Mermelada de Calabaza y Naranja | FrutaMare
Frutamare Segundas Rebajas-2019

¿Eres de los que les gusta tomarse un desayuno por todo lo alto? Si no te conformas con la típica tostada con aceite, o prefieres pasar de la bollería industrial, te proponemos una receta de mermelada de calabaza y naranja para que alegres tus mañanas y empieces el día con energía.

La calabaza es un producto estacional, si bien la podemos encontrar durante muchos meses del año, generalmente de marzo a diciembre. Eso significa que durante unos meses coincide con la temporada de naranjas y podemos aprovechar para preparar mermelada de calabaza y naranja con la calidad que nos ofrece el utilizar productos que no han estado almacenados en cámaras ni madurados artificialmente.

Cuando compres calabaza o naranjas, te recomendamos que las mantengas a temperatura ambiente, salvo que haga mucho calor o estemos a final de temporada. En este último caso, se recomienda hacerlo así porque el fruto está al límite de maduración y, una vez recolectado, puedes pasarse en pocos días si no tenemos cuidado. El frío ayudará a conservarlos durante más tiempo en este caso.

Ingredientes

  • 1 kilo de calabaza sin piel ni pepitas
  • 500 gramos de azúcar
  • 3 naranjas
  • Ralladura de la piel de una naranja
  • Canela

Preparación de la receta de mermelada de calabaza y naranja

  • Para empezar, cortamos la calabaza que habremos pelado previamente, con cuidado de no dejar pepitas
  • En una olla, echar la calabaza y cubrirla de azúcar
  • Rallar la piel de una de las naranjas y echarla a la olla
  • Exprimir las naranjas y echar el zumo en la olla
  • Añadir canela al gusto
  • Cocinar a fuego lento e ir removiendo de vez en cuando hasta que la calabaza que antes habíamos cortado en trozos se vaya ablandando y tenga la textura deseada

Y listo, nuestra mermelada de calabaza y naranja estará lista para que la guardemos en su recipiente. Recomendamos tarros de cristal, ya que es la mejor forma de conservarla. El primer paso para hacer la conserva es esterilizar los tarros de cristal introduciéndolos junto con las tapas (separadas de los tarros) en una olla llena de agua. Deberán hervir durante al menos 20 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, sacarlo de la olla con la ayuda de unas pinzas de cocinar y dejarlos secar. Es importante que las tapas queden bien secas. Ahora llega el turno de llenarlos de la mermelada de calabaza y naranja que habremos dejado templar (introducirla demasiado calientes en los tarros podría hacer que estallaran). Llenar los tarros hasta el borde, sin que éstos queden manchados por fuera, y cerrarlos bien con las tapas.

El segundo paso es volver a esterilizar los tarros con el fin de eliminar bacterias y hacer el vacío para que se conserve bien. Mete los tarros correctamente cerrados en una olla y cúbrelos de agua. Déjalo hervir durante 20 minutos. Transcurrido ese tiempo, quitar el agua y sacar los tarros con cuidado de no quemarse. Dejarlos boca abajo sobre un trapo, donde tendrán que estar al menos 12 horas. Una vez hecho esto, y si todo se ha hecho correctamente, nuestros tarros de mermelada de calabaza y naranja estarán bien cerrados al vacío.

Si consideras que algún tarro no ha quedado correctamente cerrado al vacío, te recomendamos consumirlo en los siguientes días, dejándolo en la nevera para que no se estropee.

¿Qué te parece esta estupenda forma de preparar mermelada casera con naranja? En Frutamare nos gusta preparar cosas diferentes que nos saquen de la monótona alimentación diaria, y consideramos que un toque de naranja queda genial en muchísimos platos.

Como solemos deciros, podéis realizar las modificaciones que consideréis oportunas en las recetas, si bien nosotros consideramos que el resultado de la opción que os planteamos es delicioso. Si te gusta más o menos dulce, puedes varias la cantidad de azúcar, así como aumentar o disminuir la cantidad de zumo de naranja. Si no quieres preparar tanta cantidad de mermelada para no tener que hacer el paso de cerrar los tarros al vacío y que todo te lleve menos tiempo, sólo tienes que adaptar las cantidades. O bien, también puedes preparar una cantidad grande para regalársela a tus seres queridos, amigos o vecinos.

Recuerda que en nuestra página web puedes encontrar muchas otras recetas igual de deliciosas, y opciones tanto dulces como saladas. ¿Te animas a preparar este mousse de limón o esta mermelada de naranja?