▷ Pan de limón con semillas de amapola | FrutaMare
5
(1)

Hoy venimos con un dulce de película. Nunca mejor dicho. Acaba de estrenarse en los cines la película Pan de limón con semillas de amapola. Esta está basada en una novela del mismo título y en ella aparece la receta que da nombre a este artículo. 

Pero… ¿Qué es este pan de limón? ¿Cuáles son los beneficios de las semillas de amapola? Estas semillas cuentan con elevadas dosis de ácidos poliinsaturados Omega 3 (29 g cada 100 g). También cuentan con un contenido en calcio mayor que el de la leche (a la cual tradicionalmente atribuimos el máximo efecto positivo en ese campo). Las semillas de amapola presentan 1400 mg de calcio por cada 100 g. Añade a la lista hierro, potasio… y completarán el cuadro de un alimento auténticamente nutritivo. 

Esta es la parte invisible del pan de limón con semillas de amapola. La sensitiva se concreta en su delicioso aroma alimonado, en la textura húmeda y crujiente del bizcocho o pan semidulce – como prefieras considerarlo -, la “exótica” experiencia de encontrarte las semillas de amapola al morder el pan… 

Volviendo a la película, la historia de Pan de limón con semillas de amapola gira en torno a dos hermanas y una panadería de Mallorca donde elaboran, entre otros, este exquisito pan de limón. Con variaciones, la receta que te proponemos no dista mucho de la del libro. Enseguida lo comprobarás.

Siempre recomendamos emplear materia prima de calidad. A fin de cuentas, esta receta de pan de limón con semillas de amapola es una receta sencilla en la que los productos que uses determinarán un mejor o peor resultado final. Por eso te recomendamos comprar limones de calidad en FrutaMare si quieres asegurarte de recibir en casa limones frescos y 100% naturales.

Vamos entonces con este pan de limón con semillas de amapola. 

Lista de la compra para hacer Pan de limón con semillas de amapola

A continuación compartimos contigo la lista de ingredientes necesarios para preparar esta receta de pan de limón con semillas de amapola. Observarás que uno de ellos es el limón confitado. No te preocupes, tú solo debes encargarte de comprar limones y el resto de ingredientes de la lista, porque antes de ponernos a elaborar el pan de limón con semillas de amapola te explicaremos cómo hacer el limón confitado. 

  • 4 – 5 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 130 g de nata líquida
  • 100 g de mantequilla
  • 250 g de harina
  • Sal
  • Levadura 
  • Limoncello (unos 20 ml) 
  • 3 limones (ralladuras) 
  • 50 g de limón confitado 
  • 30 g de semillas de amapola

 Preparación de la receta Pan de limón con semillas de amapola

Para empezar, te explicamos cuál es la forma de confitar la fruta en general y los limones en particular. 

Los cítricos tienen una mayor cantidad de pectina en su cáscara. Esta es una sustancia muy soluble que al unirse al azúcar crea la textura adecuada. Por otra parte, disminuye el tiempo de cocción y se conserva muy bien. Este elemento también te puede ser útil en otras preparaciones cuyo protagonista es el limón, como la mousse de limón con leche condensada o el pastel de limón.

¿De qué manera preparar el limón confitado? Fácil. Córtalo en rodajas y ponlo en un recipiente con agua hirviendo durante 2 o 3 minutos. Luego escurre las rodajas. En otro cazo mezcla agua fría y azúcar. Remueve y lleva a ebullición. Coloca con cuidado las rodajas de limón para que se impregnen del almíbar. Déjalos un buen rato con la cacerola tapada hasta que adquieran una tonalidad más intensa. Mantenlos a temperatura ambiente y acto seguido guárdalos en el frigorífico. 

Hecho esto, vamos con la elaboración del pan de limón con semillas de amapola. 

Primer paso:

Precalentamos el horno a unos 180° y mientras tanto rallamos la piel de los limones evitando las fibras blancas. 

Cascamos los huevos y los batimos en un bol hasta que la masa esté blanca. 

Añadimos la harina y la levadura tamizada (un colador servirá), la sal y las ralladuras de limón. Agita bien con unas varillas para que todos los elementos se integren y formen una masa homogénea. 

Ahora es el momento de verter la nata líquida. Continúa removiendo. Inmediatamente echa la mantequilla. Ha de estar derretida y caliente, así que para conseguirlo pásala unos segundos antes por el microondas. Nunca dejes de remover, porque queremos crear una masa con todos los ingredientes indicados para este pan de limón con semillas de amapola.

Vierte el limoncello. Como sabes, este es un limón de origen italiano obtenido por la maceración en alcohol de limones. Puedes hacerlo tú misma. En la conclusión te decimos cómo. 

Pon el limón confitado que tenías reservado en la nevera y las semillas de amapola. 

Cubre el recipiente con la mezcla con film transparente y déjalo reposar. 

Segundo paso:

Una vez la masa elaborada ha reposado en el bol según las instrucciones que te hemos detallado antes (digamos que durante una hora aproximadamente) has de derramarla en un molde forrado con papel de hornear. Hazlo lentamente y no llegues a sobrepasar los límites del molde. Llena la mitad o algo más, pero en ningún caso dejes el molde colmado. Decimos esto porque en ese caso existe el riesgo probable de que se desborde. 

