▷ Fresquito Gazpacho de Sandía | FrutaMare

¿Sabías que además de ricas bebidas refrescantes, podías preparar un gazpacho de sandía? Antes de contarte sobre esta preparación culinaria, propia de la gastronomía española, queremos hablarte sobre el gazpacho.

Etimológicamente la palabra gazpacho, derivada de la lengua prerromana, significa residuo. Precisamente, el gazpacho, oriundo de España, nacido en la eterna Al-Ándalus en el siglo VIII; es una comida que los campesinos y jornaleros de la época preparaban con resto de ingredientes como pan, vegetales desmenuzados y todo lo que sobraba de otras comidas. Gracias a esto se obtenía un delicioso y refrescante plato de verano.

La receta tradicional no contenía hortalizas y estaba compuesta por agua, vinagre, aceite, ajo o almendras. Los orígenes del gazpacho nunca se desvincularon del Mediterráneo y, más tarde, con la llegada a América, en el siglo XVI, se comenzaron a incorporar productos del otro lado del Atlántico, como el tomate y el pimiento dulce, con lo que se consolidó el sabor único de este plato. A partir del siglo XIX el gazpacho se popularizó, se añadieron tropezones de hortalizas y se convirtió en una comida muy versátil que muy bien podía combinarse con otros sabores.

El gazpacho, hoy por hoy, es un plato típico español que usa ingredientes de primera calidad propios del Mediterráneo. Aunque la receta tradicional es la del gazpacho andaluz preparado con tomate, pimiento, aceite de oliva virgen extra, vinagre, ajo y sal; no existe ningún patrón ejemplar que guíe una única manera de preparar gazpacho. Y es que, la capacidad del tomate de poderse asociar con otros alimentos ha contribuido enormemente a la aparición de diversas variantes de la tradicional receta de gazpacho y, bien sea con fresas, cerezas, ciruelas, peras, hierbabuena, remolacha o sandía; podemos preparar un gazpacho delicioso y con un toque muy especial.

El gazpacho de sandía es uno de los platos o bebidas de sabor suave que más se prepara en verano debido a las propiedades diuréticas, hidratantes y depurativas que contiene, y a los beneficios que aporta al organismo en general. Esta es una preparación que cuenta con el toque especial de una fruta jugosa, refrescante, saciante, rica en fibra, baja en calorías y de elevado contenido mineral y vitamínico.

En FrutaMare, tu frutería online donde poder comprar naranjas, más fruta y verdura queremos mostrarte la receta de gazpacho de sandía, una alternativa fría para maravillar tu paladar, sobre todo, en esos intensos meses de calor. ¿Te animas a preparar gazpacho de sandía? A continuación, te contamos cómo hacerlo.

Lista de la Compra para Preparar Gazpacho de sandía

Inspirados en la receta del gazpacho andaluz, en FrutaMare apostamos por nuevas formas de crear e imaginar en la cocina. Nos disponemos a preparar un gazpacho que salta la tradicionalidad: ¡gazpacho de sandía! Para nuestro rico gazpacho de sandía, vamos a necesitar:

  • 500 gramos de Sandía (pelada y sin pepitas)
  • 500 gramos de tomate maduro (pueden ser 4 tomates)
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de pan duro
  • Agua
  • Sal al gusto
  • 15 ml de vinagre (Jerez o Módena) o vinagre de vino
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra

Preparación de la receta Gazpacho de sandía

Cuando las temperaturas se elevan en nuestro país, el gazpacho se convierte en una de las sopas frías que más se destacan en verano. El tomate, el pepino o el pimiento son la base del gazpacho tradicional, no obstante, no existen barreras para agregar tu toque personal.

Para salir de lo tradicional queremos mostrarte una receta de gazpacho en donde el principal protagonista es una fruta. Estamos hablando del gazpacho de sandía, una versión de gazpacho que otorga un aroma nuevo y diferente a la receta que nos ha acompañado por mucho tiempo. En esta receta encontramos un equilibrio perfecto entre los ingredientes que vamos a utilizar, combinados con el sabor y la textura adicional que otorga la sandía. La sandía se convierte en la clave para suavizar el resultado final de nuestro gazpacho.

