▷ Todo Sobre el Melón y Sandía | FrutaMare

Artículos sobre: Melón y Sandía

Hay frutas que podríamos considerar de cabecera, esas de las que siempre echamos mano y que no pueden faltar en nuestro frutero o sobre nuestra mesa, especialmente cuando llega su temporada. Melón y sandía son dos de ellas, además de ser firmes candidatas al reconocimiento como dos de las mejores frutas que puedes consumir. Los anteriores son motivos más que suficientes para que melón y sandía cuenten con una categoría propia. En ella agrupamos todos los artículos de los que son protagonistas. 

A continuación te dejamos una pequeña aproximación a lo que encontrarás en ellos. 

Características del melón

Hay quienes piensan que el melón aporta poco más que agua y azúcar al organismo. Es un error. En efecto, el melón posee un alto contenido en agua (90%). Esto, unido a su bajo nivel calórico, lo hace apto tanto para hidratarnos – muchos la consideran la fruta veraniega por excelencia – como para incluirlo en dietas de adelgazamiento. 

Ahora bien, ni mucho menos las propiedades del melón se reducen a lo que acabamos de indicar. El melón es fuente de vitaminas, en particular de vitamina C, ya que 100 g de esta fruta proporcionan más de la mitad de la dosis diaria recomendada. Además de vitaminas (A, E, B1, B2, B3, B6) el melón contiene minerales (fósforo, sodio, magnesio, hierro o calcio). Aunque si alguno destaca por encima del resto, es el potasio. Nada menos que 15,5% cada 100 g. 

Vitaminas y minerales… ¿eso es todo lo que el melón puede ofrecer? Pues no. A la tabla nutricional del melón hay que añadir carbohidratos, fibra, proteínas, betacarotenos, ácido fólico… Una verdadera “súperfruta”.

Beneficios del melón

Las características del melón que acabamos de mencionar están directamente relacionadas con sus propiedades y beneficios. Estos son algunos de los más relevantes:

  • Es diurético, depurativo y ligeramente laxante: Es aconsejable su consumo por parte de aquellas personas que padecen patologías renales, reuma o gota.  
  • Equilibra la tensión arterial: Lo consigue gracias a su efecto diurético y a su elevado contenido en potasio y bajo en sodio y grasas. 
  • Neutraliza la acidez
  • Ayuda a combatir la retención de líquido
  • Es bueno para el sistema nervioso: Principalmente por los abundantes niveles de potasio que presenta.
  • Tiene acción antioxidante: Como otras frutas y verduras, el melón previene el envejecimiento celular. 

Para una completa información sobre los efectos positivos del melón, así como sobre sus aplicaciones gastronómicas, bucea entre los artículos de esta categoría. En ellos también podrás familiarizarte con los rasgos de esta fruta, algo que te será muy útil a la hora de comprar un melón o hacer el pedido online a través de nuestra web. 

Características de la sandía

Vamos con la otra gran fruta veraniega. La sandía. Bastantes de sus características son muy parecidas a las del melón. Así, la sandía ofrece también un alto contenido en agua (92%) y escasas calorías, y es igualmente rica en vitamina C. Además, contiene licopeno, citrulina, compuestos fenólicos como los flavonoides, carotenoides, triterpenoides… 

Todas estas vitaminas y compuestos que quizá no te suenen demasiado, y que melón y sandía comparten, contribuyen enormemente a la salud del organismo. Si quieres información extensa sobre ello, la encontrarás en esta categoría. De momento, a continuación te resumimos algunos de los beneficios de la sandía.

Beneficios de la sandía

Entre los artículos de esta categoría encontrarás información completa sobre las propiedades y beneficios de la sandía, pero queremos abrirte el apetito mencionándote algunos de ellos.

  • Hidrata tu organismo
  • Fortalece el sistema inmunológico principalmente gracias a la dosis de vitamina C que contiene.
  • Ayuda a la cicatrización: Las enzimas que intervienen en la formación de colágeno son ineficientes sin vitamina C, y por ello la sandía es muy efectiva. 
  • Mejora la salud ósea: Aquí entran en juego el licopeno y el potasio, que ayudan a retener el calcio de los huesos. 
  • Beneficia la función vascular
  • Reduce la acumulación de grasa: Lo consigue en virtud de la acción de uno de sus componentes, la citrulina.
  • Hace bien a tus ojos: La sandía tiene betacaroteno (de ahí el color rojo de su interior) que se convierte en vitamina A.
  • Posee un efecto antioxidante: Combate a los radicales libres responsables de patologías como el cáncer  
  • Reduce inflamaciones: En este punto desempeñan un papel fundamental los compuestos fenólicos a los cuales nos referíamos antes.
  • Es diurética: Melón y sandía comparten poder diurético gracias, principalmente, a su elevado contenido de agua.

¿Es recomendable comer melón y sandía por la noche?

Hacemos referencia ahora a una de las principales dudas que surgen de manera común con respecto a melón y sandía, y a la que dedicamos un artículo extenso en esta categoría en el que damos respuesta a esta pregunta. Ahora solo realizaremos una aproximación al tema.

Tradicionalmente son dos las razones por las que se ha desaconsejado el consumo de melón y sandía antes de acostarnos. La primera tiene que ver con el presunto malestar que provocará la fermentación de los jugos de las frutas durante el descanso. La segunda está asociada al azúcar que presuntamente no se quemará a lo largo de la noche, sino que se acumulará en forma de grasa. 

¿Tienen fundamento ambos motivos para evitar incluir melón y sandía entre los alimentos que tomamos en la cena? Radicalmente no. Melón y sandía no son especialmente ricos en carbohidratos, ni tienen más azúcar que otras frutas. De hecho, melón y sandía tienen un alto contenido en agua y poco azúcar, por lo que se digieren rápidamente. 

Así pues, carecen de base los mitos que desaconsejan el consumo de melón y sandía por la noche. Al contrario, melón y sandía pueden tomarse a cualquier hora del día, solos o acompañados de otros alimentos. En realidad, melón y sandía son frutas – especialmente el melón – cuyo sabor dulce combina bien con otras frutas, y que incluso pueden convertirse en ingrediente de platos salados. 

Naturalmente, recomendamos un consumo equilibrado de melón y sandía. Una dieta saludable ha de ser variada, y en ella las frutas y verduras deben tener un lugar preferente.

En cambio, una de las ideas que no es ningún mito y en la que están de acuerdo todos los expertos en nutrición es la de que es necesario adquirir productos de temporada, frescos y naturales. Cuanto antes lleguen a tu mesa desde su lugar de producción y en la fase justa de maduración, más te enriquecerán. 

Por tanto, compra melón y sandía, o la fruta y verdura que quieras, a través de portales de confianza. A ser posible, directamente a productores que garanticen una recogida, almacenaje y transporte rápido y en las mejores condiciones. 

Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Utilizamos cookies propias y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.