▷ Atrévete a Preparar un Flan de Mandarina | FrutaMare

Una de las características de la famosa cocina creativa es la innovación. Tranquilo, no vamos a dedicar este artículo a hablar de técnicas vanguardistas, ni elementos que nunca antes se hayan empleado en la gastronomía. Nuestro protagonista es otro: el flan de mandarina. 

Así pues, hablamos de un plato tradicional al que queremos darle una pequeña “vuelta de tuerca”. Nos referimos a introducir una mínima variación en su composición o preparación, para que “lo de siempre” no acabe resultándonos aburrido. A veces es suficiente con sustituir un ingrediente por otro para darle un toque completamente distinto a una elaboración. 

Un flan casero no parece revolucionario, pero si cambias la leche por zumo de mandarina la cosa cambia, ¿no crees? Esta es una variación que agradecerán los intolerantes a la lactosa, pero no solo ellos. También lo agradecerá tu paladar, que descubrirá un toque cítrico, entre ácido y amargo, que tan bien casa con la mayoría de platos dulces o salados.

Hemos elegido la mandarina por muchos motivos. Para empezar, por tratarse de una fruta de la temporada en la cual entramos (otoño – invierno) y por ofrecer su óptimo consumo nutricional justo en estos meses de noviembre y diciembre. También por sus excelentes valores nutricionales y, cómo no, por su sabor, aroma, e incluso aspecto.

La mandarina ha entrado con fuerza en la gastronomía actual. La razón hay que buscarla en las peculiaridades de esta fruta, que combinan de manera excelente con una amplia variedad de creaciones culinarias.

Como comprobarás a lo largo de esta receta de flan de mandarina, no es necesario invertir mucho tiempo en la preparación de recetas complejas para llevar algo original a tu mesa. Un “simple” flan casero puede hacerlo.

A continuación te daremos algunas recomendaciones y, por supuesto, la receta de flan casero detallada paso a paso. Antes de empezar, debemos hacer una parada en la frutería para encontrar nuestras mandarinas. Y no hay mejor opción que FrutaMare, donde podrás comprar naranjas, mandarinas, fruta y verdura de la mejor calidad. No solo tendrás la opción de adquirir el ingrediente básico de esta receta de flan de mandarina, sino también una multitud de frutas y verduras que llenarán de sabor y color tus platos diarios.

Lista de la compra Flan de mandarina

La lista de la compra para preparar un delicioso flan de mandarina es muy pequeña. Lo básico es comprar mandarinas. Estos son los otros ingredientes que necesitarás para 6 personas:

  • ½ litro de zumo de mandarina 
  • 6 huevos 
  • 120 g. de azúcar 
  • 1 rama de canela 
  • Caramelo 

Preparación de la receta Flan de mandarina

Verás que se trata de una receta sencillísima. 10 minutos (sin incluir el tiempo de horneado) serán suficientes. 

Al principio de este artículo te decíamos que una de las características de la cocina creativa era la innovación. Otra es la presentación del plato. Tomarse unos minutos más para el emplatado y decorarlo de forma atractiva le otorgará a tu flan de mandarina un plus que los comensales agradecerán. 

En este caso, hay quienes proponen cortar la parte superior de la mandarina a modo de tapa, vaciar la pulpa y conservarla. Puedes aprovechar el interior para rellenarlo con aquello que consideres que encaja bien (tal vez el mismo zumo de mandarina, o incluso complementos, como una vela).  

Se trata de llevar a la mesa algo a lo que tus invitados no estén acostumbrados, darle un toque original que hará que recuerden tu flan casero de mandarina por algo más que su sabor delicioso. 

Esta recomendación también la aplicamos a otros buenísimos dulces de preparación muy sencilla, como la mermelada de mandarina o el bizcocho de mandarina y yogur.

Ahora sí, ¡vamos a ello!

Primer paso:

Prepara el caramelo. Para ello pon en una sartén antiadherente el azúcar y una pizca de agua (muy poca) a fuego medio alto. Deja que el azúcar se derrita y adquiera un color dorado. 

Acto seguido, viértelo en un molde o flanera de acero o silicona (en este último caso procura que sea de cierta calidad) y espárcelo por la base con un pincel, un trozo de papel absorbente, o cualquier herramienta que te sirva para ello. Puede ser un único molde o varios moldes individuales. Quizá la segunda opción necesite menos tiempo. Tú decides en función del tiempo que le puedas dedicar, o de la presentación de los flanes que tengas en mente. 

A la vez, empieza a preparar el zumo de mandarina. Para ello, cuela el zumo de mandarina para apartar la pulpa. Derrámalo dentro de una olla con la rama de canela y después hierve durante unos tres minutos. Déjalo enfriar. 

Segundo paso:

Bate los huevos con el azúcar enérgicamente hasta que la mezcla se aclare tanto que parezca blanca. Al hacerlo, aumenta de volumen y se queda espumosa. Ves incorporando lentamente el zumo de mandarina. Mientras tanto, continúa batiendo. Queremos que todo se integre y quede una mezcla homogénea. 

