ūü§ó 4 Propiedades del Ajo: Un Bulbo Milagroso | FrutaMare

El ajo (allium sativum) es una de las especies del g√©nero Allium, el mismo g√©nero de plantas de los puerros, cebollas y chalotas. En Espa√Īa el cultivo de ajos es algo muy a considerar, sin duda se cultivan de las mejores variedades del mundo. Alimentos de un potente y arom√°tico sabor y unas propiedades medicinales √ļnicas. ¬°Las propiedades del ajo, son √ļnicas!

En este caso, lo que consumimos de la planta es el bulbo separado en este caso por dientes (las partes en las que se divide el bulbo).

El aroma intenso que se impregna a todo lo que toca y su sabor profundo se debe principalmente al azufre del que se compone gran parte del propio ajo, en concreto hablamos de la Alicina.

 

¬ŅDe qu√© se compone el ajo?

Antes de hablar de propiedades del ajo concretas tenemos que ver su composición. Esta hortaliza está compuesta por 139 kcal por cada 100 gramos de producto y contiene la siguiente proporción de macronutrientes: 30,5 gramos de hidratos de carbono y 4,7 gramos de proteínas y 0,2 gramos de grasa.

 

Si hablamos de vitaminas encontramos que el ajo contiene

Vitamina A: 5 miligramos; vitamina B1: 0,22 miligramos; vitamina B2: 0,12 miligramos; vitamina B3: 0,5 miligramos; vitamina C: 13 miligramos y vitamina E: 0,01 miligramos.

 

En cuanto al resto de nutrientes encontramos la siguiente proporción de minerales

Fibra: 1,2 gramos; sodio: 63 miligramos; potasio: 510 miligramos; calcio: 35 miligramos; fósforo: 156 miligramos; hierro: 1,4 miligramos; iodo: 3 microgramos; zinc: 1000 microgramos; cobre: 260 microgramos; manganeso: 460 microgramos; selenio: 20 microgramos y níquel: 10 microgramos.

propiedades del ajo

Regula nuestros niveles de colesterol

El ajo es un alimento recomendadísimo para regular los niveles de colesterol LDL en sangre. Aparentemente no se aprecian efectos sobre el colesterol HDL ni los triglicéridos pero sí que es cierto que puede llegar a reducir el LDL en un 10 o 15 por ciento. De todas formas, en caso de tener el colesterol alto, lo mejor es consultar con un médico para que recete el mejor medicamento o tratamiento para ello.

 

Rico en antioxidantes

Los antioxidantes son un mecanismo de protección de nuestro sistema para combatir el envejecimiento prematuro que sufrimos debido a la acción de los radicales libres. Los antioxidantes del ajo pueden aumentar este recuento de enzimas antioxidantes y combatir así no solo el colesterol o la hipertensión, también podemos prevenir enfermedades del cerebro como la demencia o el alzheimer (no significa que no se puedan contraer las enfermedades).

 

Se reduce la presión en sangre

El azufre del ajo ayuda a producir ácido nítrico en el organismo, el cual mejora la fluidez de la sangre. Esto hace que la presión de la sangre se reduzca y, por tanto, en caso de tener hipertensión ayudarnos a la prevención de ataques cardíacos o derrames cerebrales. No obstante, no es recomendable usarlo como sustituto de tratamientos de la hipertensión y, por ello, recomendamos consumir el ajo como alimento en nuestra dieta diaria, no como tratamiento específico.

 

Previene resfriados y enfermedades

Cuando cortamos o picamos el ajo, este libera el azufre (la alicina) que tiene una gran propiedad antibacteriana y antibiótica. Se han comprobado efectos beneficiosos en la flora intestinal y bucal, también ayuda a reducir los efectos de un resfriado. No obstante, no se han demostrado efectos notables en enfermedades como la gripe.

 

Es un gran desintoxicante

En cantidades elevadas, el azufre del ajo ayuda a evitar el da√Īo org√°nico por intoxicaci√≥n por metales pesados. No solo disminuye la concentraci√≥n en sangre de estos, tambi√©n reduce s√≠ntomas como cefaleas o presi√≥n sangu√≠nea elevada.

 

Aparentemente no tiene contraindicaciones

Salvo que tengas alergia o te produzca irritación en el estómago no se han notado efectos negativos notables en nuestro organismo por consumir ajo. Se puede consumir el ajo en forma de suplemento, pero creemos que consumir el ajo combinado con comidas es la mejor opción para complementar una dieta equilibrada y sana.

 

Conclusión sobre las propiedades del ajo

Desde hace siglos, que el ajo se usa como sustancia medicinal y, podemos afirmar, que algunas de las sustancias del ajo son muy beneficiosas para nuestro cuerpo: ayudamos a prevenir el azheimer, mejoramos nuestra salud arterial, venosa y coronaria, ayuda a mejorar nuestra condición física, favorece nuestro sistema inmunológico, desinflama, ayuda a nuestros pulmones.

 

En definitiva, un bulbo con un olor potente, aroma fuerte y riquísimo en propiedades utilizado en casi todas las gastronomías del mundo como uno de los ingredientes básicos y fundamentales no solo por su poder para mejorar nuestras recetas, también por su capacidad de aumentar nuestra salud. Sin duda, las frutas y las verduras son de vital importancia para nuestro organismo.

Utilizamos cookies propias y de terceros, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Preferencias

A continuación puedes gestionar tus preferencias. Haz click en "Guardar Preferencias" para guardar tu selección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.