El gazpacho de sandía es una receta fácil de hacer y muy práctica. Este gazpacho se puede servir como comida principal o para una delicada y fresca cena. Además, es una alternativa sana, sabrosa y muy original para degustar, especialmente, en esos calurosos días de verano.

¿Has probado gazpacho de sandía? Si nunca lo has hecho, te invitamos a que lo hagas, estamos seguros de que te gustará tanto que se convertirá en uno de tus favoritos. ¿Estás listo? ¡Comencemos!

Primer paso. Preparación de la sandía

Corta en rodajas la sandía, retira la piel delicadamente y pesa unos 500 gramos. Retira las pepitas de su interior y asegúrate de quitarlas todas.

Segundo paso. Preparación de los tomates, los pimientos y el ajo

  • Lavamos bien los tomates y los pimientos.
  • Corta los tomates y retira la zona amarilla central.
  • Corta en rodajas gruesas el pimiento. Recuerda retirar las pepitas de su interior y el rabo.
  • Pelamos el ajo y cortamos por la mitad.

Tercer paso. Mezcla de los ingredientes

Coloca los ingredientes (previamente preparados) en el vaso de la batidora y procedemos a batir (por unos 10 minutos con la máxima potencia) de manera que la sandía y las verduras se mezclen e integren de forma homogénea y cremosa.

Cuarto paso. Preparación del pan

Ahora procedemos a cortar el pan en trozos regulares y los colocamos en una cazuela con agua fría hasta reblandecer (esto puede tardar unos 10 minutos). Escurrimos y lo introducimos en el vaso de la batidora junto con la preparación anterior (tercer paso). Trituramos de nuevo.

gazpacho de sandía

Quinto paso. Incorporación del vinagre, el aceite y la sal

Hasta aquí ya tienes tu gazpacho casi listo. A continuación, agregamos aceite de oliva virgen extra, el vinagre y un poco de sal. En este paso debemos cuidar algunos detalles:

  • No agregues las cantidades indicadas de sal, aceite y el vinagre de una sola vez. Comienza agregando cantidades mínimas de estos tres ingredientes. Luego acciona la batidora y prueba la mezcla.
  • Si deseas un color naranja, añade un poco más de aceite. Si pones menos aceite, la coloración de tu gazpacho se tornará roja.
  • El aceite actúa como emulsionante y hace que la mezcla adquiera una textura más densa. Dependerá de tus gustos la cantidad de aceite final añadido. Adiciónalo lentamente y poco a poco.

Cada vez que agregues aceite debes batir nuevamente a máxima potencia hasta obtener la consistencia, el sabor y el aspecto deseado.

Sexto paso. Acabado

Para terminar con la preparación del gazpacho de sandía, se procede a tomar la mezcla y colarla con la finalidad de eliminar los restos de pieles que hayan quedado al final de la elaboración. Si deseas una mezcla muy líquida, utiliza un colador fino y, si deseas una preparación algo más cremosa, utiliza un colador de agujeros más grandes. También puedes agregar agua fría o un poco más de pan para obtener una mejor consistencia: más líquida, agregas agua; más cremosa, agregas pan.

Séptimo paso. Servir

Para que tu gazpacho resulte tan rico como refrescante, debes servirlo frío. Antes de servir, deja reposar por unos minutos metido en la nevera. Y si gustas, puedes conservarlo por más tiempo (dos o tres días) y disfrutarlo como aperitivo, ¡verás que sienta genial!

Además, en el momento de servirlo, puedes añadir un toque personal colocando hojas de albahaca, menta o un poco de aceite de oliva virgen. También puedes combinar con taquitos de jamón o aceitunas picadas.

Beneficios de la sandía y el melón

Quién iba a pensar que tal como el Vichyssoise, una crema de puerros que se sirve fría, también podemos preparar gazpachos de sandía o melón en forma de sopas frías refrescantes muy convenientes para ingerir en esos días calurosos de verano.

