La mejor receta de sorbete de mandarina la tienes aquí
Frutamare Segundas Rebajas-2019

El sorbete de mandarina es un postre muy nutritivo y fresquito para los días en que hace mucho calor. La mandarina es un fruto de las diferentes especies de cítricos como las naranjas, limones o pomelos. Este cítrico es muy parecido a la naranja pero mucho más pequeño y que aporta increíbles propiedades. Cuando hay temporada de mandarinas es casi obligatoria comprar para nutrirnos de la vitamina C que contiene, puesto que previene los catarros e infecciones, mejora la absorción de hierro, muy recomendable para las personas que sufren de anemia, además de que tiene una cantidad de minerales y vitaminas que se recomienda consumir cuando has acabado de hacer un esfuerzo físico fuerte o durante el embarazo.
Contiene mucha fibra y es perfecta para los problemas intestinales, dieta y bulimia. Su alto contenido en potasio ayuda en problemas de corazón y tensión así como en casos de bulimia.

Como puedes comprobar la mandarina es una de las frutas cítricas con muchas propiedades que ayudan a que tu organismo esté en buenas condiciones y gracias a su aporte te ayuda a tener toda la energía que necesitas a diario. Es recomendable consumir entre 2 y 3 piezas por día, o al menos 5 a lo largo de los 7 días de la semana.

Esta receta de sorbete de mandarina te encantará  y la puedes consumir o bien para desayunar un día de verano, para merendar las tardes calurosas de septiembre o después de las comidas copiosas para que te ayude a hacer la digestión.

Hay muchos tipos de sorbetes y los más comunes son los de limón y naranja, pero este de mandarina tiene un toque bastante diferente y muy exótico así que te recomendamos que pruebes a hacer la receta  a ver qué tal te sale.

Ingredientes

  • 1 limón pelado sin pepitas
  • 100 gr. de azúcar glas
  • 400 gr de mandarinas peladas

Preparación del sorbete de mandarina

A la hora de preparar el sorbete de mandarina tienes que tener claros todos los pasos y por supuesto los ingredientes y una vez preparados empezar a disfrutar de la elaboración de la receta.
El primer paso que tienes que llevar a cabo es pelar y limpiar las mandarinas correctamente, es decir, quitar todo lo blanco que tengas y las pepitas.
A continuación debes meterlas ya partidas a gajos en el congelador durante al menos 6 horas. Cuando estén congeladas las verás firmes. Para que queden dulces, las puedes congelar con azúcar así las mandarinas cogen más sabor.
A la hora de hacer el sorbete se deben poner en una trituradora junto al limón y el azúcar en el caso que no la hubieras añadido antes y triturarlo a máxima velocidad si no tienes un robot de cocina, y en el caso de que sí, seguir las instrucciones de la máquina.
Una vez todo triturado ya tienes el sorbete de mandarina hecho, solo falta que lo decores con hierbabuena o por el contrario puedes añadirle un toque de cava y batirlo bien de nuevo, mejor a mano, para que no se disuelva y pierda firmeza.
De esta manera se obtiene un sorbete semi-líquido, casi granizado que va muy bien para después de comer ya que es como un digestivo
En el caso de que te haya sobrado mucha fruta, es recomendable meterla en el congelador para otra ocasión y cuando vuelvas a consumirla tener en cuenta que debes sacarla con media hora de antelación para que se vaya descongelando. Además este sorbete de naranja lo puedes acompañar con un delicioso bizcocho de limón ideal para desayunar o en su defecto para merendar, una tostada con un poco de mermelada de naranja.