Todos hemos probado alguna vez el clásico salmorejo con tomate, pan y aceite. En esta ocasión os traemos una versión diferente, el salmorejo de naranja.

Este plato tan mediterráneo no puede faltar en cualquier época del año, si bien es cierto que en la primavera es cuando más aconsejamos su elaboración. Es cierto que el salmorejo se suele tomar en verano, pero si el salmorejo de naranja lo preparas durante el invierno o la primavera, te aseguras de poder prepararlo con naranjas de temporada de calidad superior, como las que puedes conseguir en Frutamare.

Ingredientes

  • 3 naranjas grandes o 4 si son más pequeñas
  • 400 gramos de pan del día anterior
  • Vinagre balsámico
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo (2 si son muy pequeños)
  • Sal

Preparación de la receta de salmorejo de naranja

  • En un bol, pon agua y deja el pan troceado para que se ablande
  • Exprime las naranjas
  • Una vez el pan esté bien remojado, escúrrelo en un colador para eliminar el agua sobrante
  • Utiliza una batidora, con el accesorio con cuchillas, para triturar el pan
  • Después, incorpora el ajo, la sal y vuelve a triturar
  • Por último, incorpora un chorrito de vinagre balsámico (al gusto), el aciete de oliva y el zumo de naranja y mézclalo todo
  • Déjalo enfriar en la nevera

Si quieres darle un toque aún más original y sofisticado, es habitual acompañar el salmorejo de naranja con bacalao ahumado, que puedes trocear y echar por encima. Un toque que gustará a todo el mundo.

Como te hemos comentado en otras ocasiones, recuerda quitar el germen del ajo si quieres evitar que repita. Por otro lado, tritura al gusto dependiendo si quieres que el salmorejo de naranja quede más o menos fino. También puedes colar la pulpa si ésta te molesta. Un truco para arreglar un salmorejo de naranja que se te haya quedado demasiado líquido, es añadir más pan, pero para esto deberás haber reservado una cantidad extra previamente.

La receta del salmorejo de naranja es típica de la provincia de Málaga, especialmente del pueblo de Antequera, donde se conoce como porra de naranja. Como habrás visto, la diferencia más importante entre el salmorejo clásico y el salmorejo de naranja es que éste último no lleva tomate, de ahí que los más puristas renieguen de llamarle salmorejo. De cualquier modo, en Frutamare creemos que lo importante es el resultado final del plato, que en este caso es espectacular, gracias a la originalidad de su sabor, a la sencillez de su elaboración y a lo refrescante que resulta.

Ya sabes que con la naranja se pueden preparar infinidad de platos o recetas. Si buscas algunas de las más sencillas, nosotros te proponemos: la crema de calabaza y naranja y la crema de zanahoria y naranja. En invierno, una vez empiece la temporada de naranjas, es cuando más apetecen estas cremas, calentitas y riquísimas para solucionar cualquier comida. Recuerda que no todas las naranjas son iguales, y que las que se encuentran en los supermercados suelen estar maduradas en cámaras, por lo que no tendrán el mismo grado de dulzor y calidad que aquellas que se han dejado madurar en el árbol hasta el momento óptimo para su recolección, como hacemos en Frutamare. Como ya sabrás, la calidad de los ingredientes es muy determinante a la hora de ver el resultado final de una buena receta.

Aunque esta receta es tan sencilla de preparar que basta con unos pocos minutos para conseguir un resultado espectacular, te recomendamos que lo prepares al menos unas horas antes de cuando tengas previsto consumirlo, así le darás tiempo de enfriarse en la nevera. Recuerda colocarlo en un recipiente cerrado, o que al menos puedas tapar con un papel de film o de aluminio, para que no se oxide y lo puedas consumir en perfecto estado. Si te sobra, podrás guardarlo unos días y su calidad no variará.

Por último, ¿has pensado que esta es una forma estupenda de hacer que tus hijos coman fruta? La receta ya de por sí es sana, pero es una buena forma de introducirle en sabores diferentes que le aportan alimento y nutrientes.

Pin It on Pinterest

Share This

X

Ajuste de cookies

Selecciona que tipo de cookies quieres permitir (aunque no aceptarlas todas puede afectar al rendimiento de la web). Haz click en "Guardar configuración" para aplicar tu selección.