▷ Aprende a Hacer Arroz blanco | FrutaMare
Compra Anticipada Melocotones

¿Quién no ha degustado un rico plato de arroz blanco acompañado de una buena salsa, con mariscos o con una exquisita ensalada de vegetales? Difícilmente encontraríamos a alguien que no lo haya hecho; y, es que, en el mundo entero el arroz blanco es un plato tradicional y ampliamente conocido

El arroz es, junto al trigo, uno de los alimentos de mayor consumo a nivel mundial. Existen miles de variedades de arroz y, así como sus tipos (de grano corto, largo o medio), también tenemos varias formas de cocinar arroz blanco. En Japón, un país en el que comen arroz en casi todas las comidas, el tipo más consumido es el arroz gohan, un arroz blanco cocido que no lleva ningún ingrediente y que es el acompañante fiel de las comidas japonesas. En India, se usa el arroz basmati, un cereal de grano largo que se prepara con castañas y especias, lo que lo convierte en un plato súper perfumado y delicioso. 

Sin duda, las recetas de arroz blanco son muy variables; de hecho, se puede preparar arroz hervido, arroz seco, arroz caldoso, arroz al horno, entre otras tantas formas que dependen de la cultura gastronómica del país y de los innumerables gustos que existen. 

El arroz blanco es una de las guarniciones de mayor demanda, es un cereal que puede combinarse con muchísimos ingredientes: carnes, mariscos, pescados, verduras, salsas, especias, e incluso, sus variaciones también forman parte de ricos postres. 

Aquí vamos a mostrarte cómo hacer arroz blanco, los beneficios de este alimento y donde encontrar los ingredientes que marcan la diferencia. Porque no hay nada como un arroz preparado de la mano de Fruta Mare, tu tienda con los mejores ingredientes, en donde además encontrarás una excelente selección de frutas naturales, vegetales y frutos secos que te ayudarán a preparar tu mejor mesa. 

Lista de compra para el Arroz blanco

Hemos traído una receta de arroz blanco muy sencilla. Esta receta de arroz sirve como base para acompañar cualquier platillo que te puedas imaginar. La lista que necesitamos es ideal para preparar un delicioso arroz blanco para 3 o 4 personas. Cuando el arroz es una guarnición se sirve en raciones de 60g a 80g por persona. Para esta receta necesitaremos:

  • 1 taza de arroz (si varias la cantidad de arroz, también debes variar la cantidad de agua: por cada medida de arroz es el doble de agua)
  • 2 o tres dientes de ajo (a tu gusto)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 tazas de agua (siempre es el doble de la medida de arroz)

Preparación del Arroz blanco

Aunque parezca fácil, suele pasar que el arroz blanco que hemos preparado, al final, no tiene una buena textura, está muy pegajoso o se ha quedado pegado de la olla. Para que esto no suceda más, a continuación, fíjate en los pasos de la receta para preparar un arroz blanco suelto y delicioso. 

Primer paso: Verifica la proporción de agua y arroz

Como hemos dicho, para la mayoría de los tipos de arroz, lo más recomendable es usar por cada medida de arroz el doble de agua. Puedes sustituir el agua por caldo de pollo, de carne o de verduras. En esta receta utilizaremos agua.

  • Mide una taza de arroz (trata de usar arroz de grano medio). 
  • Mide dos tazas de agua.

Segundo paso: Lava el arroz

  • Coloca en un bol la taza de arroz que has medido y agrega suficiente agua para enjuagar el cereal. Lavamos el arroz para eliminar los almidones que pueden generar que el arroz adopte una textura pegajosa indeseable. 
  • Cuela el arroz usando un colador de malla fina y procede a enjuagar hasta que el agua haya aclarado. Este proceso puede tomar unos 20 o 30 segundos.

Tercer paso: Sofríe el arroz

  • Coloca en una cacerola (preferiblemente antiadherente) el aceite de oliva. Calienta por unos segundos.
  • Pela los dientes de ajo.
  • Agrega el ajo pelado y la sal en la cacerola con el aceite de oliva ya calentado, sofríe por unos segundos.
  • Agrega el arroz que has lavado. Revuelve constantemente.

