▷ Bizcocho de mandarina y yogur | FrutaMare

Que la cocina tiene un gran componente lúdico es una afirmación con la cual seguramente la mayoría estaremos de acuerdo. De niños nos encantaba decorar los platos o poner la guinda al pastel. Con el tiempo es fácil perder esa ilusión, pero nunca es tarde para recuperarla. ¿Qué tal empezar por un delicioso bizcocho de mandarina y yogur? 

No proponemos dedicar más tiempo que el que tenemos a cocinarlo. En absoluto. Lo que te sugerimos es volver a “jugar” en la cocina gracias a este bizcocho de mandarina y yogur. Reemprender o iniciarte, según el caso, en el arte de la repostería. Ya sabes que las existencias de harina y levadura se agotaron durante los primeros meses de esta maldita pandemia que hemos vivido. El confinamiento nos hizo amantes de los bizcochos caseros. 

Quizá la repostería sea el ámbito gastronómico menos “arriesgado”, porque no constituye el plato principal y, además, suele contar con pocos ingredientes… pero a la vez es de los más resultones. Imagina presentarte en casa de los anfitriones de cualquier cena con un bizcocho de mandarina y yogur preparado por sorpresa. ¡Les dejarás con la boca abierta! 

Precisamente por eso escogemos este bizcocho, para empezar por lo más sencillo y a la vez lo más sabroso. Estés o no acostumbrado a preparar postres, la receta del bizcocho de mandarina y yogur es sencillísima y sus resultados son infalibles. 

Antes de empezar, mencionamos los beneficios y propiedades de esta elaboración. Un bizcocho contiene hierro, proteínas, calcio, fibra, potasio, zinc, yodo, carbohidratos, fósforo, azúcar y vitaminas de los grupos A, B, C, D, E y K. Naturalmente, todo ello en diferentes dosis. Ronda las 300-400 kcal cada 100g. 

El yogur también está repleto de propiedades, aunque probablemente lo conozcas por una de las cosas que le ha dado mayor fama a nivel internacional: favorece el tránsito intestinal. 

Si hablamos del tercer protagonista principal en la receta de bizcocho de mandarina y yogur, la mandarina, nuestra lista se hace aún más extensa: esta fruta es antioxidante, previene enfermedades hepáticas, cuida la piel, refuerza el sistema inmunológico… Y así podríamos seguir un rato largo. 

Una vez convencidos sobre la idoneidad de la receta de bizcocho de mandarina y yogur, y también sobre los beneficios que cada uno de sus ingredientes le aporta a nuestro organismo, nos queda lo básico: saber a dónde recurrir para encontrar las mejores mandarinas. Pues bien, en FrutaMare puedes comprar naranjas, mandarinas, fruta y verdura. Conseguirás las mejores mandarinas para tu receta, pero es que, además, contarás con un surtido de frutas y vegetales que enriquecerán tu dieta diaria.

Lista de la Bizcocho de mandarina y yogur

Aquí tienes los ingredientes necesarios para preparar tu bizcocho de mandarina y yogur. Por supuesto, para llevar a cabo esta receta es esencial comprar mandarinas. Este es el resto de alimentos que debes comprar:

  • 1 yogur natural 
  • 3 mandarinas 
  • 3 medidas de yogur de harina de trigo 
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 huevos 
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva. 
  • 1 sobre de levadura (16 g) 

Preparación de la receta Bizcocho de mandarina y yogur

Como comprobarás en un minuto, la preparación de la receta de bizcocho de mandarina y yogur es muy sencilla, tanto como la de mermelada de mandarina. Ya antes de empezar hemos pretendido facilitarte las cosas al sustituir los formatos de medida de las cantidades por un vaso de yogur como medida de referencia. Así no te hará falta ponerte a calcular de manera exhaustiva. 

Por otra parte, compartimos contigo los utensilios que vas a necesitar durante la preparación del bizcocho de yogur y mandarina. Estos son, básicamente, los siguientes: 

  • Un bol 
  • Papel de horno (en general sirve colocarlo sobre la bandeja para que los ingredientes no se peguen) 
  • Unas varillas para remover  
  • Una batidora 
  • Un colador 
  • Un molde redondo de 28 cm o con agujero en el centro. Como prefieras. 
  •  Un rallador

Ahora sí, ¡comenzamos!

Primer paso:

Precalentamos el horno a 180°. 

Mientras tanto, vamos a preparar la masa. Vierte el yogur en un recipiente ancho, tipo bol. 

Lava las mandarinas y ralla la piel de la mandarina prescindiendo de la parte blanca que suele estar adherida a ella. 

Pela las mandarinas y pon los gajos – si es posible antes quítales las características fibras blancas – dentro del bol. También tienes la opción de exprimir el zumo de mandarina y verterlo en el recipiente. 

Añade una medida de yogur (ya sabes que el vaso es la referencia) de aceite de oliva, los tres huevos y las dos medidas de azúcar. 

Coge la batidora o túrmix y tritúralo todo de tal modo que quede perfectamente integrado. 

Ya tienes una parte hecha. Vamos a por el siguiente paso en la elaboración de este bizcocho casero de mandarina y yogur. 

Segundo paso:

Ha llegado el momento de incorporar al recipiente tipo bol las 3 medidas de yogur de harina tamizándolas con un colador, así como el sobre de levadura. Este también debes filtrarlo antes a través del colador. 

Una vez hecho esto, remueve bien la mezcla con la ayuda de una varilla destinada a ese fin o de cualquier otro utensilio de cocina que te sirva para ello. El objetivo es que quede una masa relativamente densa, tirando a líquida. 

