Prueba este delicioso conejo en salsa de almendras

El conejo en salsa de almendras es de esas recetas que prácticamente se consumen en toda España desde hace muchos años. De hecho, algunos la consideran como una de las más tradicionales y, por supuesto, siempre deliciosa para cualquier ocasión.

Aparte de lo delicioso y conveniente que resulta, es necesario destacar que la carne de conejo también es muy saludable y con alto valor nutricional, por lo que su consumo está ampliamente recomendado, incluso por especialistas.

Entre sus propiedades, merece la pena nombrar su alta concentración de vitamina del grupo B, en especial la B12, recomendada en especial para las mujeres que están en embarazo o etapa de lactancia. Es una carne magra y con baja cantidad de grasa.

Lista de la compra

  • 1 kg de conejo troceado.
  • 3 cebollas picadas en juliana.
  • 100 gramos de almendras.
  • 6 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de pimentón dulce en cuadritos.
  • ¾ de taza de vino blanco.
  • 2 ramas de perejil.
  • 100 mililitros de aceite de oliva extra virgen.
  • Sal al gusto.
  • 1 ramita de tomillo.
  • 1 hoja de laurel.

Preparación de Conejo en salsa de almendras

El primer paso para preparar este exquisito conejo en salsa de almendras es adobar la carne con sal. Después debes calentar una cacerola y agregarle el aceite de oliva. Allí vas a poner cada una de los trozos y dejarlas dorar un poco por cada lado antes de retirarlas.

En esa misma cacerola ya limpia, vas a añadir las cebollas picadas junto con el ajo y sofreír durante unos tres minutos.

Mientras esto está en el fuego, se debe picar el perejil lo más fino posible y posteriormente unirlo a la cebolla y el ajo. Es muy importante tener sumo cuidado de que éste no se queme, ya que tienden a ser bastante delicados.

Pica las almendras en pequeños pedazos o si lo prefieres pásalos por el mortero para que queden mucho más finos los pedazos. Una vez listas, debes añadirlas al sofrito y dejar que esto rehogue durante al menos unos 5 minutos a fuego medio. Es necesario que lo muevas de forma continua, así evitas que los primeros ingredientes se quemen.

Después de transcurrido este tiempo, retira del fuego y deja que se enfríe durante unos minutos antes de llevar esta preparación a la licuadora para terminar de triturar e integrar los ingredientes.

Mientras esto se licúa, incorpora el conejo en la cacerola y luego incorpora la salsa junto con los ¾ de taza de vino blanco. Trata de que el líquido no cubra por completo la carne.

Enciende la vitrocerámica a fuego alto hasta que empiece a hervir. Una vez que esto ocurra, tapa la cacerola y ponla en fuego bajo. Añade la hoja de laurel y la ramita de tomillo.

El tiempo de preparación varía entre 45 minutos y una hora. La idea es que la carne tenga esa consistencia suave y tierna. Puedes verificar que esto ocurra cuando se separe fácilmente del hueso. Ahí sabrás que es momento de apagar.

Retira del fuego y deja reposar durante unos 5 minutos. Sirve y agrega un poco de perejil finamente picado encima de la preparación. Esta receta normalmente se consume acompañada de unos trozos de pan, ya que la idea es poder mojarlos con la salsa.

Este tipo de preparación también ha tenido unas cuantas variaciones en algunas regiones de España. Por ejemplo, el Pollo con almendras es una receta bastante parecida aunque va acompañado de algunas verduras como calabacín y zanahorias, aunque resulta igualmente delicioso. Todo dependerá de los gustos particulares de cada quien, en caso de no ser tan amantes de la carne de conejo.

Consejo en salsa de almendras

El conejo en salsa de almendras es de esas recetas que prácticamente se consumen en toda España desde hace muchos años. De hecho, algunos la consideran como una de las más tradicionales y, por supuesto, siempre deliciosa para cualquier ocasión.

Tipo: Carne

Cocina: Cocina mediterránea

Palabras claves: Plato principal

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 10M

Tiempo de cocinado: 40M

Tiempo total: 50M

Ingredientes de la receta:

  • 1 kg de conejo troceado.
  • 3 cebollas picadas en juliana.
  • 100 gramos de almendras.
  • 6 dientes de ajo.
  • 1 cucharada de pimentón dulce en cuadritos.
  • ¾ de taza de vino blanco.
  • 2 ramas de perejil.
  • 100 mililitros de aceite de oliva extra virgen.
  • Sal al gusto.
  • 1 ramita de tomillo.
  • 1 hoja de laurel.

Instrucciones de la receta:

Primer paso: El primer paso para preparar este exquisito conejo en salsa de almendras es adobar la carne con sal. Después debes calentar una cacerola y agregarle el aceite de oliva. Allí vas a poner cada una de los trozos y dejarlas dorar un poco por cada lado antes de retirarlas.

Segundo paso: En esa misma cacerola ya limpia, vas a añadir las cebollas picadas junto con el ajo y sofreír durante unos tres minutos.

Tercer paso: Mientras esto está en el fuego, se debe picar el perejil lo más fino posible y posteriormente unirlo a la cebolla y el ajo. Es muy importante tener sumo cuidado de que éste no se queme, ya que tienden a ser bastante delicados.

Cuarto paso: Pica las almendras en pequeños pedazos o si lo prefieres pásalos por el mortero para que queden mucho más finos los pedazos. Una vez listas, debes añadirlas al sofrito y dejar que esto rehogue durante al menos unos 5 minutos a fuego medio. Es necesario que lo muevas de forma continua, así evitas que los primeros ingredientes se quemen.

Quinto paso: Después de transcurrido este tiempo, retira del fuego y deja que se enfríe durante unos minutos antes de llevar esta preparación a la licuadora para terminar de triturar e integrar los ingredientes.

Sexto paso: Mientras esto se licúa, incorpora el conejo en la cacerola y luego incorpora la salsa junto con los ¾ de taza de vino blanco. Trata de que el líquido no cubra por completo la carne.

Séptimo paso: Enciende la vitrocerámica a fuego alto hasta que empiece a hervir. Una vez que esto ocurra, tapa la cacerola y ponla en fuego bajo. Añade la hoja de laurel y la ramita de tomillo.

Octavo paso: El tiempo de preparación varía entre 45 minutos y una hora. La idea es que la carne tenga esa consistencia suave y tierna. Puedes verificar que esto ocurra cuando se separe fácilmente del hueso. Ahí sabrás que es momento de apagar.

Noveno paso: Retira del fuego y deja reposar durante unos 5 minutos. Sirve y agrega un poco de perejil finamente picado encima de la preparación. Esta receta normalmente se consume acompañada de unos trozos de pan, ya que la idea es poder mojarlos con la salsa.

Puntuación del editor:
5