Cuarto paso: Cocina a fuego lento

  • Después de que el arroz se ha empapado de aceite, agrega la medida de agua para una taza de arroz.
  • Ponemos a cocinar a llama alta hasta que el agua comience a hervir.
  • Una vez que hierva el agua, se baja la llama a fuego lento y se tapa el arroz. 
  • Tapa la olla y cocina por unos 15 o 20 minutos a fuego lento. 

Quinto paso: Verifica la cocción luego de unos 15 o 20 minutos

  • Después de este tiempo, puedes verificar si el arroz ya está cocido usando un tenedor para evaluar los granos. 
    • Si los granos aún no están en su punto, tapa por unos 3 0 5 minutos más para terminar de cocer. Luego de este tiempo, vuelve a verificar. ¡El arroz estará listo! Retira del fuego y destapa.
  • Si por el contrario; los granos a los 15 minutos ya están en su punto; retira del fuego y destapa la olla. Si deseas unos granos más blandos, deja la olla tapada unos minutos más hasta que consigas la textura deseada.

Y si eres de los que les gusta el arroz blanco esponjoso, entonces (durante la cocción) no tapes por completo la olla y deja un espacio para que escape el vapor y, cuando el arroz esté casi completamente seco, retira la tapa. La idea es dejar que el agua se termine de evaporar por completo. ¡Este consejo garantiza que tu  arroz quede suelto, delicioso y esponjoso!

Sexto paso: Servir tu plato de arroz con el acompañante que prefieras

Una vez que tu arroz esté listo, sirve como lo desees. Recuerda que el arroz blanco es una guarnición por excelencia. Y ahora: ¿Con qué combinar el arroz blanco? con pollo, carnes, verduras, mariscos, etc. ¡Sirve a tu gusto!

Beneficios del arroz blanco

Como hemos visto, preparar arroz blanco no requiere de mucho esfuerzo ni tampoco de una sofisticada técnica. Basta tener los ingredientes y la disposición para llevar a cabo los pasos que te hemos mostrado. El arroz blanco, además de ser una receta fácil que puedes preparar en diversas formas, como el delicioso arroz a la cubana con huevos y plátanos fritos o el rico arroz tres delicias combinado con zanahorias, guisantes, gambas y una exquisita tortilla francesa; tiene unos beneficios para la salud invaluables. 

Para hablar sobre los beneficios del arroz, vamos a comenzar por una de las preguntas que más solemos hacer: ¿comer arroz engorda?, el arroz pertenece a la familia del almidón, un carbohidrato complejo de absorción lenta, lo que hace que su digestión sea pausada, por lo tanto, el arroz es un alimento energético que puede incorporarse en la dieta para perder peso y, aunque para estos casos lo más recomendable es usar arroz integral; el arroz blanco puede formar parte de una alimentación bien equilibrada.

Así pues, el arroz blanco tiene una carga nutricional importante, es una fuente de vitamina D, tiamina, niacina y riboflavina y está provisto de proteínas vegetales, es rico en minerales y oligoelementos, y de bajo contenido en lípidos con innumerables beneficios para el organismo. Entre sus principales propiedades tenemos que es un alimento ligero, desintoxicante y un gran aliado para diferentes tipos de problemas orgánicos. Gracias a esto, el arroz blanco aumenta la actividad metabólica de todos los sistemas, contribuye con la salud del sistema inmunológico y con el buen funcionamiento de todos los órganos. 

Un grano de arroz contiene aproximadamente un 7% de proteínas vegetales: aunque esta es una cantidad modesta, las proteínas del arroz son cualitativamente superiores a las de cualquier otro cereal. Además, sus proteínas verdes son bajas en toxinas y sin gluten, por lo que son ideales para quienes padecen enfermedad celíaca o problemas renales. 

El arroz blanco no contiene casi sodio, es de poca grasa y muy bajo porcentaje de colesterol, esta es la razón por la que es muy recomendado para personas con problemas cardiovasculares y para quienes sufren de hipertensión arterial. Asimismo, su consumo es muy aconsejable para pacientes con colón irritado, cólicos, diarreas y otros problemas gastrointestinales, ya que es un alimento bajo en fibra y de fácil digestión.  

