▷ Toda la esencial del Mousse de Mandarina | FrutaMare

Terminó el verano. Ya estamos en otoño, pronto llegará el invierno. Nuestra dieta cambia. Las ensaladas dejan paso a los platos de cuchara. El cuerpo nos pide algo más consistente. Lo cierto es que cada estación posee características propias, también desde el punto de vista alimentario. En ese sentido, lo mejor es elaborar nuestros menús aprovechando los productos de temporada.  Ya sabrás que una de las frutas estrella de esta temporada es la mandarina, y de ahí la protagonista de nuestra receta: la mousse de mandarina.

Pero retrocedamos un poco… ¿por qué nos parece una sabia decisión valernos de los alimentos de temporada para preparar nuestros platos diarios? En primer lugar, porque se encuentran en su punto óptimo de maduración y consumo. Quizás esto suene nostálgico, ¿pero alguna vez has dicho “Esta fruta o verdura no sabe como las de antes”? Pues tenías toda la razón. Las frutas y hortalizas suelen recolectarse antes de finalizar su proceso de maduración en la mata. Este se completa en cámaras, lo que les impide desarrollar los mismos sabores que tendrían si fueran recogidas en el momento idóneo. 

En los últimos tiempos oímos decir que los mejores productos son los de peor apariencia. Tal vez no sea una regla exacta e infalible, pero es verdad que primamos la “belleza” por encima de la “fealdad” del producto, cuando la imagen externa no necesariamente va de la mano del sabor. Más bien al contrario. 

Si no te dejas guiar por la apariencia y escoges alimentos guiándote por un criterio de estacionalidad, la calidad de lo que consumes aumentará, y con ella su valor nutricional. No solo tendrán el sabor que echas de menos. También conservarán todas sus propiedades, con el consecuente beneficio para tu salud. 

Además, consumiendo productos de temporada ahorrarás. Aumenta la oferta, disminuye el precio. Doble ventaja: más bueno y más barato. Por si fuera poco todo lo demás, haciéndolo pones tu granito de arena en el cuidado medioambiental. Si optamos por el comercio de proximidad reducimos las emisiones de CO2 y combustibles fósiles provocados por el transporte desde puntos lejanos.

Afortunadamente, vivimos en una tierra rica y diversa. Hay muchos alimentos de otoño que enriquecerán tu dieta. Nos referimos a frutos secos, setas, higos, coliflor, membrillo, manzana, pera, uva plátano… Y, por supuesto, los cítricos. Tenemos el limón, la naranja… pero difícil pensar en una fruta que encaje mejor con todo que la mandarina. Platos dulces, salados, principales o postres, como esta sencillísima y sabrosa mousse de mandarina que te proponemos. 

Si te atrae probarla, lo principal es ir a por las mejores mandarinas. En Frutamare puedes comprar naranjas, mandarinas fruta y verdura de óptima calidad que te servirán para esta receta y para mucho más.

Lista de la Mousse de mandarina

Como te hemos avanzado, la preparación de esta receta de mousse de mandarina es sencillísima. Son pocos los ingredientes que necesitas, y en esta lista de la compra lo básico es comprar mandarinas. También te harán falta los siguientes alimentos:

  • 1 vaso de zumo de mandarinas 
  • 3 huevos medianos 
  • 250 ml de nata para cocinar 
  • 1 cucharadita de harina (de maíz) 
  • 5 cucharaditas de azúcar 
  • 4 láminas de gelatina
  • Zumo exprimido de ½ limón. 

Preparación de la receta Mousse de mandarina

Esta receta de mousse de mandarina es una receta sencilla y rápida (solo tardarás alrededor de 20 minutos). Por supuesto, con la práctica saldrá mejor cada vez. Pasa lo mismo con todas las recetas, como con la de mermelada de mandarina o con la de bizcocho de mandarina y yogur.

Para facilitarte el trabajo puedes organizarte antes de empezar. Solo necesitarás un cazo, un bol y una batidora. Si no tienes batidora, también te servirán unas varillas para remover. Usarlas resulta más cansado, pero es igual de efectivo. 

Hay un detalle importante en esta receta de mousse de mandarina. Nos referimos a montar las claras a punto de nieve. Si utilizas una batidora (o Thermomix) es sencillo: ponlas es un recipiente limpio y seco con una pizca de sal y agítalas a velocidad suave hasta formar espuma. Luego aumenta la potencia del aparato y continúa batiendo hasta que consigas crear una especie de masa compacta parecida a la nieve. 

Como te hemos dicho, puedes conseguir el mismo resultado de forma manual usando unas varillas u otro utensilio, aunque tardarás un poco más (pero a cambio “harás brazo”). 

Ahora sí, vamos con los pasos a seguir para preparar esta receta de mousse de mandarina. 

Primer paso: 

Lo primero es hacer el zumo de mandarina y el de limón. A continuación, pon en un bol las láminas de gelatina en agua fría para que se hidraten. 4 o 5 minutos serán suficientes. Se trata de que estén blandas. Una vez logrado, sácalas y escúrrelas bien con las manos. 

Ahora toca colocar la gelatina en el zumo de limón y ponerlo al baño maría. Usa la técnica que prefieras, por ejemplo, poniendo un cuenco dentro de una olla más grande a fuego medio. Agita con las varillas o con otro instrumento, pero sin demasiada brusquedad, suavemente. Queremos que la mezcla se disuelva por completo. 

