▷ Carpaccio de Berenjena con Tomate | FrutaMare
5
(1)

La dieta mediterránea ha sido considerada paradigma de alimentación sana y equilibrada. Se basa en el consumo de productos de origen vegetal, como frutas, verduras, hortalizas, cereales o legumbres. En general, se trata de comida rica en fibra acompañada de una proporcional disminución de la ingesta de carnes rojas y, por supuesto, productos procesados. En definitiva, hablamos de incorporar a nuestra rutina alimentaria todo aquello que se encuentra en el fundamento de la pirámide nutricional, empezando por comprar fruta y verdura.

¿Qué tal te suena el carpaccio de berenjena con tomate? La receta que hoy proponemos es típicamente mediterránea. De hecho, muchos sitúan su origen en Grecia. Para ser precisos, en la isla de Zante. Suponemos que existen múltiples variaciones de este carpaccio de berenjena con tomate. A fin de cuentas, “cada maestrillo tiene su librillo”. Una de las grandes virtudes de la cocina es que puede modificarse para enriquecer cada plato, o adaptarlo al gusto de los comensales.

Nosotros trataremos de ser más o menos fieles al carpaccio de berenjena con tomate que se sirve en la mencionada isla del mar Jónico. Su principal característica reside en la simplicidad. Apenas tres ingredientes básicos: berenjenas, tomates y orégano, además de sal, pimienta y, por supuesto, nuestro exquisito aceite de oliva.

No hace falta más cuando la materia prima es de calidad. A veces un exceso de elaboración y/o sofisticación oscurece el resultado final. Una ventaja adicional consiste en que, con leves cambios, esta receta de carpaccio de berenjena con tomate puede presentarse como salsa o guarnición.

Por si fuera poco, y al margen de su sabor, la berenjena ofrece un aporte nutritivo considerable. Es desintoxicante, ayuda a controlar la tensión arterial y favorece el tránsito intestinal.

Consideramos que todo ello habría de ser razón suficiente para hacer sitio a esta excelente verdura en nuestro menú semanal. Así pues, vamos con la lista de la compra y posterior preparación del carpaccio de berenjena con tomate.

Carpaccio de berenjena con tomate

Aunque quizás “carpaccio” te suene algo rebuscado, en realidad esta receta de carpaccio de berenjena de tomate no requiere excesiva preparación. Estos son los ingredientes necesarios para unas 4 personas:

  • 2 berenjenas
  • 6 tomates maduros (unos 800g si utilizas tomates de bote)
  • Orégano
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Perejil (opcional)
  • Pimienta (opcional)

Preparación de la receta Carpaccio de berenjena con tomate

Antes de ponernos manos a la obra, queremos darte algunas claves para la preparación de esta receta de carpaccio de berenjena con tomate.

En caso de que no uses tomate entero de bote, sino que seas tú quien corta y tritura los tomates (algo que te recomendamos enormemente), te sugerimos escoger ejemplares muy maduros. Así la salsa quedará jugosa y poco ácida.

También puedes realizar variaciones en las especias escogidas. Nosotros añadimos orégano, pero puedes sustituirlo por comino, tomillo o romero. Además, tienes la opción de añadir algún tipo de queso, como queso feta desmigado, o espolvorear queso rallado por encima. Lo dejamos a tu elección.

Una de las ventajas de los platos con escasos ingredientes, como este o la tortilla de berenjena, es que aceptan bien los complementos. De todos modos, insistimos en que a veces menos es más. Una buena materia prima no requiere un exceso de acompañamiento.

Hemos pensado en esta receta de carpaccio de berenjenas como plato principal, pero también podría servir a modo de guarnición de otros, preferentemente pasta (macarrones, penne, fusilli…).

Primer paso: 

Para empezar, has de cortar la berenjena. Se trata de partir las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm y añadirles un poco de sal. Cuando las tengas cortadas déjalas reposar en un plato. Es lo que se llama desangrar la berenjena para quitarle amargor. Otra técnica consiste en colocarla la noche anterior en un recipiente con agua y sal.

Mientras esperas, corta el tomate en trozos y pásalos por una licuadora o Túrmix. No hace falta que esté completamente triturado, simplemente que queden trozos finos.

Después, pica el ajo y ponlo con un chorrito de aceite de oliva en una sartén a fuego suave. Cuando esté dorado añade el tomate con algo de su propio líquido, una pizca de sal y el orégano (o hierba aromática que hayas elegido). 

Remueve con un instrumento de madera y sube a fuego medio. Tapa la sartén o cazuela donde estés cocinando.