Finalmente, este alimento también presenta una buena cantidad de lisina, el aminoácido esencial limitante de los cereales. Este aminoácido se encarga de promover la formación de anticuerpos, hormonas y enzimas necesarias para el desarrollo y fijación del calcio en los huesos y además, es fundamental para el bienestar del cabello, las uñas y la piel.

Curiosidades del arroz

Se cree que el arroz se originó en el Sudeste Asiático, en la India, hace alrededor de 7000 años; sin embargo, su cultivo se inició fue en China y, más tarde, fue extendiéndose en Europa y América. El arroz fue traído por los griegos al Mediterráneo y en siglo VIII fue introducido por los árabes a España. La historia cuenta que el arroz se consideraba un artículo de prioridad en la Edad Media y que su consumo se restringía a las personas más adineradas. 

Hoy en día, el arroz es un producto accesible, fácil de preparar, de gran versatilidad y que abarca desde platos muy sencillos en cualquier mesa familiar, hasta recetas de lujo en grandes restaurantes y de importación a nivel mundial. 

Gracias al cultivo de arroz, millones de personas en el mundo se han alimentado, creando culturas y platos para exportar. Este cereal se ha convertido en un alimento elemental importante en casi todo el planeta. Particularmente en el este, sur y sureste de Asia; en Oriente Medio; en las Antillas y en América latina y, después del maíz, es el segundo producto que más se cultiva.

La cultura china y japonesa se reconoce por la variedad de platos de arroz blanco que preparan, y es que, para ellos, es una comida básica de la cocina que se consume desde hace más de 5000 años. Además, junto con la cebada, el mijo, la soja y el trigo; el arroz es considerado como una de las 5 semillas sagradas.

Al arroz blanco, también se le suele llamar arroz pulido; porque para que sea blanco pasa por un tratamiento que pule el grano. Aunque durante su procesamiento se pierden algunas propiedades naturales como la fibra y ciertas vitaminas, no deja de ser un excelente alimento energético que contiene carbohidratos de lenta absorción, bajo en grasas, sin gluten y rico en vitamina B y minerales. 

Para una dieta sana, 100% saludable y con las calorías requeridas para un día de actividad, se recomienda preparar arroz blanco bajo en sal y consumirlo entre 3 o 4 veces por semana. Cuando la ingesta de arroz es regular, se tendrá la energía necesaria diariamente. Y si combinas tu plato de arroz blanco con verduras o con alguna otra proteína, no solo degustarás de una comida deliciosa, sino que además, estarás disfrutando de una comida completa para tu cuerpo.

Cocinar es un arte y también una ciencia; porque, independientemente de lo que cocinemos, por un lado inventamos y por otro, todo lo que hacemos en la cocina tiene una explicación. Preparar arroz blanco es el mejor ejemplo de lo que acabamos de decir. Es un arte, porque crear recetas de arroz es una especialidad culinaria que va contando una historia inmersa en una tradición milenaria, y es una ciencia, porque las recetas de arroz varían, y aunque el arroz es un alimento que se prepara de muchas formas en cualquier parte del mundo, a veces su cocción no es tan sencilla como parece; depende del tipo de arroz, del tamaño del grano, de la intensidad de la llama y del tiempo de cocción, incluso, de la cantidad de agua que se utilice. 

De hecho, el arroz es muy fácil de arruinar, pero una vez que dominas la técnica, también es muy fácil hacerlo bien. Precisamente, cuando logramos conocer la técnica y dominamos su receta, las variantes que se desprenden son innumerables y nos convertimos en verdaderos expertos, artistas o genios en la cocina del arroz blanco. Las recetas para hacer arroz blanco son muy variables, hay quienes lavan el arroz, quienes hacen arroz con el agua previamente hervida o quienes lo sofríen; y también están quienes usan las mejores recetas con Thermomix para preparar un arroz blanco suelto y delicioso de una manera cómoda y muy sencilla. 

Asimismo, también hemos visto que el arroz blanco tiene grandes beneficios para el organismo. Es un alimento con un valor nutricional importante, sobre todo, para personas celíacas, con problemas de hipertensión o con padecimientos gastrointestinales.  

