▷ Aprende a Preparar Almíbar de Naranja | FrutaMare

¿A quién no le gusta un rico postre con el toque especial del almíbar, y en este caso de almíbar de naranja? Sin duda, esta receta se ha convertido en el arma secreta de la cocina; no sólo en la pastelería y repostería, sino también en platos salados cuando se quiere realzar el sabor de ciertas carnes con un dulzor distintivo.

Para los que desconocen del tema, el almíbar no es más que la combinación del agua que actúa como solvente con el azúcar que sería el soluto principal. Claro está, en fucnión de las proporciones de ambas partes, se obtienen diferentes consistencias de almíbar.

Según la historia, el almíbar surgió por accidente en los reinos árabes cuando la princesa Valentina, amante de la cocina, olvidó retirar el azúcar de la cocción. Al recordarlo y verificar qué había sucedido, encontró un líquido espeso muy dulce que recibió el nombre de almíbar, según la traducción al español.

Lo mejor de este clásico es que se pueden crear diferentes versiones al incluir otros ingredientes con la intención de conseguir aromas y sabores distintivos, tal es el caso del almíbar de naranja. Se trata de una combinación excepcional, donde el sabor cítrico de la naranja se combina con la dulzura del azúcar dando paso a una mezcla capaz de adaptarse a un sinfín de recetas.

Además, resulta una propuesta básica que no requiere de ingredientes complicados ni fuera de lo común; solo agua, azúcar, zumo de naranja o las cáscaras de la fruta según el procedimiento de la receta. Aunque no lo creas, la calidad de la naranja es primordial en esta preparación, de lo contrario, el sabor del almíbar podría alterarse. Por eso, te recomendamos comprar naranjas online y así disfrutar de ingredientes frescos directamente del campo a tu cocina.

Toma nota de lo que viene a continuación, porque te dejaremos saber cuáles son los dos sencillos pasos para este irresistible almíbar de naranja.

Lista de la Compra para Almíbar de naranja

  • 4 naranjas
  • 500 gr de azúcar
  • 1 litro de agua
  • Zumo de dos limones (opcional)

Preparación de la receta Almíbar de naranja

A juzgar por los ingredientes, se trata de una receta muy sencilla y práctica ideal para realizar en tu propia cocina sin complicaciones. Uno de los puntos fuertes de este almíbar de naranja es que puedes prepararlo con anticipación y preservarlo para su posterior uso sin riesgo a que se deteriore.

Esta es una gran ventaja, ya que ahorra tiempo cuando queremos crear una receta diferente que incluya la suavidad de este almíbar y el equilibrio entre la naranja y el azúcar dando paso a notas dulces y cítricas.

Además, la receta del almíbar de naranja te ofrece la posibilidad de jugar con las cantidades en función de la consistencia y el sabor que deseas, así podrás personalizarla y adecuarla al plato final que quieras presentar. Por ejemplo, para humedecer un bizcocho, es preferible que el almíbar de naranja quede ligero, pero si quieres bañar unas suculentas costillas, lo mejor es que sea un poco más denso.

Primer paso: Preparar los ingredientes

Como es de costumbre, lo primero antes de empezar cualquier receta es lavar los ingredientes. En este caso, lava y seca muy bien las naranjas para poder incorporarlas a la preparación sin ningún tipo de suciedad producto de la manipulación externa.

Procede a retirar las cáscaras de las naranjas y colócalas en una olla junto con la cantidad de agua estimada para esta receta, tomando la precaución de que el agua cubra totalmente las cáscaras de naranja. 

Ahora bien, otra forma de iniciar esta receta es usar el zumo de naranja en lugar de las cáscaras. Lo que debes hacer es exprimir las naranjas para obtener un zumo natural cuya cantidad debes medir para saber la proporción de azúcar que usarás. En líneas generales, si quieres un almíbar de consistencia ligera, el solvente (zumo de naranja) debe ser el doble del soluto (azúcar). Pero, si deseas un almíbar algo más denso, entonces la proporción de azúcar debe ser mayor que la del zumo de naranja.

Segundo paso: Cocción y almacenamiento

Si usaste las cáscaras de naranja para la receta, lleva la olla a fuego lento y cinco minutos luego de romper hervor, adiciona el azúcar y el zumo de limón; éste último, además de aportar notas cítricas, dará más brillo al almíbar.

No dejes de remover la preparación hasta que el agua se haya consumido de forma completa y tenga una consistencia espesa. Es aquí cuando debes retirar del fuego, extraer las cáscaras de naranjas con mucho cuidado y dejar reposar el almíbar a temperatura ambiente.

Si en lugar de las cáscaras usaste el zumo de la naranja con el azúcar, simplemente debes cocinar a fuego lento sin dejar de remover en ningún momento. Cuando la mezcla se torne más espesa, retira del fuego y deja reposar sin llevarla a la nevera.

Una vez que esté completamente frío, utiliza un envase de vidrio con tapa hermética previamente lavado y esterilizado para conservar el almíbar de naranja en la nevera. Podrás disponer de esta preparación por un par de semanas para darle un toque especial a tus platos.

Tipos de almíbar 

Como ya hemos dicho, la receta básica del almíbar consiste en integrar azúcar y agua. Pero, podemos obtener diferentes tipos de almíbar dependiendo de la consistencia del mismo. 

