La pechuga de pollo es una de las carnes más consumidas, por eso hemos querido presentarte esta receta de pechuga de pollo a la naranja. Es facilísima de hacer y su resultado es espectacular.

Como sabrás, la carne de ave es muy apreciada por sus propiedades. Es una carne magra, una gran fuente de proteína y sin apenas grasa. ¿Qué significa esto? Que es una de las mejores opciones para preparar una comida ligera o para dietas de adelgazamiento o control de peso. Aunque parezca una carne muy simple, lo cierto es que se puede preparar de muchas maneras, desde las más rápidas y sencillas, como asada a la plancha con un poco de sal o ajo en polvo, a las más elaboradas. En este caso, la receta de pechuga de pollo a la naranja es una receta fácil de hacer, con un resultado delicioso y apta para todas las dietas. ¿Qué más se puede pedir? Toma nota, te sorprenderá la facilidad con la que puedes innovar a la hora de preparar una simple pechuga de pollo y gustará a toda la familia.

Ingredientes

  • Pechuga fileteada para 3 personas (grosor normal) – 6 filetes
  • Aceite de oliva
  • Varios dientes de ajo
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Sal
  • 300 ml de zumo de naranja

Preparación de la receta de pechuga de pollo a la naranja

  • Pela los dientes de ajo y dóralos en una sartén con aceite de oliva (elige la cantidad de ajos según la intensidad de sabor que quieras que tenga tu plato, más o menos suave)
  • Déjalos dorarse y retíralos del fuego (que no se lleguen a quemar, si no amargará)
  • Fríe las pechugas en ese mismo aceite para que cojan sabor y retíralas en un plato
  • Antes de sacarlas, échales la pimienta negra y la sal al gusto
  • En un mortero, maja los dientes de ajo que has frito anteriormente junto con la nuez moscada y un poco de sal.
  • Al resultado de majar los ajos, échale el zumo de naranja y mézclalo
  • Si ves exceso de aceite en la sartén, retira un poco y añade el majado
  • Déjalo reducir a fuego fuerte durante 2 minutos máximo
  • Añade la salsa resultante a las pechugas que has preparado previamente

Como ves, la receta de pechuga de pollo a la naranja es una receta fácil y rápida que puedes preparar en poco minutos. Si quieres reducir la grasa de tu plato al máximo, utiliza el mínimo de aceite para freír los ajos, aunque si quieres que las pechugas tengan un sabor más intenso, tendrás que utilizar al menos un chorrito, ya que después eso se impregnará en las pechugas. Si no quieres utilizar aceite, cocínalo a fuego muy lento y retíralo del fuego cuando veas que ya está cocinado. Ten en cuenta que después tendrás que majarlo en el mortero. Además, recuerda que si quieres que el ajo repita lo menos posible, ábrelo por la mitad y quita el germen.

Lo mejor de esta receta es que si bien la pechuga de pollo suele pecar de quedar un poco seca, la salsa de naranja le aportará ese toque jugoso que tanto gusta a todo el mundo. Recuerda que no todas las naranjas son iguales. En los supermercados suelen encontrarse naranjas que han sido maduradas en cámaras, es decir, que han sido recolectadas cuando aún estaban verdes y han acabado de madurar de forma artificial. En Frutamare, recolectamos las naranjas en su punto óptimo de maduración, y las recogemos del árbol el mismo día de envío al cliente, por lo que la calidad está asegurada.

Como casi todas nuestras recetas, puedes preparar más de lo que vayas a consumir ese día y congelarlo en tuppers, así tendrás la comida solucionada durante varios días. No perderá propiedades, y te quedará como recién hecho.

Si te ha gustado la receta de pechuga de pollo a la naranja, te animamos a probar estas otras recetas de carne a la naranja: pollo al limón, pollo a la naranja y solomillo a la naranja.