Prueba la mejor tarta de almendras marcona | FrutaMare

¡Siempre PORTES GRATIS! (Península)

La tarta de almendras es fácil que se confunda con el clásico bizcocho, la coca de almendras o la famosa tarta de Santiago, pero cada una de ellas se hace de una forma distinta ya que cambia algún ingrediente. Además la textura y el sabor aunque estén hechas con almendra, te aseguramos que es diferente y muy sabrosa.

Seguro que cuando acabas de comer te apetece algo un poco dulce o muy dulce para concluir la comida. Siempre que lo hagas con moderación no será malo y si además el postre es casero todavía mejor, ya que sabes que todos los ingredientes son naturales y que no se les ha añadido ningún complemento de conservación ni aditivo.

La almendra marcona que es la que vende FrutaMare es la mejor variedad del mercado en cuanto a sabor y tamaño. La almendra es un fruto seco que aporta muchos beneficios y tiene innumerables propiedades que ayudan a tener una vida más sana, y es por eso que se recomienda su consumo diario en porciones pequeñas.

Seguro que te has preguntado qué es la almendra marcona y nosotros te lo vamos a explicar. Esta variedad de almendra es una de las variedades nativas españolas botánicamente puras, las otras dos son Largueta y Planeta. Nuestra variedad es la más cara del mercado y la más demandada por la industria repostera y turronera. Su sabor es muy intenso y realmente delicioso.

Con ellas hemos elaborado varias recetas que vamos a ir publicando poco a poco y estamos seguros de que te encantarán.

Lista de la compra

  • 250 gr. de almendra
  • 250 gr. de azúcar
  • 5 huevos medianos o grandes
  • Ralladura de medio limón
  • 1 cucharada pequeña de canela
  • 1 chorro de licor como el coñac
  • Mantequilla para untar la bandeja
  • Azúcar glass para decorar

Preparación de la tarta de almendras

Lo más importante antes de empezar a elaborar la receta es que tengamos todos los ingredientes preparados en la mesa para que luego no tengamos que parar el trabajo porque te falta alguno de ellos. Cuando lo tengamos todo listo, lo primero que debemos hacer es triturar las almendras en la batidora, pero en porciones pequeñas para que no se haga una masa pegajosa. Tiene que quedarse una textura similar a la harina. Una de las porciones se tiene que triturar y que quede una textura un poco más gruesa. Enseguida que empiecen a triturarse vas a saber exactamente a qué tipo de textura nos estamos refiriéndonos.

A continuación hay que tostar las almendras en una sartén o en la bandeja del horno para que las almendras cojan más sabor y pierdan la humedad. Ten en cuenta que no se pueden quemar así que debemos estar vigilando y no tenerlas al fuego o al horno más de 10 minutos.

Seguidamente en un bol mediado tenemos que batir los huevos y el azúcar con la ralladura de limón hasta que la masa quede bien homogénea. Cuando esté bien mezclado añadimos la canela molida y el coñac o licor que queramos. Si no te gusta con sabor a licor, no hace falta que le añadas ninguno. Te aseguramos que la tarta estará igual de exquisita y la textura será la misma, pero sin el toque a coñac o cualquier otro licor.

Ahora es el momento de que precalentemos el horno a 180ºC y mientras se calienta añade las almendras tibias a la mezcla de los huevos, el azúcar, la canela, la ralladura de limón y el licor si finalmente lo has añadido. Cuando lo hayamos mezclado todo muy bien, cogemos el molde que hayamos elegido: redondo, cuadrado, rectangular… lo untamos con mantequilla y ponemos la mezcla en el molde. El molde también lo podemos untar con un poco de aceite si no queremos endulzar la tarta más.

El siguiente paso es meter al horno la bandeja/molde y cocerlo durante 35-40 minutos.

Transcurrido el tiempo sacamos la tarta del horno y espolvoreamos con azúcar glas. Si no quieres poner azúcar glas, puedes moler almendras y espolvorearlas por encima, o dejarlas enteras o bien poner almendras laminadas y azúcar glas. Nosotros hemos escogido esto último.

Esta tarta es muy sencilla y como mucho tardarás una hora en hacerla.