Resumiendo: se trata simplemente de mezclar en un bol los ingredientes sugeridos y en las proporciones indicadas. Acto seguido tienes que triturar y mezclar muy bien el contenido. Esto lo hacemos como paso previo a introducir la masa en un molde apto para horno y añadir la harina y la levadura tamizándolas sobre el recipiente. 

Tercer paso:

Solo te falta llevar la mezcla al molde que colocaremos en el horno. Eso sí, antes habrás de engrasarlo con alguna clase de spray desmoldante. También puedes conseguirlo untándolo con mantequilla. 

Vierte la masa que has hecho en el molde y ponlo en el horno a 180º durante unos 30 minutos. Transcurrido ese tiempo puedes comprobar si tu bizcocho casero está listo pinchando con un palillo. En caso de que después de pincharlo extraigas el palillo totalmente limpio, ya puedes apagar el horno. Una vez apagado, deja el bizcocho un ratito dentro del horno con la puerta entreabierta, y después colócalo sobre una superficie idónea para que termine de enfriarse. 

¡Ya tienes tu bizcocho de mandarina y yogur listo! Todo el proceso no te habrá tomado más de 30 o 35 minutos, y el resultado será totalmente delicioso. Cuando compruebes lo bueno que está y lo sencillo que ha resultado prepararlo, seguro que querrás seguir elaborando otras recetas dulces, como el bizcocho de chocolate y nueces o el pastel de naranja

 Ya lo has visto, con una sencilla elaboración tienes desayuno, merienda o postre para toda la semana. O, si estás realmente orgulloso del resultado (que seguro que sí), también puedes regalarle tu bizcocho de mandarina y yogur a alguien a quien quieras sorprender. 

Los bizcochos caseros son la mejor forma de adentrarnos en el ámbito de la repostería. La del bizcocho es un tipo de receta que admite tanto a expertos reposteros como a aquellos que nos estamos estrenando en ese arte, quizás a raíz del pasado confinamiento. 

Si ya te has iniciado en la repostería, puedes ir subiendo peldaño a peldaño en la complejidad de las recetas que prepares. Si no es así, hay un montón de bizcochos sencillos que, igual que este de mandarina y yogur, podrás elaborar tomando una fruta como base. Nos referimos a los bizcochos de naranja, limón, manzana, zanahoria, al pan de plátano…

También hay otros tipos de bizcocho en los que esta fruta está confitada, o combinada con otros elementos, como chocolate, nata o queso. Sea como sea, el mar de opciones es infinito, y todas estas recetas son una muy buena opción para dar tus primeros pasos en un mundo tan apasionante como el de la repostería. En él, el éxito (tanto para ti como para los comensales que degusten tus obras) está asegurado. 

Bizcocho de mandarina y yogur
Bizcocho de mandarina y yogur 1

Que la cocina tiene un gran componente lúdico es una afirmación con la cual seguramente la mayoría estaremos de acuerdo. De niños nos encantaba decorar los platos o poner la guinda al pastel. Con el tiempo es fácil perder esa ilusión, pero nunca es tarde para recuperarla. ¿Qué tal empezar por un delicioso bizcocho de mandarina y yogur?

Tipo: Postre

Cocina: Dulce

Palabras claves: Bizcocho de mandarina y yogur

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 40M

Tiempo total: 45M

Ingredientes de la receta:

  • 1 yogur natural
  • 3 mandarinas
  • 3 medidas de yogur de harina de trigo
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 medida de yogur de aceite de oliva.
  • 1 sobre de levadura (16 g)

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Precalentamos el horno a 180°. Mientras tanto, vamos a preparar la masa. Vierte el yogur en un recipiente ancho, tipo bol. Lava las mandarinas y ralla la piel de la mandarina prescindiendo de la parte blanca que suele estar adherida a ella. Pela las mandarinas y pon los gajos - si es posible antes quítales las características fibras blancas - dentro del bol. También tienes la opción de exprimir el zumo de mandarina y verterlo en el recipiente. Añade una medida de yogur (ya sabes que el vaso es la referencia) de aceite de oliva, los tres huevos y las dos medidas de azúcar. Coge la batidora o túrmix y tritúralo todo de tal modo que quede perfectamente integrado.

Segundo paso:

  • de harina tamizándolas con un colador, así como el sobre de levadura. Este también debes filtrarlo antes a través del colador. Una vez hecho esto, remueve bien la mezcla con la ayuda de una varilla destinada a ese fin o de cualquier otro utensilio de cocina que te sirva para ello. El objetivo es que quede una masa relativamente densa, tirando a líquida. Resumiendo: se trata simplemente de mezclar en un bol los ingredientes sugeridos y en las proporciones indicadas. Acto seguido tienes que triturar y mezclar muy bien el contenido. Esto lo hacemos como paso previo a introducir la masa en un molde apto para horno y añadir la harina y la levadura tamizándolas sobre el recipiente.

Tercer paso:

  • Solo te falta llevar la mezcla al molde que colocaremos en el horno. Eso sí, antes habrás de engrasarlo con alguna clase de spray desmoldante. También puedes conseguirlo untándolo con mantequilla. Vierte la masa que has hecho en el molde y ponlo en el horno a 180º durante unos 30 minutos. Transcurrido ese tiempo puedes comprobar si tu bizcocho casero está listo pinchando con un palillo. En caso de que después de pincharlo extraigas el palillo totalmente limpio, ya puedes apagar el horno. Una vez apagado, deja el bizcocho un ratito dentro del horno con la puerta entreabierta, y después colócalo sobre una superficie idónea para que termine de enfriarse.

Puntuación del editor:
5
Bizcocho de mandarina y yogur
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.