La mejor receta del tradicional Baklava Árabe | FrutaMare
Frutamare Segundas Rebajas-2019

Gracias a nuestros frutos secos podemos hacer deliciosos postres tradicionales de todo el mundo, como este Baklava Árabe que ha dejado maravillados los paladares más sofisticados. Esta es la auténtica receta de este dulce tradicional, dulce y delicioso.

Lista de la compra

  • Nueces, 180 gramos
  • Almendras, 180 gramos
  • Pistachos, 180 gramos
  • Nuez moscada, una cucharadita
  • Canela molida, una cucharada
  • Láminas de pasta filo
  • Mantequilla, unos 150 gramos
  • Azúcar, 90 gramos
  • Almíbar o miel

Preparación de la receta de Baklava Árabe

Lo primero que debemos hacer es preparar todos los ingredientes sobre la mesa para tenerlos accesibles a la hora de cocinar. Seguidamente tenemos que machacar los pistachos, las almendras y las nueces peladas, con una picadora, ya que es un método fácil de hacerlo rápido y sin esfuerzo. Una vez hecho esto, combinamos la mezcla picada junto al azúcar, la nuez moscada y la canela en polvo. Por otro lado derretimos la mantequilla en un envase apto para microondas.

Ahora pasamos a engrasar un molde de forma cuadrado. Lo untamos de mantequilla, por la base y paredes, para que no se pegue el baklava al llevarlo a cabo. Después ubicamos en el molde dos láminas de pasta de filo y las untamos con mantequilla derretida, y cubrimos el fondo del molde con ámbas láminas. Por arriba de ellas esparcimos una cubierta de la mezcla de lo que hemos triturado anteriormente.

Este mismo proceso se debe repetir una y otra vez hasta que se acabe la masa: untamos la pasta filo con y ponemos una cubierta de frutos secos. La capa final debe ser una cubierta de dos láminas de pasta filo untadas con mantequilla. Metemos en el horno un rato para que cuaje un poco, sobre una media hora.

Pasado ese tiempo cortamos con fachada de rombo los baklava y metemos en el horno ya calentado previamente a 180ºC y ponemos en el horno durante unos diez minutos. Sacamos cuando esté dorado por fuera y cubrimos con una cubierta de almíbar o miel por arriba  y por arriba añadimos almendras molidas.

Déjalo reposar un poco y luego disfruta saboreándolo.

Si prefieres hacer postres más tradicionales, prueba a preparar un esponjoso bizcocho de naranja o una tarta de limón.