El pan de naranja es un bizcocho esponjoso que encanta a todo el mundo, incluso a aquellas personas que no son muy amantes de los postres, ya que tiene una textura similar al pan más suave, pero con todo el sabor de la naranja.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 200 g de azúcar
  • 120 ml de aceite de girasol
  • 2 naranjas medianas
  • 300 g de harina
  • 15 g de levadura o un sobre
  • Azúcar glas

Preparación de la receta de pan de naranja

Lo primero que debes de hacer es sacar los huevos de la nevera para que se atemperen. Después enciende el horno a 180 grados, para que el bizcocho suba más rápido y así evitar los cambios de temperatura.

Debes de lavar las naranjas, rallar la cáscara, pero con cuidado de no rallar la parte blanca, ya que esto puede amargar el pan de naranja. Cuando tengas la ralladura de naranja, debes de exprimir las naranjas y reserva la ralladura y el zumo de naranja.

Separa las claras de las yemas y monta las claras, puedes hacerlo de forma manual o utilizando una varilla electrónica. Se montan las claras para crear la base perfecta del bizcocho y así conseguir la mayor esponjosidad posible en el pan de naranja.

En otro recipiente bate las yemas y añade el azúcar a las yemas. Puedes utilizar azúcar glas en vez de azúcar normal, esto va a gusto del consumidor. Cuando ya tengas las yemas y el azúcar mezclado, lo añades a las claras montadas. Vierte las yemas muy poco a poco, a las claras montadas, mientras que remueves de forma muy suave, para intentar que las claras no bajen. Cuando acabes de añadir las yemas debes de introducir el aceite en hilo y sigue removiendo de forma muy ligera y obtendrás una mezcla voluminosa, ligera y lisa.

Es el momento de que pongas la harina. Debes de tamizarla y añadirla poco a poco, para evitar que queden grumos. Verás que la masa queda muy compacta, pero cuando añadas el zumo de naranja se diluirá.

Añade la ralladura de naranja, que le dará un aroma especial y marcará más el sabor de naranja al pan. Mezcla de forma suave con una espátula de abajo a arriba. Después añade el zumo de naranja también poco a poco y mezclando con la espátula.

Por último debes de poner la levadura, para que al hornear el pan de naranja suba y quede esponjoso y suave.

Ya tienes la masa, ahora debes de untar con mantequilla o aceite, el recipiente donde vas a hornear el pan de naranja. Vierte la masa del pan de naranja en este recipiente y después lo introduces en el horno y lo horneas a 170 grados durante unos 40 minutos. Para comprobar que está listo debes de introducir un palillo en la masa y si sale limpio es que ya está totalmente horneado. Si sale mojado aún necesita unos minutos más de cocción.

Deja el bizcocho enfriar y luego desmoldas el pan de naranja. Para decorarlo, puedes espolvorearle azúcar glas.

Este pan de naranja acompaña muy bien a un sorbete de naranja. También es el complemento perfecto para un mousse de limón, o una tarta de limón, o se puede servir junto con un bizcocho de naranja y chocolate.