Cuando de frescura e hidratación se trata, el melón y la sandía son dos frutas muy refrescantes utilizadas para preparar bebidas y alimentos de bajo contenido calórico muy convenientes para el verano. El melón y la sandía se caracterizan, fundamentalmente, por poseer una pulpa jugosa y un alto contenido de agua, fibra, minerales y vitaminas. Además, la forma bajo la cual podemos consumirlas es amplia y con un sinfín de posibilidades culinarias: postres, ensaladas, helados, zumos, gazpachos, entre otros.

Ambas frutas reúnen propiedades que les son muy similares y, en consecuencia, los beneficios que otorgan a la salud se comparten. Se trata de frutas que favorecen el tránsito intestinal, son diuréticos por excelencia, retrasan el envejecimiento prematuro, actúan como depurativos y facilitan la eliminación de toxinas.  

Quién iba a pensar que tal como el Vichyssose, una crema de puerros que se sirve fría, también podemos preparar gazpachos de sandía o melón en forma de sopas frías refrescantes muy convenientes para ingerir en esos días calurosos de verano.

Cuando de frescura e hidratación se trata, el melón y la sandía son dos frutas muy refrescantes utilizadas para preparar bebidas y alimentos de bajo contenido calórico muy convenientes para el verano. El melón y la sandía se caracterizan, fundamentalmente, por poseer una pulpa jugosa y un alto contenido de agua, fibra, minerales y vitaminas. Además, la forma bajo la cual podemos consumirlas es amplia y con un sinfín de posibilidades culinarias: postres, ensaladas, helados, zumos, gazpachos, entre otros.

Particularmente el melón es una fruta cuyo contenido de agua es muy elevado (90-95% de agua), mientras que su cantidad de azúcar es baja. Por esta razón, es muy recomendado en dietas de bajo contenido calórico, como diurético natural y para controlar los niveles de azúcar en sangre. Asimismo, es una fruta rica en antioxidantes, hierro, fósforo, magnesio, potasio y vitaminas (A, B y C) que aporta beneficios para la piel y la vista. También ayuda a regular el sistema nervioso, controla el insomnio y participa en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Similarmente, la sandía también es una fruta muy hidratante con un 95% de agua. Su alto contenido de agua la convierte en un ingrediente perfecto para incorporar en dietas de adelgazamiento y para reducir masa corporal. Es una fruta depurativa y saciante capaz de contrarrestar la retención de líquidos y favorecer el funcionamiento renal. Al igual que el melón, la sandía retrasa el envejecimiento celular y ayuda a mejorar el aspecto de la piel durante los procesos de cicatrización de heridas.

Sin lugar a duda, el gazpacho es una comida española que año tras año se posiciona como el plato principal de las temporadas de calor. Y aunque se trata de una sopa fría que se puede consumir durante todo el año, sus ingredientes proporcionan los requerimientos hidratantes, vitamínicos y nutricionales que se demandan, especialmente, cada cálido verano.

El gazpacho de sandía es una variación suave y más líquida del gazpacho tradicional que se puede tomar como bebida o sopa fría. El aroma, el sabor y la textura de esta receta es auténtico y, particularmente, el toque dulzón que otorga la sandía contrasta muy bien con la acidez del tomate reduciéndola hasta lograr un delicado y delicioso sabor refrescante.

En este delicioso plato de gazpacho con sandía puedes jugar con las porciones de los ingredientes: si quieres un sabor más suave, agrega más sandía y, si por el contrario, deseas un sabor más intenso, sube la proporción del resto de los ingredientes. Debes saber que también puedes preparar gazpacho sin usar pan, sobre todo, si deseas preparar gazpacho como bebida. Y, como te hemos dicho, si lo deseas más consistente y como sopa, usa el pan que necesites para ello.

Recuerda que no existe una receta de gazpacho única, es muy fácil encontrarte con muchas variantes, de hecho, nuestro gazpacho de sandía es una de ellas. Ten en cuenta que la clave del sabor de la variedad del gazpacho que decidas preparar está en prescindir de la cebolla, el pepino y el pimiento (opcional), y en adicionar una cantidad de tomate equivalente a la cantidad de fruta.

Prepara tu gazpacho a tu gusto y disfruta los beneficios que te ofrece cada uno de sus ingredientes.También puedes probar hacer gazpacho usando melón, fresas o cerezas, ¡te quedará genial!.

