▷ Deliciosa Salsa de Ciruela | FrutaMare

La salsa de ciruela inicialmente fue utilizada por los chinos. Esta es una salsa con sabor agridulce de color marrón. La primera receta de esta salsa fue preparada con ciruelas maduras, vinagre, azúcar, jengibre y chiles. Todos estos ingredientes se hirvieron y se mezclaron hasta adquirir una consistencia homogénea y cremosa. En sus inicios esta salsa se utilizaba para acompañar rollos de huevo y, más tarde, se hizo tan versátil que comenzaron a agregarse otros ingredientes para combinar con otras comidas.

Hoy se encuentran recetas que incluyen ciruelas en conserva o en escabeche. Otras incorporan salsa de tomate, mostaza, frutos secos y especias. Existen muchas variaciones de esta salsa: se puede preparar con cereza, melocotón, ciruelas pasas, papaya, manzanas y albaricoque. Las recetas de salsa de ciruela son un ejemplo claro de la evolución de la gastronomía en todo el mundo.

Tal como ha evolucionado y se ha diversificado la preparación de la salsa de ciruela, su uso se ha expandido a muchos más platos: chuletas, filetes, solomillos, etc. Su delicadeza y sobriedad la han convertido en un ingrediente presente en las mesas de Navidad o Fin de Año para acompañar al cerdo o al pavo que se prepara (de manera especial), tradicionalmente, en estas fechas. Esta salsa es un acompañante ideal para carnes rojas, la podemos usar con lomo de res o con unas buenas costillas de cerdo. También podemos combinarla con carnes blancas como con una deliciosa pechuga de pavo en salsa, o en un delicioso pollo relleno de verduras. Además, esta salsa sigue siendo una aliada para tartaletas, tapas, entrantes o aperitivos. Degustar un queso camembert, por ejemplo, con un toque especial de salsa de ciruela es un bocadillo especial.

En FrutaMare, la mejor frutería online para comprar las frutas y verduras más frescas y saludables del mercado, te contamos cómo hacer una deliciosa salsa de ciruelas, y te invitamos a descubrir todo su potencial.

Lista de la Compra para Preparar Salsa de ciruela

Tal como te hemos dicho, la salsa de ciruela es una salsa agridulce muy sencilla de preparar. A continuación, toma nota de los ingredientes que vas a necesitar para preparar una deliciosa salsa de ciruela que te servirá para acompañar ricos platos de carnes y otras comidas.

  • 250 g de ciruelas sin semillas (puedes usar ciruelas pasas o cualquier variedad de ciruela dulce)
  • 2 taza de agua o caldo de pollo
  • ½ cebolla picada
  • Dos dientes de ajo picado
  • Mantequilla sin sal (1 cucharadita)
  • 1 taza de zumo de naranja
  • Vino tinto (1/2 taza o 150 ml)
  • 1 ¼ taza o 125 ml de sherry, oporto o vino de jerez
  • Vinagre balsámico (Dos cucharadas soperas)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Harina de maíz o Maizena (dos cucharadas)
  • 1/4 de cucharadita cafetera de sal
  • Pimienta en polvo al gusto

Preparación de la receta Salsa de ciruela

Hoy en día, combinar frutas y verduras es una tendencia muy consolidada que se ha adoptado por muchas especialidades culinarias. Existen recetas de sopas, salsas y cremas preparadas a base de frutas y con sabores muy originales como gazpachos de sandía, sopa de melón, y otras elaboraciones que no dejarán de sorprenderte.

Las ciruelas, suelen consumirse (por razones de salud) con mayor frecuencia en algunas épocas del año, y a pesar de que de forma natural son la mejor opción para disfrutar su exquisito sabor y aprovechar sus extraordinarios beneficios, podemos elaborar platos diferentes como deliciosas salsas de ciruelas. La salsa de ciruela se puede preparar a partir de las diferentes variedades de ciruela que existen, no obstante, lo más común es usar ciruelas pasas o ciruelas maduras dulces. Ahora bien, independientemente de la variedad que elijas de ciruela, la salsa que se prepara se usa muy bien para acompañar carnes rojas y blancas como cerdo, pollo y pato. Esta salsa otorga un sabor y una textura única e increíble a cada plato.

