Frutamare Fin de Existencias

La mandarina es una de las frutas más populares, por su dulzor, escaso grado de acidez, suavidad de su pulpa y facilidad de pelar. Normalmente se come entera, pero el zumo de mandarina es también muy rico y recomendable para los niños, ya que no tiene tanta acidez como la naranja. También es perfecto para mezclar con otros zumos, como el de naranja o el de naranja y zanahoria.

¿Qué hace a la mandarina un producto tan completo y saludable?

La mandarina tiene una cantidad de agua superior a otras frutas de su familia, eso la convierte en una fruta muy refrescante, y por lo tanto perfecta para hacer zumo. Además tiene menos cantidad de azucares y por lo tanto menos calorías.

La mandarina destaca por su cantidad de ácido fólico. El mineral que más abunda en la mandarina es el potasio, importantísimo para la generación y transmisión de los impulsos nerviosos, la actividad muscular y la hidratación de las células. También aporta calcio y magnesio y contiene hierro, fósforo y cinc, pero en menor medida.

La fibra que obtenemos al tomar mandarina, sobretodo pectina, ayuda a prevenir el estreñimiento, estimulando el movimiento intestinal. También nos protege de las enfermedades cardiovasculares. La fibra de la mandarina se encuentra en la pulpa blanca que hay debajo de la pile y entre los gajos.

Al igual que la naranja, la mandarina es un antioxidante, por lo que contrarresta la acción nociva de los radicales libres y nos protege de las enfermedades degenerativas. Además es muy beneficiosa para la piel, ya que ayuda al cuerpo a sintetizar el colágeno y mejora la cicatrización de las heridas.

La vitamina C además de ayudar a nuestras defensas aumenta la absorción del hierro que aportan otros alimentos y favorece la producción de glóbulos rojos.

Esta fruta es muy recomendable para embarazadas por su elevado nivel de ácido fólico y vitamina C, que son imprescindibles en los procesos de división celular de los primeros meses de gestación. También es muy buena para los deportistas ya que los nutrientes de la mandarina ayuda a reponer líquidos y los minerales perdidos tras el ejercicio.

Ingredientes

  • 4-6 mandarinas maduras según su tamaño

Preparación de la receta de zumo de mandarina

Para preparar un buen zumo de mandarina hay que tener en cuenta que las mandarinas estén maduras.

Cogemos las mandarinas y las cortamos por la mitad.

Para exprimir las mandarinas se puede utilizar un exprimidor eléctrico o manual. En el caso de no tener un exprimidor se puede exprimir con la mano ayudándonos de un tenedor. Pinchamos el tenedor en el centro de la mandarina por la parte de la carne, no de la piel y con la otra mano estrujamos la fruta. La ventaja de hacerlo con la mano es que tendremos toda la pulpa en el zumo, pero hay que tener en cuenta que si tenía alguna pepita hay que retirarla.

No es aconsejable colar el zumo, ya que en la pulpa de la mandarina se encuentran muchos de los nutrientes de esta fruta.

Como la mandarina es una fruta muy dulce no es necesario añadirle azúcar al zumo.

Frutamare Fin de Existencias

Pin It on Pinterest

X

Ajuste de cookies

Selecciona que tipo de cookies quieres permitir (aunque no aceptarlas todas puede afectar al rendimiento de la web). Haz click en "Guardar configuración" para aplicar tu selección.