▷ Bizcocho de naranja sanguina: De 10 | FrutaMare
5
(8)

Cuando se acerca la tarde y queremos compartir un café o una taza de té, nada mejor que acompañarlo con un delicioso bizcocho. El bizcocho de naranja sanguina también es muy bueno para desayunar o de postre luego de una rica comida. De cualquier forma siempre queda genial. Y lo mejor, hoy en FrutaMare te traemos una receta súper sencilla de bizcocho de naranja sanguina que estamos seguros de que vas a amar.

Antes de contarte sobre la receta, queremos hablarte de este tipo de naranja. La sanguina, principalmente se caracteriza por el color rojizo de su piel y sobre todo de su pulpa, la que puede variar desde rosa, hasta color rojo oscuro, e incluso, tornarse casi negra, esto depende de su lugar de cultivo y las condiciones de crecimiento. El color rojo que distingue a la sanguina del resto de las naranjas se debe a la presencia de antocianinas, una familia de pigmentos hidrosolubles con propiedades antioxidantes que es más común en muchas flores y frutos, y poco frecuente en los cítricos.

Este tipo de naranja, también conocida como naranja de sangre, es una mutación de la naranja dulce, que se produce de forma natural cuando se dan las condiciones adecuadas.

Además de su color, otro rasgo que bien define a la naranja roja o sanguina es su baja acidez, que según las variedades de naranjas puede ser agridulce o muy dulzona. Por lo general, casi todas las variedades de sanguinas superan, en vitaminas y antioxidantes, a las naranjas de mesa o de zumo común.   

Así pues, rica en aromas, de sabor intenso o con toques agridulces, refrescante y con elegantes notas de frutos rojos, la sanguina es una variedad de naranja muy codiciada por pasteleros y chefs, y muy apreciada, especialmente, para la elaboración de postres y dulces, para refrescar platos grasos y para avivar sabores. Igualmente, las sanguinas se consideran una fuente valiosa de ácido fólico, muy importante para reducir los riesgos de cardiopatías, y recomendado durante la formación del feto en mujeres embarazadas.

Para aprovechar los beneficios de las sanguinas y preparar los mejores bizcochos o postres que jamás hubieras imaginado hacer, te invitamos a comprar naranjas sanguinas en la mejor de las tiendas online de frutas y verduras: FrutaMare, donde no solo encuentras variedad y un gran surtido de productos frescos, sino excelente calidad y buen servicio.

Lista de la compra para hacer Bizcocho de naranja sanguina

Para preparar un delicado, nutritivo y rico bizcocho de naranja sanguina, vas a necesitar comprar naranjas sanguinas y si son de temporada, mejor. En nuestra receta vamos a hacer tres elaboraciones, de modo que vamos a requerir los siguientes ingredientes:

Para el bizcocho:

  • Ralladura de dos naranjas sanguinas
  • Zumo de naranja sanguina (100 ml)
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 200 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 3 huevos
  • 1 yogurt natural
  • 150 gramos de azúcar
  • Levadura química (una cucharadita)
  • Extracto de vainilla (una cucharadita)
  • Una pizca de sal

Para el glaseado:

  • Zumo de naranja sanguina (1 naranja)
  • 150 gramos de azúcar glas

Para el almíbar:

  • Zumo de naranja sanguina (50 gramos)
  • Azúcar (50 gramos)

Para decorar (opcional)

  • Rodajas de naranja sanguina caramelizada

Preparación de la receta Bizcocho de naranja sanguina

Preparar postres combinados con frutas es una genialidad en la industria de los dulces y repostería. En este post vamos a preparar un bizcocho que, al igual que el bizcocho de mandarina, el de limón o naranja tradicional, es espectacular. El bizcocho de naranja sanguina es delicioso. Su atractivo olor, su delicada textura y su increíble sabor es irresistible a cualquier paladar. Aquí te vamos a mostrar no solo cómo se hace el bizcocho solo, sino lo que adicionalmente puedes preparar si deseas un bizcocho más dulce o con mayor humedad. Todo va a depender de tus gustos y de la ocasión.