Los más expertos sostienen que existen dos versiones para preparar la salsa de ciruela: una, al estilo oriental con jengibre, y otra, en donde se usan ingredientes más occidentales. Sin embargo, en cada mesa se puede servir una salsa de ciruela diferente (que muy bien puede combinar lo oriental con lo occidental y muchos más ingredientes). Al final, cada preparación, no es sino, el producto de un estilo personal y único.

En este post vamos a mostrarte cómo se prepara la versión de salsa de ciruela al estilo de FrutaMare. ¿Estás listo? ¡Comencemos!

Primer Paso. Preparación de las ciruelas

  • Si utilizas ciruelas pasas, debes asegurarte de que no contengan semillas. Mientras que si dispones de otra variedad de ciruela, procede a lavarlas bien, retirar su piel, separar de su hueso y trocear su pulpa.
  • Ahora vamos a marinar las ciruelas. En una cazuela u olla grande coloca todas las ciruelas y agrega los vinos, tapa y deja marinar en el refrigerador por unas dos horas.

Segundo paso. Preparación del sirope

Cuando estén por concluir las dos horas del marinado, es el momento de preparar un sirope con el azúcar. Para ello:

  • Pon a calentar el azúcar en una olla con el fondo cubierto de agua (se comienza con medio dedo de agua). Espera a que el azúcar se vaya mezclando y espesando con el agua.
  • Al hervir el agua, debes observar la formación del sirope. Si es necesario puedes ayudarte con una espátula de madera para mezclar y, si observas que está muy espeso, puedes agregar pequeñas cantidades de agua.
  • Cuando hayas logrado la consistencia del sirope, retira del fuego y reserva.

Tercer paso. Cocción

A continuación, toma un sartén antiadherente, coloca la mantequilla y calienta a fuego bajo. Cuando la mantequilla se haya fundido completamente:

  • Agregar la cebolla y los ajos previamente picados. Rehoga por unos 6 minutos. Remueve constantemente con una espátula de madera.
  • Añadir las ciruelas que han sido marinadas. Agrégalas sin desperdiciar el líquido del marinado.
  • Ahora cocinamos a fuego lento por unos 5 minutos más y luego adicionamos el caldo o el agua (lo que dispongas), el zumo de naranja, dos cucharadas soperas de vinagre balsámico, una pizca de pimienta y la sal. En este punto, dejamos que la salsa se cocine y removemos frecuentemente hasta que la mezcla comience a hervir.
  • Luego, bajamos un poco la llama, tapamos y dejamos que la salsa se cocine durante unos 20 más.

Cuarto paso. Obtención de la salsa

  • Una vez lista la cocción de la salsa, se deja enfriar y se coloca en un procesador de alimentos o licuadora, se licúa por unos minutos y luego se cuela usando un colador de malla fina para separar los restos de ingredientes del zumo de la salsa.
  • Toma un recipiente para reservar el colado.
  • Ahora, toma el sirope (previamente preparado) y colócalo a fuego lento y ve mezclando poco a poco con el extracto o colado obtenido de ciruela. Mezcla con una cuchara de madera.
  • Para lograr mayor espesor de la salsa se puede preparar una mezcla de Maizena o harina de maíz, solo deberás utilizar una taza pequeña y llenarla con un poco de agua fresca (la medida de un par de dedos es una referencia). Viertes aquí la harina y la mezclas usando un tenedor, para que se vaya disolviendo en el agua. Es importante asegurarse de que no se formen grumos y, si es necesario, agrega algo más de agua para facilitar la dilución. Esta preparación la puedes adicionar una vez que hayas mezclado el sirope con la salsa.
  • A continuación, cocina y remueve con una cuchara de madera hasta obtener una salsa homogénea.
  • Dejamos cocinar por diez minutos. Vigilamos y removemos constantemente.

Quinto paso. Toques finales

Antes de culminar los 10 minutos de cocción (a los 2 o 3 minutos) probamos la salsa para verificar la consistencia y la sazón. Si:

  • Deseas más espesor, utiliza un poco más de mezcla de harina o Maizena.
  • Gustas una salsa con un ligero punto salado, añade una piza de sal y otra de pimienta. No te preocupes, la adición de cualquiera de estos ingredientes solo dará un toque de equilibrio a la salsa, de ninguna manera influirán sobre la naturaleza azucarada de esta preparación.

