todo el año, el momento ideal de su cosecha es entre enero y marzo, época durante la cual adquieren su madurez y su particular color intenso.
  • En Asia se la suele utilizar con frecuencia en remedios naturales. Los aceites esenciales a base de esta son muy conocidos y valorados y los jarabes preparados también con jengibre suelen ser muy efectivos para tratar enfermedades respiratorias.
  • Su árbol puede alcanzar hasta los 5 metros de altura y la propiedad hermafrodita de algunas de sus especies favorece a su rápido crecimiento (iniciado generalmente en otoño).

Como se puede observar, las kumquats son una excelente alternativa para los amantes de la cocina, los que gozan de cuidar su salud y en general todos aquellos que disfrutan de un tentempié exótico. Tan pronto como se pruebe un bocado de estas, se podrá contrastar el sabor dulce-ácido del fruto que ha sido el responsable de su popularización en los cinco continentes.