Una vez hecho, lo viertes en el molde donde ya estaba el caramelo untado. Unos minutos antes, habrás precalentado el horno a temperatura entre 170º – 190° con calor arriba y abajo. 

Ahora pon el molde dentro de un recipiente más grande para cocer al baño maría. Colócalo en el horno al rango de temperatura indicado durante unos 40 minutos. Como siempre, esto son tiempos aproximados, por lo que te sugerimos que vayas echando un vistazo a tu flan de mandarina para comprobar que esté cuajando. 

Cuando esté listo, retíralo del horno y déjalo enfriar para que quede a temperatura ambiente. Luego llévalo al frigorífico, donde deberá permanecer unas horas. 

El día que te dispongas a servir tu flan de mandarina, desmóldalo y decóralo como prefieras (con ralladura de mandarina, con unas hojitas de menta…). Puedes acompañarlo de las mandarinas vaciadas para que resulte más atractivo. La decoración también adquiere un papel muy importante en otras de las elaboraciones que puedes hacer con esta fruta, como la tarta de mandarina o la mousse de mandarina.

Esta es la receta de flan que te proponemos. Es un flan casero, sí, pero no el de “toda la vida”. Es una elaboración distinta, una magnífica alternativa para las personas intolerantes a la lactosa, y en general para todos aquellos que quieran probar cosas nuevas, introducir alguna variación al flan de mandarina. 

No olvidemos, por otra parte, las propiedades y consecuentes beneficios para la salud que proporciona el ingrediente principal de esta receta de flan casero. Obviamente hablamos de la mandarina. 

Este flan de mandarina es una forma diferente de consumir una fruta que te aporta mucha agua y pocas grasas. La mandarina posee vitaminas A, B1, B2, B3 y B6, además de minerales como el fósforo, el calcio o el magnesio. Además, cuenta con un elevado nivel de fibra que ayuda al correcto tránsito intestinal. A las mujeres embarazadas también les recomiendan consumir mandarina durante los primeros meses de gestación, por el ácido fólico y la provitamina A que contiene.

Ahora bien, al margen de su valor nutricional, la mandarina no tendría tanto éxito si no supiera tan bien como sabe. Combina como pocos sabores con elaboraciones dulces o saladas: puede servir de acompañamiento de segundos platos, y a la vez ser el ingrediente principal de una gran lista de postres.

Como ves, son muchas las razones que invitan a aprovechar un cítrico de producción propia y próxima como la mandarina. Esta fruta, además (por lo que respecta a la mandarina que te ofrecemos y que se recolecta en la zona levantina) puede presumir de una calidad excepcional. ¿A qué esperas para probarla?

Flan de mandarina
Flan de Mandarina 1

Una de las características de la famosa cocina creativa es la innovación. Tranquilo, no vamos a dedicar este artículo a hablar de técnicas vanguardistas, ni elementos que nunca antes se hayan empleado en la gastronomía. Nuestro protagonista es otro: el flan de mandarina.

Tipo: Postre

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Flan de Mandarina

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 35M

Tiempo total: 40M

Ingredientes de la receta:

  • ½ litro de zumo de mandarina
  • 6 huevos
  • 120 g. de azúcar
  • 1 rama de canela
  • Caramelo

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Prepara el caramelo. Para ello pon en una sartén antiadherente el azúcar y una pizca de agua (muy poca) a fuego medio alto. Deja que el azúcar se derrita y adquiera un color dorado. Acto seguido, viértelo en un molde o flanera de acero o silicona (en este último caso procura que sea de cierta calidad) y espárcelo por la base con un pincel, un trozo de papel absorbente, o cualquier herramienta que te sirva para ello. Puede ser un único molde o varios moldes individuales. Quizá la segunda opción necesite menos tiempo. Tú decides en función del tiempo que le puedas dedicar, o de la presentación de los flanes que tengas en mente. A la vez, empieza a preparar el zumo de mandarina. Para ello, cuela el zumo de mandarina para apartar la pulpa. Derrámalo dentro de una olla con la rama de canela y después hierve durante unos tres minutos. Déjalo enfriar.

Segundo paso:

  • Bate los huevos con el azúcar enérgicamente hasta que la mezcla se aclare tanto que parezca blanca. Al hacerlo, aumenta de volumen y se queda espumosa. Ves incorporando lentamente el zumo de mandarina. Mientras tanto, continúa batiendo. Queremos que todo se integre y quede una mezcla homogénea. Una vez hecho, lo viertes en el molde donde ya estaba el caramelo untado. Unos minutos antes, habrás precalentado el horno a temperatura entre 170º - 190° con calor arriba y abajo. Ahora pon el molde dentro de un recipiente más grande para cocer al baño maría. Colócalo en el horno al rango de temperatura indicado durante unos 40 minutos. Como siempre, esto son tiempos aproximados, por lo que te sugerimos que vayas echando un vistazo a tu flan de mandarina para comprobar que esté cuajando. Cuando esté listo, retíralo del horno y déjalo enfriar para que quede a temperatura ambiente. Luego llévalo al frigorífico, donde deberá permanecer unas horas.

Puntuación del editor:
5
flan de mandarina
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.