▷ Tarta de Mandarina: Dulce y Deliciosa | FrutaMare

¿Alguna vez un olor te ha trasladado a un lugar o momento concreto de tu vida? Una comida con la familia siendo niños, una celebración, un verano… Si estás asintiendo con la cabeza, probablemente también estés pensando en ellas. Las tartas. Cualquier tarta. En mi caso es, especialmente, la tarta de mandarina.

Quizás se debe a que asociamos las tartas a una ocasión especial. El mejor final para una comida o cena hogareña, un banquete con amigos… Ahora bien, ¿por qué debemos reservar las tartas únicamente para esas ocasiones, como si solo pudieran pertenecer a momentos excepcionales?

La tarta de mandarina, igual que cualquier otra, apetece en cualquier momento. Y es que, además, su elaboración es sencillísima. Por si fuera poco, conquista por su aroma y sabor, como pasa con cualquier cítrico. Quizás por ese toque ácido y amargo que la mandarina aporta a cualquier plato. Además, combina con casi todo.

Por ello, y por todas las propiedades beneficiosas que esta fruta le ofrece a nuestro organismo, proponemos la siguiente receta de tarta de mandarina. Como ya hemos dicho, esta es muy fácil de preparar. La máxima dificultad que presenta está relacionada con la fragilidad de su masa. Esta es quebradiza, así que habrás de tratarla con delicadeza.

Por otra parte, recomendamos que la tarta de mandarina se consuma el mismo día que se elabora. Si la dejas para otro día perderá mucho sabor, así que si lo que buscas es un dulce que ir consumiendo a lo largo de la semana, es mejor que prepares un bizcocho, por ejemplo. La tarta de mandarina merece ser probada en su punto, recién hecha. Y, si una entera es demasiado para ti, ya tienes la excusa perfecta para invitar a unos amigos o para llevar a su casa. Te adorarán.

Vale, ya tenemos la decisión tomada. Ahora nos falta saber dónde comprar los ingredientes de la receta, especialmente el ingrediente básico: la mandarina. Pues no busques más. En FrutaMare puedes comprar naranjas, comprar mandarinas, fruta y verdura de la mejor calidad. Tendrás el mejor género para elaborar tu tarta de mandarina, pero también tendrás muchas otras frutas y verduras que te salvarán el día a día.

Lista de la Tarta de mandarina

Estos son los ingredientes que te van a hacer falta para elaborar una tarta de mandarina. Con estas medidas te saldrán de 8 a 10 raciones. Como imaginas, lo esencial es comprar mandarinas. Apunta también el resto de alimentos:

  • 3 huevos medianos 
  • 4 a 6 mandarinas 
  • 100 ml de leche 
  • 40 ml de aceite 
  • 60 g de azúcar. 
  • 150 g de harina 
  • 1 sobre de azúcar de vainilla 
  • 1 cucharadita de polvos para hornear 
  • 4 cucharaditas de azúcar para el caramelo 

Preparación de la receta Tarta de mandarina

A continuación detallaremos los pasos a seguir para preparar una tarta de mandarina, pero ya te avisamos con antelación de que puedes introducir variaciones en la composición que hemos propuesto para esta receta de tarta de mandarina. 

Por ejemplo, en esta receta vamos a usar aceite de oliva, pero también puedes perfectamente usar otro tipo de aceite sin que eso afecte a la receta. Podría ser, por ejemplo, de soja. Tú eliges. 

Lo mismo decimos con respecto a la leche. Si eres intolerante a la lactosa o no consumes leche de origen animal, también puedes usar leche de avena, de almendras, de soja… El azúcar de vainilla, por su parte, también puede sustituirse por esencia de vainilla. 

Ya habrás supuesto que incluso el ingrediente principal de la receta, las mandarinas, puede ser reemplazado por naranjas. Pese a ello, te recomendamos sinceramente que apuestes por las mandarinas. No solo por su extraordinario sabor y olor, sino también porque es una fruta de temporada otoño-invierno.

De hecho, su mejor consumo se sitúa en los meses de noviembre y diciembre, en los que nos adentramos. Además, si compras una gran cantidad de mandarinas, también pueden valerte para preparar otras recetas deliciosas, como la mermelada de mandarina o el bizcocho de mandarina y yogur.

Pero sí, por supuesto, las naranjas o naranjas confitadas valdrían del mismo modo. Esta también es la temporada idónea para las naranjas, aunque probablemente te resulte más sencillo encontrarlas a lo largo de todo el año. 

Una vez hecha esta consideración, ¡vamos a ello!

Primer paso:

Empecemos por la masa. Primero de todo ponemos en un bol o recipiente ancho los tres huevos cascados, el azúcar y el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla, lo que hayas escogido. Añadimos un poco de sal – muy poca, apenas una pizca – y los batimos manualmente o con la túrmix. Los huevos han de volverse espumosos.

Una vez hecho esto, añadimos el aceite y la leche, y de nuevo mezclamos bien los ingredientes. Justo después añadimos a la harina el polvo de hornear o la levadura para que la masa aumente su volumen y obtenga una textura esponjosa.

Ahora tamizamos la harina. Si no cuentas con un tamizador de harina, también puedes usar un colador. Removemos con una espátula o con cualquier utensilio indicado para que desaparezcan los grumos. 

Por último, cogemos un molde suficientemente grande y lo untamos con mantequilla. Después lo forramos bien con papel de hornear.

Segundo paso:

Ahora vamos a por la crema de mandarina.