Con esto tenemos la mitad de la preparación hecha. Vamos a por la segunda parte de esta receta de mousse de mandarina.

Segundo paso:

Coge los huevos y separa las claras de las yemas. Monta las claras a punto de nieve con tres cucharaditas de azúcar y resérvalas. 

Mientras tanto, en una olla o cazo mediano pon las yemas con las otras dos cucharadas de azúcar a fuego bajo. Ves removiendo hasta que empiece a blanquear, e inmediatamente añade la maicena. Sigue removiendo, pero lentamente. 

Ahora ya apartamos del fuego. Vertemos el zumo de limón con las hojas de gelatina disueltas. Ahora es momento de montar la nata y añadirla junto al zumo de mandarina sin parar de remover. Incorporamos las claras y mezclamos con una espátula mediante movimientos envolventes con el objetivo de que todos los elementos se integren bien. 

Solo queda verter el resultado en vasitos de cristal, con lo que ya tendrías la presentación de la mousse de mandarina en formato individual. También puedes volcarlo en un recipiente grande formando una pieza y guardarlo en la nevera unas horas para que cuaje. Si usaras un molde, ten la precaución de untarlo con mantequilla. 

Puedes decorar la mousse de mandarina antes de servirla de la manera que prefieras: con unos gajos de mandarina, con la ralladura de la propia piel por encima o con cualquier otro elemento que vista el plato de postre. Puedes hacer lo mismo con otra deliciosa receta cuyo protagonista también es la mandarina, la de tarta de mandarina.

Esta receta de mousse de mandarina es, además de sencilla y rápida, sabrosa y nutritiva. Puedes servirla en ocasiones especiales (y justo en estas fechas se van acercando unas cuantas). Sin duda, con la mousse de mandarina quedarás bien ante tu familia, tus amigos o tus invitados.

Esta receta tiene ese toque cítrico que le da su ingrediente principal, además de una textura muy apetitosa y agradable. Por supuesto, también puedes prepararla como parte de tu rutina semanal de postres, ¿por qué no? 

Esta mousse de mandarina admite múltiples variantes, tanto en su forma de elaborarla como en los componentes utilizados. Por ejemplo, puedes prescindir del azúcar y poner en su lugar sirope, miel y yogures sin azúcar. También tienes la opción de hacer la mousse de mandarina con chocolate. Es un ingrediente que – al menos en opinión de la mayoría – le sienta bien a todos los dulces. Existiría incluso la posibilidad de elaborarla sin gelatina. Pero eso ya pertenece a otra receta. 

¿Tienes robot de cocina en casa? Mas fácil todavía. Junta yogures, zumo de mandarina y leche condensada en el vaso de la Thermomix. Programa quince segundos y elige la tercera velocidad. ¡Magia! Llévalo al frigorífico y ya está. 

La mousse de mandarina es solo una muestra del juego que le podemos sacar a la mandarina como fruta de temporada. ¡Anímate a probarla! 

Mousse de mandarina
Mousse de Mandarina 1

Terminó el verano. Ya estamos en otoño, pronto llegará el invierno. Nuestra dieta cambia. Las ensaladas dejan paso a los platos de cuchara. El cuerpo nos pide algo más consistente. Lo cierto es que cada estación posee características propias, también desde el punto de vista alimentario. En ese sentido, lo mejor es elaborar nuestros menús aprovechando los productos de temporada. Ya sabrás que una de las frutas estrella de esta temporada es la mandarina, y de ahí la protagonista de nuestra receta: la mousse de mandarina.

Tipo: Postre

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Mousse de mandarina

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 35M

Tiempo total: 40M

Ingredientes de la receta:

  • 1 vaso de zumo de mandarinas
  • 3 huevos medianos
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 1 cucharadita de harina (de maíz)
  • 5 cucharaditas de azúcar
  • 4 láminas de gelatina
  • Zumo exprimido de ½ limón.

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Lo primero es hacer el zumo de mandarina y el de limón. A continuación, pon en un bol las láminas de gelatina en agua fría para que se hidraten. 4 o 5 minutos serán suficientes. Se trata de que estén blandas. Una vez logrado, sácalas y escúrrelas bien con las manos. Ahora toca colocar la gelatina en el zumo de limón y ponerlo al baño maría. Usa la técnica que prefieras, por ejemplo, poniendo un cuenco dentro de una olla más grande a fuego medio. Agita con las varillas o con otro instrumento, pero sin demasiada brusquedad, suavemente. Queremos que la mezcla se disuelva por completo. Con esto tenemos la mitad de la preparación hecha. Vamos a por la segunda parte de esta receta de mousse de mandarina.

Segundo paso:

  • Coge los huevos y separa las claras de las yemas. Monta las claras a punto de nieve con tres cucharaditas de azúcar y resérvalas. Mientras tanto, en una olla o cazo mediano pon las yemas con las otras dos cucharadas de azúcar a fuego bajo. Ves removiendo hasta que empiece a blanquear, e inmediatamente añade la maicena. Sigue removiendo, pero lentamente. Ahora ya apartamos del fuego. Vertemos el zumo de limón con las hojas de gelatina disueltas. Ahora es momento de montar la nata y añadirla junto al zumo de mandarina sin parar de remover. Incorporamos las claras y mezclamos con una espátula mediante movimientos envolventes con el objetivo de que todos los elementos se integren bien.

Puntuación del editor:
5
Mousse de mandarina
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.