Frutamare Fin de Existencias

Si quieres hacer unas galletas buenísimas, fáciles y además saludables, no te pierdas esta receta de galletas de avena y naranja.

Lo que hacen a estas galletas de avena y naranja tan sanas es su combinación de la avena con la naranja. De todos es sabido que la naranja tiene vitamina C, que es un poderoso antioxidante y refuerza el sistema inmunológico del organismo. La avena es un cereal muy completo y equilibrado al igual que la naranja es rico en antioxidantes, también es rico en fibra y ayuda a las bacterias beneficiosas de nuestra microbiota además de regular el tránsito intestinal, también son beneficiosas para a reducir el colesterol malo, es muy saciante, por lo que estas galletas son ideales para ayudar a controlar el peso. Esta combinación de ingredientes convierte a las galletas de avena y naranja en una buena fuente de energía. Pero lo que es más importante están muy ricas.

La textura de las galletas de avena y naranja no es crujiente, son unas galletas blandas, pero sin ser gomosas. Tienen una textura perfecta para los más pequeños de la casa

Estas galletas de avena y naranja las puedes comer en cualquier momento del día, pero son perfectas para el desayuno acompañadas de una mermelada de calabaza y naranja o para la merienda con un sorbete de limón y combinadas con rosquillas de naranja.

Ingredientes

  • Ralladura y zumo de una naranja
  • 200 g de copos de avena
  • 100 g de harina integral
  • 100 g de azúcar moreno
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cuchara de café de levadura
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas soperas de miel
  • 1 cucharada de café de canela
  • Una pizca de sal

Preparación de la receta de galletas de avena y naranja

Lo primero que tienes que hacer es encender el horno a 200 grados con calor arriba y abajo y prepara un par de bandejas de horno con papel de hornear para poner la masa de las galletas.

Coge la naranja, la lavas bien y rallas la piel, ten cuidado de no rallar la parte blanca, ya que esta parte amarga y podría dejar un cierto gusto amargo en las galletas. Luego exprime la naranja y reservas el zumo y la ralladura de naranja.

En un bol tienes que poner la avena, la harina, el azúcar moreno, la levadura, la ralladura de naranja,  y la sal. Lo mezclas todo bien con una cuchara.

Después de poner los ingredientes secos, haces un hueco en el centro y añades los ingredientes líquidos: el huevo, el aceite de oliva, la miel y el zumo de naranja. Lo tienes que mezclar todo bien con la cuchara hasta que quede una masa uniforme.

En el caso de que veas que la masa está demasiado líquida y que no la puedes manipular añade poco a poco harina hasta que obtengas una textura adecuada para poder moldear las galletas, Ten en cuenta que no es una masa compacta.

Es el momento de que moldees las galletas puedes hacerlo con las manos o con dos cucharas. Tienes que formar bolitas de unos 3,5 cm y las dejas en la bandeja de horno sobre el papel de hornear. Ten en cuenta de dejar una separación prudencial entre una bola y otra para evitar que se toquen y se peguen al hornearse. Si quieres decorarlas con copos de avena tienes que poner en un cuenco copos de avena, y cuando tengas la bola la pincelas con un poco de agua y la dejas en el bol donde tienes los copos por la zona que la has pincelado. Luego la dejas en la bandeja de horno con la parte que tiene los copos hacia arriba y las aplanas ligeramente. Si decides hacer las bolas a mano es aconsejable que te humedezcas las manos para que las puedas manipular más fácilmente.

Cuando ya tengas la bandeja llena, la metes en el horno unos 10 o 15 minutos, el tiempo depende de cada horno. Pasado ese tiempo cuando veas que están tostadas ligeramente, las sacas. Con este tiempo deben de quedar duras por fuera, pero con el corazón blando.  Debes de dejar templar las galletas 5 minutos y luego pasarlas a una rejilla para que terminen de enfriar del todo. Debes de hornear cada bandeja por separado y no las dos a la vez, ya que así se cuecen mejor.

Una vez enfriadas las puedes guardar en un tarro de metálico para una buena conservación o si prefieres que estén más blandas ponlas en un plato tapadas con plástico transparente. Te pueden durar más o menos una semana en perfecto estado.

Con esta cantidad de ingredientes te saldrán unas 28 o 30 galletas, si se te acaban rápidamente puedes hacer más ya que son muy fáciles de hacer.

Estas galletas las puedes hacer con harina integral tal y como te hemos indicado en la receta, como con harina normal de repostería o harina integral de trigo. La cantidad de harina que tienes que utilizar tanto para la harina normal, como para la harina integral de trigo es la misma que está indicada en la receta y el sabor es parecido.

Frutamare Fin de Existencias

Pin It on Pinterest

X

Ajuste de cookies

Selecciona que tipo de cookies quieres permitir (aunque no aceptarlas todas puede afectar al rendimiento de la web). Haz click en "Guardar configuración" para aplicar tu selección.