Nuestro bizcocho consta de tres elaboraciones: el bizcocho base, un almíbar en el que bañaremos el bizcocho, y un glaseado que pondremos al final. Veremos que las tres elaboraciones llevan sanguina. Eres libre de elegir preparar solo el bizcocho, hacerlo junto con el almíbar o incluir el glaseado al final. Sea cual sea tu elección, te va a quedar genial. ¿Estás listo? ¡Adelante!

Primer paso. Preparación del molde

Antes de comenzar a preparar la mezcla del bizcocho, precalentamos el horno a 170 º C y preparamos el molde en el que vamos a vaciar la mezcla de bizcocho, lo engrasamos con un poco de mantequilla y enharinamos con harina de repostería.  

Segundo paso. Preparación de la mezcla

Para preparar la mezcla procedemos de la siguiente forma:

  • Tomamos un bol y colocamos la mantequilla con el azúcar. Batimos bien (con batidora) durante unos 5 minutos hasta lograr que la mezcla blanquee y aumente de volumen.
  • Añadimos a la mezcla la ralladura de la piel de sanguina (recuerda evitar rallar la parte blanca) y la vainilla. Batimos por un par de minutos más.
  • Comenzamos a añadir poco a poco los huevos, de uno en uno, de forma tal de ir integrando con la mezcla (hasta que uno no se haya integrado por completo, no añadir el siguiente huevo). Usar velocidad media-alta para facilitar la integración.
  • Tamizamos la harina de repostería junto con la levadura y la pizca de sal. En este momento la vamos a ir añadiendo poco a poco (recomendamos ir agregando la harina por porciones) mientras agitamos a velocidad baja. También sugerimos batir sin excederse, ya que esto haría que el gluten se desarrollara, y al final, obtendríamos un bizcocho seco y apelmazado, cosa que no deseamos.
  • Luego de terminar de agregar la harina, añadimos el zumo de naranja sanguina y mezclamos bien.
  • Enseguida, agregamos el yogurt y batimos hasta integrarlo. Si se observan restos de harina o yogurt sin integrar, se puede terminar de mezclar con una espátula para evitar el exceso de batido.

Tercer paso. Hornear

Una vez que tengamos nuestra mezcla de bizcocho lista, vertemos en el molde previamente preparado (primer paso) y lo metemos en el horno por aproximadamente 45 minutos. Este es el tiempo estimado para que tu bizcocho esté listo, sin embargo, como cada horno es diferente, podemos vigilar su cocción a partir de los 30 minutos de estar en el horno, para ello podemos usar la técnica del palillo: introducimos el palillo y si sale seco significa que nuestro bizcocho está listo, si por el contrario, sale húmedo, hay que dejarlo por un tiempo más.

Listo el bizcocho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde durante unos 10 minutos. Mientras se enfría vamos a seguir con el siguiente paso.  

Cuarto paso. Preparamos el almíbar

Tomamos un cazo y ponemos a calentar (a fuego bajo) el zumo de naranja con el azúcar. Removemos constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. No es necesario dejar hervir, lo que se quiere es que todo el azúcar se disuelva.

Quinto paso. Humedecemos el bizcocho con el almíbar

En este paso, vamos a tomar el bizcocho y por la parte de arriba (con un palillo) haremos agujeritos. Luego con una cuchara vamos a ir poniendo el almíbar por los agujeritos, de forma que el almíbar vaya penetrando en el interior del bizcocho. Dejamos en reposo por unos diez minutos. Después, procedemos a desmoldar y lo colocamos sobre una rejilla.

Sexto paso. Preparación del glaseado

En un bol pequeño tamizamos el azúcar glas y vamos a ir agregando el zumo de naranja sanguina hasta lograr un espesor parecido al yogurt griego. Cuanta más azúcar se agregue, más espeso quedará. Entonces, sin dejar de remover, vamos a ir añadiendo zumo poco a poco, de modo que el azúcar se vaya disolviendo y obtengamos el espesor deseado. El color de este glaseado es un espectáculo. ¡Su color rosa o rojo natural queda genial!