Tenías el horno precalentado a unos 180°. Puedes mantenerlo así o incluso bajar un poquito la temperatura. Siempre es difícil ser preciso, porque todo depende de la potencia de cada horno. Ajusta con calor arriba y abajo.

Te aconsejamos que vayas vigilando el proceso. En general unos 30 minutos serían suficientes para que este pan – bizcocho estuviera listo. En cualquier caso, puedes ir comprobando pinchando en el centro con un palillo o instrumento afilado. Si lo sacas limpio, puedes dar por finalizado el horneado. 

Si no vas a consumir este pan de limón con semillas de amapola pronto, tienes la opción de envolverlo en papel film y conservarlo en el congelador. 

Te hemos prometido decirte cómo preparar un limoncello casero. Ahí va: lava y pela los limones. La corteza amarilla es la que nos interesa. Pon el alcohol (aguardiente o el que encontrarás en establecimientos de vinos) en un recipiente grande que puedas cerrar herméticamente junto a la piel del limón. Déjalo macerar alrededor de 14 días. 

En un cazo grande pon agua y azúcar. Las proporciones variarán, pero si por ejemplo hablamos de litro y medio de agua, agrega unos 800 gramos de azúcar. Llévalo a ebullición removiendo unos 15 minutos. Cuela la maceración para que no pasen las cáscaras. Una vez enfriado a temperatura ambiente, añádelo a la maceración de alcohol de antes y luego almacénalo en una o varias botellas de cristal con tapón unos días más. 

Si sumas a este limoncello casero los limones confitados que tú también has preparado, puedes enorgullecerte de ser el autor único de esta receta de pan de limón con semillas de amapola. Es una merienda, desayuno o postre que se conserva bien, preferiblemente envuelto en papel de aluminio. Puedes probar a tostarlo ligeramente. Además, estamos ante un dulce distinto gracias a las semillas de amapola que introduce la elaboración. 

La literatura, igual que la cinematografía, está en los últimos años colocando otro arte, el gastronómico, en el centro de sus narraciones. Seguiremos atentos a esta tendencia, porque se convierte en una notable fuente de inspiración en la cocina. 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Pan De Limón Con Semillas De Amapola
Pan de limón con semillas de amapola 1

Hoy venimos con un dulce de película. Nunca mejor dicho. Acaba de estrenarse en los cines la película Pan de limón con semillas de amapola. Esta está basada en una novela del mismo título y en ella aparece la receta que da nombre a este artículo.

Tipo: Postre

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Pan De Limón Con Semillas De Amapola

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 175M

Tiempo total: 180M

Ingredientes de la receta:

  • 4 - 5 huevos
  • 300 g de azúcar
  • 130 g de nata líquida
  • 100 g de mantequilla
  • 250 g de harina
  • Sal
  • Levadura
  • Limoncello (unos 20 ml)
  • 3 limones (ralladuras)
  • 50 g de limón confitado
  • 30 g de semillas de amapola

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

Precalentamos el horno a unos 180° y mientras tanto rallamos la piel de los limones evitando las fibras blancas. Cascamos los huevos y los batimos en un bol hasta que la masa esté blanca. Añadimos la harina y la levadura tamizada (un colador servirá), la sal y las ralladuras de limón. Agita bien con unas varillas para que todos los elementos se integren y formen una masa homogénea. Ahora es el momento de verter la nata líquida. Continúa removiendo. Inmediatamente echa la mantequilla. Ha de estar derretida y caliente, así que para conseguirlo pásala unos segundos antes por el microondas. Nunca dejes de remover, porque queremos crear una masa con todos los ingredientes indicados para este pan de limón con semillas de amapola. Vierte el limoncello. Como sabes, este es un limón de origen italiano obtenido por la maceración en alcohol de limones. Puedes hacerlo tú misma.

Pan de limón con semillas de amapola 2

Segundo paso:

Una vez la masa elaborada ha reposado en el bol según las instrucciones que te hemos detallado antes (digamos que durante una hora aproximadamente) has de derramarla en un molde forrado con papel de hornear. Hazlo lentamente y no llegues a sobrepasar los límites del molde. Llena la mitad o algo más, pero en ningún caso dejes el molde colmado. Decimos esto porque en ese caso existe el riesgo probable de que se desborde. Tenías el horno precalentado a unos 180°. Puedes mantenerlo así o incluso bajar un poquito la temperatura. Siempre es difícil ser preciso, porque todo depende de la potencia de cada horno. Ajusta con calor arriba y abajo. Te aconsejamos que vayas vigilando el proceso. En general unos 30 minutos serían suficientes para que este pan - bizcocho estuviera listo. En cualquier caso, puedes ir comprobando pinchando en el centro con un palillo o instrumento afilado. Si lo sacas limpio, puedes dar por finalizado el horneado. Si no vas a consumir este pan de limón con semillas de amapola pronto, tienes la opción de envolverlo en papel film y conservarlo en el congelador. Te hemos prometido decirte cómo preparar un limoncello casero. Ahí va: lava y pela los limones. La corteza amarilla es la que nos interesa. Pon el alcohol (aguardiente o el que encontrarás en establecimientos de vinos) en un recipiente grande que puedas cerrar herméticamente junto a la piel del limón. Déjalo macerar alrededor de 14 días.

Pan de limón con semillas de amapola 2

Puntuación del editor:
5
pa de limón con semillas de amapola
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.