Pollo a la mandarina un delicioso plato para sorprender

¡Siempre PORTES GRATIS! (Península)

Pollo a la mandarina, un plato equilibrado y sano de temporada donde se combinan las propiedades de la carne de blanca y los beneficios de la mandarina.

Ingredientes

  • 4 muslos y contra muslos de pollo
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 3 mandarinas (dos para zumo y otra en gajos para adornar)
  • 40 ml de vino blanco
  • 1 pastilla de caldo concentrado de pollo o  medio vaso de caldo de pollo
  • Pimentón
  • Pimienta
  • Rama de tomillo
  • Sal

Preparación de la receta de pollo a la mandarina

Primero debes salpimentar el pollo con sal, pimienta y pimentón y reserva.

Ahora prepara la cebolla, la debes de rallar o cortar en brunoise. Esto es un estilo de corte donde la verdura se corta en dados de unos 2 o 3 mm. Y reserva la cebolla.

Debes exprimir dos mandarinas y reserva el zumo de las mandarinas. Si las mandarinas son pequeñas, exprime alguna más. No hace falta que cueles el zumo para quitarle la pulpa. Lava una mandarina y ralla la piel, ten cuidado de no rallar la parte blanca ya que amarga. Pela una mandarina y limpia los gajos de la parte blanca. Debes reservar el zumo de mandarina, la ralladura de mandarina y los gajos de mandarina.

Pon una cazuela al fuego, lo suficientemente grande para luego incorporar los 4 muslos de pollo. Calienta aceite en la cazuela y cuando esté caliente añade el pollo y lo dejas dorar por todos los lados. Si no te caben los 4 muslos de forma holgada en la cazuela, es mejor que los dores poco a poco, primero 2 y luego otros dos. Cuando tengas los muslos dorados sácalos y reservarlos.

Añade la cebolla a la cazuela, si ves que tienes poco aceite añade un poco más. Tienes que pochar la cebolla a fuego medio, ten cuidado que no se queme. Cuando tengas la cebolla cocida si ves que tienes mucho aceite retira lo que sobre para que la salsa no te salga aceitosa.

Cuando la cebolla esté pochada, añade a la cazuela el zumo de mandarina, la ralladura de mandarina y el vino. remueve y deja cocer unos 3 minutos a fuego medio.

Ahora añade el caldo de pollo. Si no tienes caldo de pollo y utilizas la pastilla de caldo de pollo concentrado, pero debes de disolverlo en agua antes de incorporarlo al perol junto con el zumo de mandarina, el vino blanco y la cebolla. Deja cocer unos minutos a fuego medio.

Luego agrega el pollo junto con sus jugos y la rama de tomillo.

Debes de dejar cocinar a un fuego medio bajo unos 30 minutos para que el pollo se cocine y la salsa se espese. Cuando lleve 15 minutos de cocción debes darle la vuelta al pollo, para que se impregne bien de la salsa por todos los lados.

Debes de ir vigilando que no te quedes sin salsa, en el caso de que la salsa se evapore muy rápido puedes añadir un poco de agua. También debes probar y rectificar el punto de sal y pimienta.

Cuando falten 5 minutos para apagar el fuego debes incorporar a la cazuela los gajos de mandarina.

Y ya tendrías listo tu pollo a la mandarina.

Sí te ha gustado la receta del pollo a la mandarina, seguro que te encantará la del pollo al limón, el lomo a la naranja o el pavo a la naranja.