▷ Macedonia de naranja sanguina con mango | FrutaMare
0
(0)

Si hay algo que siempre apetece en cualquier época del año es una deliciosa fruta. Y estamos seguros de que si combinamos diferentes frutas en un solo plato, la experiencia se hace mucho mejor. Pero además, si preparamos una macedonia de naranja sanguina con mango, en donde se combinan diferentes tipos de frutas con otros ingredientes, tendremos un postre fantástico.

Pero, ¿qué es una macedonia? Curiosamente, el origen del término macedonia no tiene nada que ver con la cocina. Este término fue utilizado por primera vez por los franceses en el siglo XVIII y hacía referencia a una mezcla de cosas que se relacionaban entre sí, sin embargo, por algún motivo, se asoció con el Imperio de Macedonia creado por Alejandro Magno, en donde prevalecía la mezcla de diferentes culturas. De allí que macedonia hace referencia a la unión de varias cosas con distintas propiedades y variadas características, lo que al final, resulta en una combinación que suma beneficios en general.

Entonces, desde el punto de vista culinario, una macedonia es un postre delicioso, versátil, nutritivo y muy especial que resulta de la combinación de los sabores de distintos tipos de frutas, junto con otros ingredientes que añaden más sabor.

Estamos hablando de un postre ideal que sirve como digestivo luego de una comida copiosa, es perfecto para desayunar acompañado con cereales y algún lácteo, y muy práctico para merendar. Se trata de una forma de disfrutar y aprovechar las propiedades de muchas frutas, tal como si de una ensalada se tratase.

Ahora bien, cualquier receta de macedonia es totalmente personal. Para preparar una macedonia de frutas lo mejor es elegir frutas que sean de temporada y combinarlas de la manera que más nos guste. En esta ocasión vamos a preparar una macedonia de naranja sanguina con mango. Una preparación súper sencilla y muy original; pero, sobre todo, cargada de nutrientes y súper deliciosa.  

Los principales actores de esta receta de macedonia son la naranja sanguina y el mango. La naranja sanguina es una variedad de naranja con un particular color rojizo en su piel y en su pulpa, lo que la hace muy atractiva. Esta coloración se debe a la presencia de antocianinas, una familia de pigmentos (con propiedades antioxidantes) muy común en muchas flores y poco frecuente en cítricos.

Una característica que, sin duda, hace de la sanguina una fruta muy especial. Además, su equilibrado y agradable sabor la hace un ingrediente perfecto para combinar en infinidad de postres y muchos platos principales. Por otro lado, tenemos el mango, una fruta rica en antioxidantes y vitaminas con increíbles beneficios para la piel, el sistema óseo, digestivo, respiratorio e inmunológico. ¡De modo que tenemos un postre que promete!

Recuerda que en FrutaMare, además de encontrar otras variedades de naranjas, las mejores naranjas de mesa y de zumo, puedes comprar naranjas sanguinas, mandarinas, limones, aguacates… y una gran variedad de verduras y muchos otros productos frescos y de excelente calidad.

Lista de la compra para hacer Macedonia de naranja sanguina con mango

Para preparar una rica, fresca y nutritiva macedonia de sanguina y mango es clave comprar ingredientes de calidad. Y, como bien ya sabes dónde comprar naranjas y, en especial, la sanguina, vamos a ver ahora cuáles son los ingredientes que no pueden faltar en la lista de la compra para preparar una macedonia de naranja sanguina y mango para cuatro personas:

  • 6 naranjas sanguinas
  • Agua (Unos 100 mililitros)
  • Uno o dos mangos (Si el mango es grande, se puede usar uno)
  • 1 yogur natural (preferiblemente yogur griego)
  • Azúcar (dos cucharadas)

Preparación de la receta Macedonia de naranja sanguina con mango

Aunque quizás los postres preparados con frutas (como la ensalada de naranja) son más demandados en verano, no hay nada que impida que podamos prepararlos cuando lo deseemos, porque afortunadamente disponemos de frutas durante todo el año y siempre es buen momento para degustarlas. Obviamente, cuando usamos frutas de temporada, las propiedades se aprovechan mejor, y el hecho de poder combinarlas de muchas formas hace que tengamos innumerables opciones para disfrutarlas.

Nuestra receta de macedonia de sanguina con mango lleva almíbar y un poco de yogur. Hay también otras opciones para saborizar. Se pueden usar zumos naturales (como limón o naranja), hierbas frescas (como menta o melisa) e incluso, algún fruto seco para darle un toque crujiente. Tenemos miles de posibilidades. 