Segundo paso:

En otra sartén a fuego medio – alto y con abundante aceite de oliva, dora las rodajas de berenjenas por tandas. Dales la vuelta para que se hagan por ambos lados Luego ve situándolas sobre papel absorbente a fin de eliminar el exceso de aceite.

Ahora aplasta los tomates de la otra sartén o cazuela con la espátula o el utensilio de madera que estés utilizando. La intención es que se deshagan.

Acto seguido añade las berenjenas y baja el fuego. Ve removiendo hasta que la salsa espese. Si probándola notas demasiada acidez, agrega una puntita de azúcar. Corrige sal.

Ya solo queda dejar reposar este carpaccio de berenjena con tomate. Si solo pusiste orégano en la elaboración, puedes finalizar la presentación espolvoreando por encima un poco de perejil picado.

Plato concluido. Como has podido comprobar, esta receta de carpaccio de berenjena con tomate es receta extremadamente sencilla. Por ello te animamos a que aproveches los ingredientes sobrantes para preparar otro plato delicioso, como las berenjenas a la parmesana.

Para los que sois poco amantes de cocinar con mucho aceite – si bien el aceite de oliva, crudo claro, es uno de los signos de identidad de la dieta mediterránea – os sugerimos una técnica sencilla. Consiste en saltear las rodajas de berenjena con poco aceite, después añadir tres cucharadas de agua, tapar y dejar que se hagan durante tres minutos. A continuación las giras y repites la operación antes de juntarlas con el tomate de la otra sartén.

Hay quienes, para llevar la receta aún más allá, cascan un par de huevos sobre el carpaccio de berenjena con tomate, salan, cubren y dejan a fuego bajo-medio hasta que la clara cuaje (cuidado, solo la clara, no la yema).

La idea anterior es una prueba de que hay muchísimas posibilidades para esta receta, sea como plato principal o único, sea como acompañamiento de otro o incluso combinado. ¿Qué tal, por ejemplo, una lasaña vegetal con carpaccio de berenjena de tomate? ¿O mezclado con arroz, garbanzos, quinoa…?

Como te decíamos en la introducción, si los elementos base son de calidad, no necesitas demasiada elaboración. Es lo que pasa con este carpaccio de berenjena con tomate. Además, esta receta es de esa clase de platos indicados para quienes buscan prescindir al máximo de productos de origen animal y construir su dieta sobre los de origen vegetal.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Carpaccio de berenjena con tomate
Carpaccio de berenjena con tomate 1

La dieta mediterránea ha sido considerada paradigma de alimentación sana y equilibrada. Se basa en el consumo de productos de origen vegetal, como frutas, verduras, hortalizas, cereales o legumbres. En general, se trata de comida rica en fibra acompañada de una proporcional disminución de la ingesta de carnes rojas y, por supuesto, productos procesados. En definitiva, hablamos de incorporar a nuestra rutina alimentaria todo aquello que se encuentra en el fundamento de la pirámide nutricional, empezando por comprar fruta y verdura.

Tipo: Entrante

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Carpaccio de berenjena con tomate

Rendimiento de la receta: 2 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 20M

Tiempo total: 25M

Ingredientes de la receta:

  • 2 berenjenas
  • 6 tomates maduros (unos 800g si utilizas tomates de bote)
  • Orégano
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Perejil (opcional)
  • Pimienta (opcional)

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

Para empezar, has de cortar la berenjena. Se trata de partir las berenjenas en rodajas de aproximadamente 1 cm y añadirles un poco de sal. Cuando las tengas cortadas déjalas reposar en un plato. Es lo que se llama desangrar la berenjena para quitarle amargor. Otra técnica consiste en colocarla la noche anterior en un recipiente con agua y sal. Mientras esperas, corta el tomate en trozos y pásalos por una licuadora o Túrmix. No hace falta que esté completamente triturado, simplemente que queden trozos finos. Después, pica el ajo y ponlo con un chorrito de aceite de oliva en una sartén a fuego suave. Cuando esté dorado añade el tomate con algo de su propio líquido, una pizca de sal y el orégano (o hierba aromática que hayas elegido).

Carpaccio de berenjena con tomate 2

Segundo paso:

En otra sartén a fuego medio - alto y con abundante aceite de oliva, dora las rodajas de berenjenas por tandas. Dales la vuelta para que se hagan por ambos lados Luego ve situándolas sobre papel absorbente a fin de eliminar el exceso de aceite. Ahora aplasta los tomates de la otra sartén o cazuela con la espátula o el utensilio de madera que estés utilizando. La intención es que se deshagan.

Carpaccio de berenjena con tomate 2

Puntuación del editor:
5

Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Utilizamos cookies propias y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.