Gelatina de naranja un postre perfecto para todo el año

¡Siempre PORTES GRATIS! (Península)

La gelatina de naranja es un postre muy refrescante, que tiene un color naranja muy intenso. Es un postre ideal tanto para invierno como para los meses de más calor. También es perfecto para consumir vitamina C.

La gelatina de naranja también es un postre muy atractivo para los más pequeños, por ser divertido, por su color y textura. Además es perfecto para calmar la inflamación de las encías en los procesos de dentición o causados por las ortodoncias. Es una opción fantástica para una fiesta infantil, ya que es muy fácil de hacer, es muy sano y está muy buena. Es una fantástica forma de que los niños se animen a comer fruta.

La gelatina de naranja no es solo beneficiosa para los más pequeños, si no que es buena para todas las edades, ya que con la gelatina se está favoreciendo el consumo de líquidos y la hidratación, al tiempo que contribuye al fortalecimiento de los huesos.

La gelatina de naranja se puede comer tanto como postre, en la merienda o en el desayuno, incluso puede ser un complemento perfecto para un bizcocho de limón, un sorbete de limón, pudin de naranja o mermelada de naranja.

Ingredientes

  • 5 naranjas
  • 6 laminas de gelatina
  • 50g de azúcar

Preparación de la receta de gelatina de naranja

Lo primero que debes de hacer es poner las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.

Luego tienes que lavar bien las naranjas. Debes exprimir las 5 naranjas, las tienes que partir por la mitad y exprimirlas. Muy importante, no tires la piel de la naranja que la vamos a utilizar como recipiente para la gelatina. Cuando ya tienes el zumo exprimido es recomendable que lo cueles para obtener un líquido liso y suave.

Cuando ya tengas el zumo de naranja, ponlo en un cazo a fuego lento para que empiece a calentarse. Es muy importante que en ningún momento llegue a hervir. Cuando este caliente añade el azúcar. Si pruebas el zumo y está a tu gusto, puedes no añadir el azúcar, esto dependerá del dulzor de las naranjas y de lo dulce que te guste la gelatina.

Cuando el zumo esté caliente, pon el fuego al mínimo y ve añadiendo al cazo una a una las hojas de gelatina bien escurridas, y remueve todo para que se mezcle bien la gelatina con el zumo y el azúcar si lo has añadido.

Ahora debes de añadir la gelatina en las medias cascaras de naranja, o si lo prefieres en vasitos de cristal para servirla de forma individual. Si prefieres hacer una gelatina grande y cortarla en porciones debes de verter el líquido en un recipiente de cristal.

Debes dejar enfriar la gelatina a temperatura ambiente y luego meterla en el frigorífico unas 3 horas para que se enfríe. Aunque es mejor consumir de un día para otro.