El pomelo es una fruta y uno de los cítricos más conocidos y utilizados debido a sus propiedades y su gran sabor. Las propiedades del pomelo en los últimos años ha supuesto una revolución debido a que la fruta es muy empleada en dietas de adelgazamiento y regímenes. Tanto entero como haciéndote un buen zumo de pomelo, su alto valor en hidratos de carbono saludables, sus solo 35 calorías, sus 1,6 gramos de fibra por pieza y su alto valor en vitamina C y ácido málico o cítrico (entre otros) estamos ante una fruta muy recomendable. Además contiene un alto contenido en agua (un 90 por ciento) y una gran riqueza en betacarotenos (antioxidantes) como muchos de los cítricos de color rojo (naranja sanguina). Sin duda todo un super alimento de buen sabor, gran capacidad nutritiva y perfecto para cualquier momento del día.

1 – Reduce el colesterol

El pomelo sin duda por su contenido en naringenina ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL en más de un 15% y los triglicéridos en más de un 25%. Como ocurre con las naranjas sanguinas cuanto más color rojo tenga más propiedades tendrá y, en definitiva, más beneficios nos aportará.

2 – Previene el envejecimiento prematuro

Gracias al ácido fólico, la vitamina C y los betacarotenos que esta fruta contiene, tanto la piel como los demás órganos de nuestro cuerpo agradecerán esta inyección de antioxidantes ya que evita el exceso de radicales libres y estimula la formación de colágeno de nuestro cuerpo.

3 – Es diurético y evita el estreñimiento

Gracias a su gran contenido en fibra y naringenina ayuda tanto a expulsar líquidos como a mejorar la absorción de nutrientes y el tránsito intestinal.

4 – Te mantiene en un peso adecuado

Según algunos estudios, se cree que la naringenina, hace que el hígado metabolice más las grasas haciendo que el metabolismo basal del cuerpo aumente, favoreciendo la pérdida de grasa corporal. Sin duda un cítrico 100% quema grasa.

5 – Ayuda a prevenir enfermedades y gripes

 

Al igual que en otros muchos cítricos, como las naranjas o los limones, los pomelos también tienen un alto contenido en vitamina C. También puede ser genial como remedio casero para la tos.

Pero cuidado con las propiedades del pomelo…

 

Al ayudar a la capacidad metabólica del hígado puede suponer en una absorción excesiva (e incluso inferior) de medicamentos como antibióticos, antihistamínicos, antidepresivos, etc… Así que cuidado y mejor evitar esta fruta si se está tomando alguna medicación, mejor informarse y conocer antes si se puede tomar o no. De esta forma, podrás aprovechar todos los beneficios del pomelo con la seguridad de que no puede acarrear problemas a largo plazo.

Queríamos importante destacar que esto no significa que el pomelo vaya a ser la solución a tu salud debido a sus propiedades. Obviamente estamos hablando de una fruta que aporta su parte de nutrientes y beneficios (al igual que otras muchas frutas y hortalizas). Por tanto, es muy importante que el pomelo se consuma de forma sana y responsable, sin excesos y siempre acompañada de una alimentación saludable y variada a nivel global. De esta forma, no solo cubriremos una parte de necesidades que tiene nuestro cuerpo, sino que gracias a demás alimentos estaremos completando todas y cada una de las vitaminas y nutrientes que nuestro cuerpo necesita para funcionar como un reloj. En definitiva, las propiedades del pomelo no son la solución a nada, pero pueden ser geniales dentro de una dieta equilibrada y bien asesorada por profesionales de la nutrición. Haz deporte, come variado y equilibrado y no dudes en comer muchas frutas y verduras (independientemente de si son esta fruta o son naranjas, limones, mandarinas, etc.