En esta oportunidad queremos mostrarte una receta de macedonia de naranja sanguina con mango al estilo de FrutaMare, muy fácil de preparar, refrescante y saludable. Un par de minutos será suficiente para personalizarla si así lo deseas.  

¡Te animas!

Primer paso. Preparación de las sanguinas

Vamos a comenzar por pelar cinco de las seis naranjas sanguinas que tenemos en la mesa. Para ello:

  • Lavamos muy bien las naranjas con agua corriente
  • Pelamos las naranjas teniendo cuidado de retirar la parte blanca (esta puede amargar el zumo).
  • Se sacan los gajos enteros (sin la telilla que los separa) y los reservamos.

Todo el jugo que vaya cayendo durante el proceso de preparación de las naranjas, no lo vamos a desperdiciar, hay que ir recogiendo en un bol.

Segundo paso. Preparamos el almíbar

En este paso, vamos a tomar la sexta naranja, la lavamos bien y retiramos su piel. La piel de esta naranja la cortamos en tiras finas y las ponemos a cocinar en un cazo pequeño junto con las dos cucharadas de azúcar y los 100 mililitros de agua. Se cocina hasta que la mezcla quede un poco brillante. Esta cocción puede tardar unos 10 minutos. Si se llegara a secar, añadimos un poco más de agua. Una vez listo, reservamos.  

Tercer paso. Preparamos el mango

En este paso, lavamos y pelamos el mango. Luego lo cortamos en trozos más o menos similares al tamaño de los gajos de naranja. Reservamos.

Debemos decirte que el tamaño de la fruta que cortemos es importante, no pueden ser ni muy grandes ni muy pequeños. Los trozos de la fruta deben ser los más parejo posible. Trata de usar un buen cuchillo y corta sobre una tabla que recoja los jugos. No deseches los jugos de la fruta que se desprenden mientras la cortas: ¡Añádelos a la macedonia!

Cuarto paso. Juntamos las frutas y preparamos la macedonia

En este cuarto paso, procedemos a juntar las frutas: los gajos de naranja sanguina y los trozos de mango que hemos troceado en el paso anterior. Además:

  • Exprimimos el zumo de la naranja que pelamos en el segundo paso y lo agregamos a las frutas. También añadimos los jugos que hemos recolectado en el transcurso de los pasos.
  • Agregamos el almíbar preparado y las pieles las reservamos para colocarlas al final y decorar.

Quinto paso. Servir la macedonia

La mejor manera de presentar y disfrutar de una deliciosa macedonia de frutas es servirla en recipientes anchos. Por eso serviremos nuestra macedonia en copas espaciosas y colocaremos una cucharada de yogur griego batido con un poco de azúcar (al gusto).

Para que nuestra presentación sea mucho más atractiva, colocamos unos trozos de piel de naranja sanguina (con la que hemos preparado el almíbar) encima. También podemos colocar unas hojitas de menta (aunque no está en los ingredientes de la receta) para refrescar más el postre.

Si quieres tener más opciones como estas, te recomendamos nuestra receta de ensalada de aguacate y naranja, una preparación que salta a la tradicionalidad, es deliciosa y está llena de beneficios para la salud.

Cada vez que pensamos en recetas de postres, lo primero que traemos a la mente son platos de elevado contenido calórico, pero existen otras opciones más sanas y muy fáciles de hacer. La macedonia de frutas es una ensalada de bajas calorías muy saludable que se puede disfrutar como postre luego de cualquier comida o en una rica y nutritiva merienda.

En nuestra elaboración, existen dos protagonistas clave: la naranja roja o sanguina y el mango. Así pues, aunque el origen de la sanguina no está claro, se cree que este tipo de naranja de pulpa de color rojo oscuro es una variedad de naranja mediterránea, cuya explotación como producto comercial se sitúa entre España e Italia. También se cree que la sanguina o naranja de sangre (como también se les conoce) es una mutación de la naranja dulce con muchos beneficios asociados con su pigmentación, una tonalidad que es consecuencia de los bruscos cambios de temperatura que se producen durante el crecimiento de la fruta.

La naranja sanguina es una fruta rica en fibra alimentaria y su ingesta previene la acumulación de colesterol en sangre, retrasa el envejecimiento celular, disminuye el riesgo de cardiopatías y de algunos tipos de cáncer, entre otras enfermedades. También se destaca la presencia de ácido fólico, un compuesto que tiene una importante participación en el desarrollo fetal.