Los expertos aconsejan algunas fórmulas para comprobar tal consistencia; por ejemplo, la técnica clásica o manual consiste en verificar si el almíbar forma bolas o hebras. Algunos prefieren hacer uso de un termómetro especial para conseguir el almíbar deseado en base a su temperatura; otros utilizan equipos más complejos como el sacarímetro para medir la concentración del azúcar en el agua u otro líquido.

En líneas generales, estos son los tipos de almíbar:

  • Almíbar jarabe: Se consigue a 100 °C, muy usado para mojar bizcochos como una torta de naranja o para preparar un pudin de naranja.
  • Almíbar de hilo flojo o hebra: Se forman hebras finas a 103 °C.
  • Almíbar de hilo fuerte: Muy usado para glaseados y se forma entre 105-110 °C
  • Almíbar de bola floja o blanda: Se incorpora al caramelo italiano. Se consigue a 110-115 °C.
  • Almíbar de bola dura: Este tipo de almíbar se consigue cuando el termómetro alcanza un rango entre 116 y 119 °C.
  • Almíbar de lámina o escarchado: Se emplea en la fruta escarchada y se logra a un rango de 122 y 126 °C.
  • Quebradizo: La temperatura ideal para lograr este almíbar es entre 129 y 132 °C.
  • Caramelo: Es el último de los tipos de almíbar y se consigue a 150-180 °C.

Con sólo dos ingredientes básicos, el almíbar se convierte en una receta versátil para dejarse llevar por la creatividad culinaria y acompañar diferentes platos. Lo mejor de todo es que gracias a la practicidad y sencillez de su preparación, no resulta complicada. 

Sin embargo, hay un detalle que no podemos dejar por fuera, y se trata de la precaución que hay que tomar durante la realización del almíbar de naranja o cualquier otro tipo de almíbar, pues es evidente que el riesgo de quemaduras está presente dada las altas temperaturas necesarias para su cocción.

Como medida de precaución, te recomendamos tener sumo cuidado a la hora de manipular la mezcla, sobre todo si hay niños presentes. Recuerda que ese tipo de quemaduras son muy dolorosas para cualquiera.

Al momento de interrumpir la cocción, te recomendamos sumergir la olla o cazo en un recipiente con agua fría. Así evitarás que el almíbar continúe cocinándose corriendo el riesgo de modificar su consistencia.

Además de disfrutar de un rico almíbar de naranja o cualquier otra fruta, puedes enriquecer tu almíbar básico integrando algún tipo de licor o ciertos aromatizantes como la vainilla o la canela, por nombrar algunos.

¡Prepara esta práctica receta y disfruta de las bondades del almíbar de naranja en tus platos!

Aprende a Preparar Almíbar de Naranja
Almíbar de Naranja 1

¿A quién no le gusta un rico postre con el toque especial del almíbar, y en este caso de almíbar de naranja? Sin duda, esta receta se ha convertido en el arma secreta de la cocina; no sólo en la pastelería y repostería, sino también en platos salados cuando se quiere realzar el sabor de ciertas carnes con un dulzor distintivo.

Tipo: Postre

Cocina: Dulce

Palabras claves: Almíbar de naranja

Rendimiento de la receta: 4

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 45M

Tiempo total: 50M

Ingredientes de la receta:

  • 4 naranjas
  • 500 gr de azúcar
  • 1 litro de agua
  • zumo de dos limones (opcional)

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Como es de costumbre, lo primero antes de empezar cualquier receta es lavar los ingredientes. En este caso, lava y seca muy bien las naranjas para poder incorporarlas a la preparación sin ningún tipo de suciedad producto de la manipulación externa. Procede a retirar las cáscaras de las naranjas y colócalas en una olla junto con la cantidad de agua estimada para esta receta, tomando la precaución de que el agua cubra totalmente las cáscaras de naranja. Ahora bien, otra forma de iniciar esta receta es usar el zumo de naranja en lugar de las cáscaras. Lo que debes hacer es exprimir las naranjas para obtener un zumo natural cuya cantidad debes medir para saber la proporción de azúcar que usarás. En líneas generales, si quieres un almíbar de consistencia ligera, el solvente (zumo de naranja) debe ser el doble del soluto (azúcar). Pero, si deseas un almíbar algo más denso, entonces la proporción de azúcar debe ser mayor que la del zumo de naranja.

Segundo paso:

  • Si usaste las cáscaras de naranja para la receta, lleva la olla a fuego lento y cinco minutos luego de romper hervor, adiciona el azúcar y el zumo de limón; éste último, además de aportar notas cítricas, dará más brillo al almíbar. No dejes de remover la preparación hasta que el agua se haya consumido de forma completa y tenga una consistencia espesa. Es aquí cuando debes retirar del fuego, extraer las cáscaras de naranjas con mucho cuidado y dejar reposar el almíbar a temperatura ambiente. Si en lugar de las cáscaras usaste el zumo de la naranja con el azúcar, simplemente debes cocinar a fuego lento sin dejar de remover en ningún momento. Cuando la mezcla se torne más espesa, retira del fuego y deja reposar sin llevarla a la nevera. Una vez que esté completamente frío, utiliza un envase de vidrio con tapa hermética previamente lavado y esterilizado para conservar el almíbar de naranja en la nevera. Podrás disponer de esta preparación por un par de semanas para darle un toque especial a tus platos.

Puntuación del editor:
5
almíbar de naranja
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.