Para finalizar remueve todo, retira del fuego y deja reposar: ¡Tu salsa de ciruelas ya está lista!

Sexto paso. Servir

La salsa de ciruela que has preparado la puedes servir caliente, luego del reposo o después de refrigerar (solo debes sacar del refrigerador con antelación y esperar que adquiera la temperatura ambiente para luego servir). Esta exquisita salsa sirve para acompañar con rollitos de huevo, fideos, pollo, pato asado, cerdo o ternera. Si gustas puedes agregar canela a la receta para darle un sabor y aroma diferente.

Si quieres conocer más recetas como estas puedes revisar los pasos para preparar un delicioso gazpacho de sandía, una receta que, al igual que la salsa de ciruela, es muy original, práctica y fácil de hacer.

La cocina española no solo es rica en platos únicos, sino también en salsas, y la salsa de ciruela es una de las preparaciones con frutas que brinda interesantes matices a innumerables platos. La salsa de ciruela es una demostración de que las frutas y el azúcar ya no son una exclusividad para preparar postres y dulces, así como las especies y verduras u hortalizas ya no solo se utilizan para preparar platos salados.

La salsa de ciruela es el resultado de lo extraordinario que puede ser el arte de cocinar y, sin duda, las personas que disfrutan de la cocina encontrarán infinitos usos para esta salsa. Y bien sea, en platos dulces o salados, daremos un matiz diferente de aroma y sabor a deliciosas comidas.

La receta de salsa de ciruelas es una herramienta extraordinaria para crear y probar nuevos sabores. Particularmente, en esta preparación podemos hacer algunos ajustes de sabor y consistencia. Por ejemplo, puedes agregar un toque de mostaza, este ingrediente otorga un delicado picor que se combina de forma ideal con el predominio agridulce característico de la salsa. También puedes variar el olor y agregar unas gotas de vainilla, con ello se proporciona un agradable perfume y aromático sabor a la salsa. Y si quieres ponerte aún más creativo, puedes añadir otras frutas como piña, albaricoques o duraznos.

No podemos concluir este post sin decirte que en 1 taza de salsa de ciruela se concentran en promedio 10 calorías, debido a que contiene azúcar, de manera que las personas diabéticas deben evitar su ingesta en grandes proporciones. No obstante, es un alimento que concentra muchas vitaminas, minerales, fibra dietética, carbohidratos y proteínas.

Atrévete a preparar esta rica salsa de ciruela y prueba a innovar utilizando otras frutas y otros ingredientes, verás que no necesitas ser un experto en la cocina, solo precisas disponer de los mejores ingredientes y revisar todas las herramientas y consejos que te brinda FrutaMare.

Salsa de ciruelas exquisitas
Salsa de Ciruela 1

La salsa de ciruela inicialmente fue utilizada por los chinos. Esta es una salsa con sabor agridulce de color marrón. La primera receta de esta salsa fue preparada con ciruelas maduras, vinagre, azúcar, jengibre y chiles. Todos estos ingredientes se hirvieron y se mezclaron hasta adquirir una consistencia homogénea y cremosa. En sus inicios esta salsa se utilizaba para acompañar rollos de huevo y, más tarde, se hizo tan versátil que comenzaron a agregarse otros ingredientes para combinar con otras comidas.

Tipo: Salsa

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: salsa de ciruela

Rendimiento de la receta: 6 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 25M

Tiempo total: 30M

Ingredientes de la receta:

  • 250 g de ciruelas sin semillas
  • 2 taza de agua o caldo de pollo
  • ½ cebolla picada
  • Dos dientes de ajo picado
  • Mantequilla sin sal (1 cucharadita)
  • 1 taza de zumo de naranja
  • Vino tinto (1/2 taza o 150 ml)
  • 1 ¼ taza o 125 ml de sherry, oporto o vino de jerez
  • Vinagre balsámico (Dos cucharadas soperas)
  • Azúcar (2 cucharadas)
  • Harina de maíz o Maizena (dos cucharadas)
  • 1/4 de cucharadita cafetera de sal
  • Pimienta en polvo al gusto

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Si utilizas ciruelas pasas, debes asegurarte de que no contengan semillas. Mientras que si dispones de otra variedad de ciruela, procede a lavarlas bien, retirar su piel, separar de su hueso y trocear su pulpa. Ahora vamos a marinar las ciruelas. En una cazuela u olla grande coloca todas las ciruelas y agrega los vinos, tapa y deja marinar en el refrigerador por unas dos horas.