Por su parte, el mango es una fruta rica en betacarotenos, de modo que favorece el sistema respiratorio. También contiene zeaxantina, un antioxidante que mantiene la salud visual; además, su contenido de vitamina K, lo convierte en un alimento que contribuye con el fortalecimiento óseo. Igualmente, posee vitamina A y C, ambas necesarias para mantener nuestro organismo sano.

En fin, una sencilla macedonia de naranja sanguina y mango es una opción perfecta para aprovechar las propiedades de cada fruta en conjunto, y no solo en sabor y frescura, sino también en cuanto a los beneficios que brindan al organismo.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Macedonia de naranja sanguina con mango
Macedonia de naranja sanguina con mango 1

Si hay algo que siempre apetece en cualquier época del año es una deliciosa fruta. Y estamos seguros de que si combinamos diferentes frutas en un solo plato, la experiencia se hace mucho mejor. Pero además, si preparamos una macedonia, en donde se combinan diferentes tipos de frutas con otros ingredientes, tendremos un postre fantástico.

Tipo: Entrante

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Macedonia de naranja sanguina con mango

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 15M

Tiempo total: 20M

Ingredientes de la receta:

  • 6 naranjas sanguinas
  • Agua (Unos 100 mililitros)
  • Uno o dos mangos (Si el mango es grande, se puede usar uno)
  • 1 yogur natural (preferiblemente yogur griego)
  • Azúcar (dos cucharadas)

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

Vamos a comenzar por pelar cinco de las seis naranjas sanguinas que tenemos en la mesa. Para ello: Lavamos muy bien las naranjas con agua corriente Pelamos las naranjas teniendo cuidado de retirar la parte blanca (esta puede amargar el zumo). Se sacan los gajos enteros (sin la telilla que los separa) y los reservamos. Todo el jugo que vaya cayendo durante el proceso de preparación de las naranjas, no lo vamos a desperdiciar, hay que ir recogiendo en un bol.

Macedonia de naranja sanguina con mango 2

Segundo paso:

En este paso, vamos a tomar la sexta naranja, la lavamos bien y retiramos su piel. La piel de esta naranja la cortamos en tiras finas y las ponemos a cocinar en un cazo pequeño junto con las dos cucharadas de azúcar y los 100 mililitros de agua. Se cocina hasta que la mezcla quede un poco brillante. Esta cocción puede tardar unos 10 minutos. Si se llegara a secar, añadimos un poco más de agua. Una vez listo, reservamos.

Macedonia de naranja sanguina con mango 2

Tercer paso:

En este paso, lavamos y pelamos el mango. Luego lo cortamos en trozos más o menos similares al tamaño de los gajos de naranja. Reservamos. Debemos decirte que el tamaño de la fruta que cortemos es importante, no pueden ser ni muy grandes ni muy pequeños. Los trozos de la fruta deben ser los más parejo posible. Trata de usar un buen cuchillo y corta sobre una tabla que recoja los jugos. No deseches los jugos de la fruta que se desprenden mientras la cortas: ¡Añádelos a la macedonia!

Macedonia de naranja sanguina con mango 2

Cuarto paso:

En este cuarto paso, procedemos a juntar las frutas: los gajos de naranja sanguina y los trozos de mango que hemos troceado en el paso anterior. Además: Exprimimos el zumo de la naranja que pelamos en el segundo paso y lo agregamos a las frutas. También añadimos los jugos que hemos recolectado en el transcurso de los pasos. Agregamos el almíbar preparado y las pieles las reservamos para colocarlas al final y decorar.

Macedonia de naranja sanguina con mango 2

Quinto paso:

La mejor manera de presentar y disfrutar de una deliciosa macedonia de frutas es servirla en recipientes anchos. Por eso serviremos nuestra macedonia en copas espaciosas y colocaremos una cucharada de yogur griego batido con un poco de azúcar (al gusto). Para que nuestra presentación sea mucho más atractiva, colocamos unos trozos de piel de naranja sanguina (con la que hemos preparado el almíbar) encima. También podemos colocar unas hojitas de menta (aunque no está en los ingredientes de la receta) para refrescar más el postre.

Macedonia de naranja sanguina con mango 2

Puntuación del editor:
5

Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Utilizamos cookies propias y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.