Séptimo paso. Glasear el Bizcocho

El glaseado preparado en el paso anterior lo vamos a colocar por encima del bizcocho, es decir, lo vamos a extender a lo largo de toda la superficie. Finalmente, se deja enfriar bien el bizcocho y, antes de servir, se deja secar bien el glaseado. Si gustas, para decorar puedes caramelizar una naranja sanguina en rodajas y ponerla como adorno.

Aquí tenemos nuestro bizcocho de naranja sanguina listo. Tres elaboraciones que llevan sanguina y que hacen que tengamos un postre lleno de sabor. Para probar más recetas como estas puedes probar también nuestro bizcocho de mandarina y yogur, una receta que te va a encantar.

La naranja sanguina es el ingrediente protagonista en este bizcocho. Y es que, debido a su atractivo color y al equilibrado sabor de su zumo, en los últimos años esta variedad de naranja ha ido ganando fama en la cocina, convirtiéndose en un ingrediente perfecto para preparar infinidad de platos frescos como ensaladas o aliños aromáticos. No obstante, su mayor demanda ha sido en la elaboración de dulces, ya que su jugosidad y el contraste de sabores amargos y dulces que aporta a masas de pasteles y bizcochos resulta sorprendente.

Por otro lado, la sanguina se destaca por sus propiedades y beneficios que aporta al organismo. Es una fruta con alto contenido en vitaminas y antioxidantes, lo que se asocia directamente con el característico color que las define debido a las antocianinas, pigmentos que retrasan el envejecimiento celular, son capaces de controlar la acumulación de colesterol en sangre, reducen el riesgo de cardiopatías y previenen la formación de tumores y algunos tipos de cáncer.

De modo que hemos preparado un bizcocho delicioso con zumo de naranjas sanguinas, lleno de vitaminas, rico en fibra, ácido fólico y muchos otros nutrientes.

Sin duda, el bizcocho de naranja sanguina es un postre lleno de sabor y esponjosidad que te va a enamorar. Además, puedes elegir hacer el bizcocho solo o combinarlo con almíbar y glaseado. Y si eres más atrevido, recuerda que también puedes caramelizar unas rodajas de sanguina para decorar.  Te aseguramos que el bizcocho de naranja con sanguina solo, con almíbar (sin o con glaseado) y decorado o no, te va a encantar y lo vas a disfrutar. ¡Hazlo y pruébalo a tu gusto!

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Bizcocho de naranja sanguina
Bizcocho de naranja sanguina 1

Cuando se acerca la tarde y queremos compartir un café o una taza de té, nada mejor que acompañarlo con un delicioso bizcocho. El bizcocho de naranja sanguina también es muy bueno para desayunar o de postre luego de una rica comida. De cualquier forma siempre queda genial. Y lo mejor, hoy en FrutaMare te traemos una receta súper sencilla de bizcocho de naranja sanguina que estamos seguros de que vas a amar.

Tipo: Postre

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Bizcocho de naranja sanguina

Rendimiento de la receta: 5 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 45M

Tiempo total: 50M

Ingredientes de la receta:

  • Ralladura de dos naranjas sanguinas
  • Zumo de naranja sanguina (100 ml)
  • 200 gramos de harina de repostería
  • 200 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 3 huevos
  • 1 yogurt natural
  • 150 gramos de azúcar
  • Levadura química (una cucharadita)
  • Extracto de vainilla (una cucharadita)
  • Una pizca de sal

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

Antes de comenzar a preparar la mezcla del bizcocho, precalentamos el horno a 170 º C y preparamos el molde en el que vamos a vaciar la mezcla de bizcocho, lo engrasamos con un poco de mantequilla y enharinamos con harina de repostería.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Segundo paso:

Para preparar la mezcla procedemos de la siguiente forma: Tomamos un bol y colocamos la mantequilla con el azúcar. Batimos bien (con batidora) durante unos 5 minutos hasta lograr que la mezcla blanquee y aumente de volumen. Añadimos a la mezcla la ralladura de la piel de sanguina (recuerda evitar rallar la parte blanca) y la vainilla. Batimos por un par de minutos más. Comenzamos a añadir poco a poco los huevos, de uno en uno, de forma tal de ir integrando con la mezcla (hasta que uno no se haya integrado por completo, no añadir el siguiente huevo). Usar velocidad media-alta para facilitar la integración. Tamizamos la harina de repostería junto con la levadura y la pizca de sal. En este momento la vamos a ir añadiendo poco a poco (recomendamos ir agregando la harina por porciones) mientras agitamos a velocidad baja. También sugerimos batir sin excederse, ya que esto haría que el gluten se desarrollara, y al final, obtendríamos un bizcocho seco y apelmazado, cosa que no deseamos. Luego de terminar de agregar la harina, añadimos el zumo de naranja sanguina y mezclamos bien. Enseguida, agregamos el yogurt y batimos hasta integrarlo. Si se observan restos de harina o yogurt sin integrar, se puede terminar de mezclar con una espátula para evitar el exceso de batido.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Tercer paso:

Una vez que tengamos nuestra mezcla de bizcocho lista, vertemos en el molde previamente preparado (primer paso) y lo metemos en el horno por aproximadamente 45 minutos. Este es el tiempo estimado para que tu bizcocho esté listo, sin embargo, como cada horno es diferente, podemos vigilar su cocción a partir de los 30 minutos de estar en el horno, para ello podemos usar la técnica del palillo: introducimos el palillo y si sale seco significa que nuestro bizcocho está listo, si por el contrario, sale húmedo, hay que dejarlo por un tiempo más. Listo el bizcocho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde durante unos 10 minutos. Mientras se enfría vamos a seguir con el siguiente paso.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Cuarto paso:

Tomamos un cazo y ponemos a calentar (a fuego bajo) el zumo de naranja con el azúcar. Removemos constantemente hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. No es necesario dejar hervir, lo que se quiere es que todo el azúcar se disuelva.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Quinto paso:

En este paso, vamos a tomar el bizcocho y por la parte de arriba (con un palillo) haremos agujeritos. Luego con una cuchara vamos a ir poniendo el almíbar por los agujeritos, de forma que el almíbar vaya penetrando en el interior del bizcocho. Dejamos en reposo por unos diez minutos. Después, procedemos a desmoldar y lo colocamos sobre una rejilla.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Sexto paso:

En un bol pequeño tamizamos el azúcar glas y vamos a ir agregando el zumo de naranja sanguina hasta lograr un espesor parecido al yogurt griego. Cuanta más azúcar se agregue, más espeso quedará. Entonces, sin dejar de remover, vamos a ir añadiendo zumo poco a poco, de modo que el azúcar se vaya disolviendo y obtengamos el espesor deseado. El color de este glaseado es un espectáculo. ¡Su color rosa o rojo natural queda genial!

Bizcocho de naranja sanguina 2

Séptimo paso:

El glaseado preparado en el paso anterior lo vamos a colocar por encima del bizcocho, es decir, lo vamos a extender a lo largo de toda la superficie. Finalmente, se deja enfriar bien el bizcocho y, antes de servir, se deja secar bien el glaseado. Si gustas, para decorar puedes caramelizar una naranja sanguina en rodajas y ponerla como adorno. Aquí tenemos nuestro bizcocho de naranja sanguina listo. Tres elaboraciones que llevan sanguina y que hacen que tengamos un postre lleno de sabor. Para probar más recetas como estas puedes probar también nuestro bizcocho de mandarina y yogur, una receta que te va a encantar.

Bizcocho de naranja sanguina 2

Puntuación del editor:
5

Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Utilizamos cookies propias y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.