El arroz blanco es un cereal vivo y versátil que jamás cansará tu paladar: tiene el poder de absorber muy bien los sabores, se puede hacer arroz dulce o salado y combina perfectamente con cualquier acompañante. Puede ser el protagonista o la guarnición de cualquier plato. Se puede cocinar usando los condimentos que tengas a la mano: ajo, cebollas, pimientos o especias. También puedes agregarle azafrán o cúrcuma para darle un color amarillo, y si deseas dar un toque oriental, bastaría condimentar con un buen curry.  

Definitivamente, el arroz blanco es un lienzo virgen al que puedes agregar los ingredientes de tu preferencia para darle un sabor adicional o personal. Cuando descubras que eres capaz de preparar el mejor arroz blanco en tu mesa, no dudarás en crear y en jugar con los ingredientes que tengas en tu cocina y desde una sencilla cena familiar hasta el plato más sofisticado, serás capaz de servir un arroz único, nutritivo y de exquisito sabor.

▷ Aprende a Hacer Arroz blanco
Arroz Blanco 1

¿Quién no ha degustado un rico plato de arroz blanco acompañado de una buena salsa, con mariscos o con una exquisita ensalada de vegetales? Difícilmente encontraríamos a alguien que no lo haya hecho; y, es que, en el mundo entero el arroz blanco es un plato tradicional y ampliamente conocido. 

Tipo: Plato principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: arroz

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 25M

Tiempo total: 30M

Ingredientes de la receta:

  • 1 taza de arroz
  • 2 o tres dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 tazas de agua

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Como hemos dicho, para la mayoría de los tipos de arroz, lo más recomendable es usar por cada medida de arroz el doble de agua. Puedes sustituir el agua por caldo de pollo, de carne o de verduras. En esta receta utilizaremos agua. Mide una taza de arroz (trata de usar arroz de grano medio). Mide dos tazas de agua.

Segundo paso:

  • Coloca en un bol la taza de arroz que has medido y agrega suficiente agua para enjuagar el cereal. Lavamos el arroz para eliminar los almidones que pueden generar que el arroz adopte una textura pegajosa indeseable. Cuela el arroz usando un colador de malla fina y procede a enjuagar hasta que el agua haya aclarado. Este proceso puede tomar unos 20 o 30 segundos.

Tercer paso:

  • Coloca en una cacerola (preferiblemente antiadherente) el aceite de oliva. Calienta por unos segundos. Pela los dientes de ajo. Agrega el ajo pelado y la sal en la cacerola con el aceite de oliva ya calentado, sofríe por unos segundos. Agrega el arroz que has lavado. Revuelve constantemente.

Cuarto paso:

  • Después de que el arroz se ha empapado de aceite, agrega la medida de agua para una taza de arroz. Ponemos a cocinar a llama alta hasta que el agua comience a hervir. Una vez que hierva el agua, se baja la llama a fuego lento y se tapa el arroz. Tapa la olla y cocina por unos 15 o 20 minutos a fuego lento.

Quinto paso:

  • Después de este tiempo, puedes verificar si el arroz ya está cocido usando un tenedor para evaluar los granos. Si los granos aún no están en su punto, tapa por unos 3 0 5 minutos más para terminar de cocer. Luego de este tiempo, vuelve a verificar. ¡El arroz estará listo! Retira del fuego y destapa. Si por el contrario; los granos a los 15 minutos ya están en su punto; retira del fuego y destapa la olla. Si deseas unos granos más blandos, deja la olla tapada unos minutos más hasta que consigas la textura deseada.

Sexto paso:

  • Una vez que tu arroz esté listo, sirve como lo desees. Recuerda que el arroz blanco es una guarnición por excelencia. Y ahora: ¿Con qué combinar el arroz blanco? con pollo, carnes, verduras, mariscos, etc. ¡Sirve a tu gusto!

Puntuación del editor:
5
arroz blanco
Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias y de terceros, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración Cookies

Preferencias

A continuación puedes gestionar tus preferencias. Haz click en "Guardar Preferencias" para guardar tu selección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.

Cerrar Configuración src="https://www.frutamare.com/wp-content/plugins/wp-cookie-allow/modules/frontend/templates/wpca-frontend-close-x.php?c=444444" width="20" height="20" />