Lava y ralla las mandarinas (guárdate algunas para colocarlas en el molde). Haz zumo de mandarina con ellas. 

Pon agua fría, el zumo de mandarina, un poquito de azúcar y las ralladuras en un cazo a calentar, y remueve hasta que espese. Después reserva la mezcla.

Pela las mandarinas que han quedado y quítales las semillas y las partes blancas. Pártelas en gajos.

Ahora vierte en el molde la crema de mandarina que habías preparado y repártela por la superficie. Acto seguido coloca los trozos de mandarina y cúbrelo todo con la masa que tenías esperando.

Unos minutos antes, deberás haber precalentado el horno a 200º con calor arriba y abajo. Cuando vayas a introducir el molde en el horno, baja la temperatura a 180º.

Una vez dentro del horno, hornea la tarta de mandarina durante 35 o 40 minutos. Para saber si está lista, pínchala con un palillo, y si este sale limpio ya puedes apagar el horno y dejar enfriar.

¡Ya tienes tu tarta de mandarina lista!

Sea que ya te hayas puesto manos a obra con la receta de tarta de mandarina o que aún estés indeciso o indecisa, nunca está de más recordar todos los beneficios que la mandarina le ofrece a nuestro organismo.

La mandarina es una fruta baja en calorías y rica en vitaminas, sobre todo vitamina C. También es una fuente de calcio, así que le hace bien a tus huesos y a tu vista, te protege contra enfermedades cardiovasculares y fortalece tu sistema inmunológico. Resulta ideal que otoño e invierno sea su temporada, porque es en esta época del año cuando nuestro organismo debe combatir más agresiones externas.

Ahora bien, lo que hace que la mandarina sea un producto imprescindible en cualquier despensa es su sabor. Tiene la virtud de encajar bien en casi todos los platos, sean dulces o salados. Logra combinaciones difícilmente superables.

En el caso de la tarta de mandarina, también existe la opción de caramelizarla. Para conseguirlo bastaría con echar 4 cucharas de azúcar en una sartén y derretirlo hasta convertirlo en caramelo. Una vez dorado, solo habría que retirarlo y esparcirlo por el molde. Ya tienes otro sabor con el que combinar el de la mandarina.

Insistimos en que la tarta de mandarina o de mandarina caramelizada conviene ser consumida el mismo día. Si, como decíamos al principio, buscas una elaboración que acompañe a tus desayunos, postres o meriendas a lo largo de la semana, quizás otras tartas como la tarta de galletas o la tarta de queso sean mejor alternativa.

De todos modos, no renuncies a la tarta de mandarina. Esta elaboración merece ser degustada junto a una taza de café, té o chocolate caliente. Con lo que quieras, pero pruébala. No te defraudará.

Tarta de mandarina
Tarta de Mandarina 1

¿Alguna vez un olor te ha trasladado a un lugar o momento concreto de tu vida? Una comida con la familia siendo niños, una celebración, un verano... Si estás asintiendo con la cabeza, probablemente también estés pensando en ellas. Las tartas. Cualquier tarta. En mi caso es, especialmente, la tarta de mandarina.

Tipo: Postre

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Tarta de Mandarina

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 45M

Tiempo total: 50M

Ingredientes de la receta:

  • 3 huevos medianos
  • 4 a 6 mandarinas
  • 100 ml de leche
  • 40 ml de aceite
  • 60 g de azúcar
  • 150 g de harina
  • 1 sobre de azúcar de vainilla
  • 1 cucharadita de polvos para hornear
  • 4 cucharaditas de azúcar para el caramelo

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Empecemos por la masa. Primero de todo ponemos en un bol o recipiente ancho los tres huevos cascados, el azúcar y el azúcar de vainilla o la esencia de vainilla, lo que hayas escogido. Añadimos un poco de sal - muy poca, apenas una pizca - y los batimos manualmente o con la túrmix. Los huevos han de volverse espumosos. Una vez hecho esto, añadimos el aceite y la leche, y de nuevo mezclamos bien los ingredientes. Justo después añadimos a la harina el polvo de hornear o la levadura para que la masa aumente su volumen y obtenga una textura esponjosa. Ahora tamizamos la harina. Si no cuentas con un tamizador de harina, también puedes usar un colador. Removemos con una espátula o con cualquier utensilio indicado para que desaparezcan los grumos. Por último, cogemos un molde suficientemente grande y lo untamos con mantequilla. Después lo forramos bien con papel de hornear.

Segundo paso:

  • Ahora vamos a por la crema de mandarina. Lava y ralla las mandarinas (guárdate algunas para colocarlas en el molde). Haz zumo de mandarina con ellas. Pon agua fría, el zumo de mandarina, un poquito de azúcar y las ralladuras en un cazo a calentar, y remueve hasta que espese. Después reserva la mezcla. Pela las mandarinas que han quedado y quítales las semillas y las partes blancas. Pártelas en gajos. Ahora vierte en el molde la crema de mandarina que habías preparado y repártela por la superficie. Acto seguido coloca los trozos de mandarina y cúbrelo todo con la masa que tenías esperando. Unos minutos antes, deberás haber precalentado el horno a 200º con calor arriba y abajo. Cuando vayas a introducir el molde en el horno, baja la temperatura a 180º. Una vez dentro del horno, hornea la tarta de mandarina durante 35 o 40 minutos. Para saber si está lista, pínchala con un palillo, y si este sale limpio ya puedes apagar el horno y dejar enfriar.

Puntuación del editor:
5
Tarta de mandarina
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.