Prueba los buñuelos de naranja son un dulce muy tentador
Frutamare Segundas Rebajas-2019

Los buñuelos de naranja es una receta tradicional, de toda la vida, muy fácil de hacer, y que te resultarán irresistibles una vez los pruebes.

Ingredientes

  • 3 huevos grandes
  • 1 yogur natural
  • 250 g de harina
  • 1 naranja grande
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • 1 pizca de sal
  • Aceite para freír
  • Azúcar para rebozar

Preparación de la receta de buñuelos de naranja

El primer lugar lava bien las naranjas, quita la parte del rabo y corta la naranja con piel incluida en cuartos. Puedes pelar la naranja y quitarle la parte blanca de la piel, para así evitar que amargue. Tritura la naranja junto con la piel y reserva. Asegúrate que esté todo muy bien triturado, que quede una pasta uniforme.

Bate en un cuenco los huevos con el yogur cuando esté bien mezclado añade el aceite y la naranja triturada con la piel de la naranja que habías batido anteriormente. Y lo mezclas todo bien. Si no tienes yogur natural, puedes usar un yogur de limón.

Cuando ya tengas la naranja triturada integrada a los huevos, el azúcar, el yogur y el aceite debes añadir a la mezcla una pizca de sal y la harina tamizada junto con la levadura. Puedes removerlo todo o bien con un tenedor o utilizando las manos, hasta que consigas una pasta homogénea.

Debes dejar la masa reposar entre media y una hora para que coja consistencia.

Prepara una sartén con abundante aceite bien caliente. El aceite puede ser de girasol o de oliva, según utilices uno u otro le dará un sabor u otro a los buñuelos, pero los dos son buenos para freír los buñuelos de naranja.

Los buñuelos de naranja los puedes hacer con la mano, si la masa no te ha quedado muy líquida, con una buñuelera o con una cuchara. Con la buñuelera te quedará con un agujero en medio y con la mano y con la cuchara serán una bolita más o menos redonda.

Cuando el aceite esté bien caliente, bájalo a fuego medio, para que los buñuelos se cuezan por dentro mientras se doran por fuera, si no corres el riesgo de que se te queden crudos por dentro o cocidos por dentro y quemados por fuera.

Deposita la masa en el aceite y deja que se cuezan, cuando veas que están dorados por fuera ya están listos para sacar del fuego. Colócalos sobre papel de cocina absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Cuando ya no quemen los buñuelos de naranja, los rebozas con azúcar, los sacudes para eliminar el azúcar restante y ya están listos para comer. Se pueden servir tanto calientes como fríos.

Puedes acompañar estos buñuelos de naranja con chocolate caliente, o si prefieres algo más refrescante con un sorbete de mandarina.

Sí te ha gustado la receta de buñuelos de naranja, también te encantará la de mousse de limón, bizcocho de mandarina o flan de naranja.