Segundo paso:

  • Cuando estén por concluir las dos horas del marinado, es el momento de preparar un sirope con el azúcar. Para ello: Pon a calentar el azúcar en una olla con el fondo cubierto de agua (se comienza con medio dedo de agua). Espera a que el azúcar se vaya mezclando y espesando con el agua. Al hervir el agua, debes observar la formación del sirope. Si es necesario puedes ayudarte con una espátula de madera para mezclar y, si observas que está muy espeso, puedes agregar pequeñas cantidades de agua. Cuando hayas logrado la consistencia del sirope, retira del fuego y reserva.

Tercer paso:

  • A continuación, toma un sartén antiadherente, coloca la mantequilla y calienta a fuego bajo. Cuando la mantequilla se haya fundido completamente: Agregar la cebolla y los ajos previamente picados. Rehoga por unos 6 minutos. Remueve constantemente con una espátula de madera. Añadir las ciruelas que han sido marinadas. Agrégalas sin desperdiciar el líquido del marinado. Ahora cocinamos a fuego lento por unos 5 minutos más y luego adicionamos el caldo o el agua (lo que dispongas), el zumo de naranja, dos cucharadas soperas de vinagre balsámico, una pizca de pimienta y la sal. En este punto, dejamos que la salsa se cocine y removemos frecuentemente hasta que la mezcla comience a hervir. Luego, bajamos un poco la llama, tapamos y dejamos que la salsa se cocine durante unos 20 más.

Cuarto paso:

  • Una vez lista la cocción de la salsa, se deja enfriar y se coloca en un procesador de alimentos o licuadora, se licúa por unos minutos y luego se cuela usando un colador de malla fina para separar los restos de ingredientes del zumo de la salsa. Toma un recipiente para reservar el colado. Ahora, toma el sirope (previamente preparado) y colócalo a fuego lento y ve mezclando poco a poco con el extracto o colado obtenido de ciruela. Mezcla con una cuchara de madera. Para lograr mayor espesor de la salsa se puede preparar una mezcla de Maizena o harina de maíz, solo deberás utilizar una taza pequeña y llenarla con un poco de agua fresca (la medida de un par de dedos es una referencia). Viertes aquí la harina y la mezclas usando un tenedor, para que se vaya disolviendo en el agua. Es importante asegurarse de que no se formen grumos y, si es necesario, agrega algo más de agua para facilitar la dilución. Esta preparación la puedes adicionar una vez que hayas mezclado el sirope con la salsa. A continuación, cocina y remueve con una cuchara de madera hasta obtener una salsa homogénea. Dejamos cocinar por diez minutos. Vigilamos y removemos constantemente.

Quinto paso:

  • Antes de culminar los 10 minutos de cocción (a los 2 o 3 minutos) probamos la salsa para verificar la consistencia y la sazón. Si: Deseas más espesor, utiliza un poco más de mezcla de harina o Maizena. Gustas una salsa con un ligero punto salado, añade una piza de sal y otra de pimienta. No te preocupes, la adición de cualquiera de estos ingredientes solo dará un toque de equilibrio a la salsa, de ninguna manera influirán sobre la naturaleza azucarada de esta preparación. Para finalizar remueve todo, retira del fuego y deja reposar: ¡Tu salsa de ciruelas ya está lista!

Sexto paso:

  • La salsa de ciruela que has preparado la puedes servir caliente, luego del reposo o después de refrigerar (solo debes sacar del refrigerador con antelación y esperar que adquiera la temperatura ambiente para luego servir). Esta exquisita salsa sirve para acompañar con rollitos de huevo, fideos, pollo, pato asado, cerdo o ternera. Si gustas puedes agregar canela a la receta para darle un sabor y aroma diferente.

Puntuación del editor:
5
salsa de ciruela

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.