Anímate y también prepara con FrutaMare deliciosas e ingeniosas recetas hechas a base de frutas. Prueba nuestra salsa de naranja, y atrévete con muchas otras recetas más. 

 

Fresquito Gazpacho de Sandía
Gazpacho de Sandía 1

El gazpacho de sandía es uno de los platos o bebidas de sabor suave que más se prepara en verano debido a las propiedades diuréticas, hidratantes y depurativas que contiene, y a los beneficios que aporta al organismo en general. Esta es una preparación que cuenta con el toque especial de una fruta jugosa, refrescante, saciante, rica en fibra, baja en calorías y de elevado contenido mineral y vitamínico.

Tipo: Plato principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Gazpacho de sandía

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 25M

Tiempo total: 30M

Ingredientes de la receta:

  • 500 gramos de Sandía (pelada y sin pepitas)
  • 500 gramos de tomate maduro (pueden ser 4 tomates)
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 diente de ajo
  • 100 gramos de pan duro
  • Agua
  • Sal al gusto
  • 15 ml de vinagre (Jerez o Módena) o vinagre de vino
  • 30 ml de aceite de oliva virgen extra

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Corta en rodajas la sandía, retira la piel delicadamente y pesa unos 500 gramos. Retira las pepitas de su interior y asegúrate de quitarlas todas.

Segundo paso:

  • Lavamos bien los tomates y los pimientos. Corta los tomates y retira la zona amarilla central. Corta en rodajas gruesas el pimiento. Recuerda retirar las pepitas de su interior y el rabo. Pelamos el ajo y cortamos por la mitad.

Tercer paso:

  • Coloca los ingredientes (previamente preparados) en el vaso de la batidora y procedemos a batir (por unos 10 minutos con la máxima potencia) de manera que la sandía y las verduras se mezclen e integren de forma homogénea y cremosa.

Cuarto paso:

  • Ahora procedemos a cortar el pan en trozos regulares y los colocamos en una cazuela con agua fría hasta reblandecer (esto puede tardar unos 10 minutos). Escurrimos y lo introducimos en el vaso de la batidora junto con la preparación anterior (tercer paso). Trituramos de nuevo.

Quinto paso:

  • Hasta aquí ya tienes tu gazpacho casi listo. A continuación, agregamos aceite de oliva virgen extra, el vinagre y un poco de sal. En este paso debemos cuidar algunos detalles: No agregues las cantidades indicadas de sal, aceite y el vinagre de una sola vez. Comienza agregando cantidades mínimas de estos tres ingredientes. Luego acciona la batidora y prueba la mezcla. Si deseas un color naranja, añade un poco más de aceite. Si pones menos aceite, la coloración de tu gazpacho se tornará roja. El aceite actúa como emulsionante y hace que la mezcla adquiera una textura más densa. Dependerá de tus gustos la cantidad de aceite final añadido. Adiciónalo lentamente y poco a poco. Cada vez que agregues aceite debes batir nuevamente a máxima potencia hasta obtener la consistencia, el sabor y el aspecto deseado.

Sexto paso:

  • Para terminar con la preparación del gazpacho de sandía, se procede a tomar la mezcla y colarla con la finalidad de eliminar los restos de pieles que hayan quedado al final de la elaboración. Si deseas una mezcla muy líquida, utiliza un colador fino y, si deseas una preparación algo más cremosa, utiliza un colador de agujeros más grandes. También puedes agregar agua fría o un poco más de pan para obtener una mejor consistencia: más líquida, agregas agua; más cremosa, agregas pan.

Séptimo paso:

  • Para que tu gazpacho resulte tan rico como refrescante, debes servirlo frío. Antes de servir, deja reposar por unos minutos metido en la nevera. Y si gustas, puedes conservarlo por más tiempo (dos o tres días) y disfrutarlo como aperitivo, ¡verás que sienta genial! Además, en el momento de servirlo, puedes añadir un toque personal colocando hojas de albahaca, menta o un poco de aceite de oliva virgen. También puedes combinar con taquitos de jamón o aceitunas picadas.

Puntuación del editor:
5
gazpacho de sandía

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.