▷ Pasta al pesto: Aprende a Hacerla Exquisita | FrutaMare
Nueva variedad naranjas valencia

Seguramente te preguntarás sobre el origen del pesto. Como se creó esta receta que hoy en día es una de las salsas italianas más internacionales del panorama gastronómico y que se suele acompañar con pasta para hacer un delicioso plato de pasta al pesto.

Su origen es un poco incierto, pero cuenta la historia que nació en Génova, al noroeste de Italia, y probablemente surgió como variante de la «agliata», una salsa que utilizaban los pescadores para la conservación de los alimentos y cuyos ingredientes incluían aceite, tomate, ajo y vinagre. La incorporación de la albahaca provino de Liguria, al nordeste de Italia, ya que había abundancia de esta aromática.

Si escuchas la palabra pesto seguramente pensarás en la famosa salsa verde que tiene aceite de oliva, ajo, piñones y albahaca. Sin embargo, el término “pesto” viene del genovés pestare, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma original de preparar la salsa. Es decir, cualquier salsa elaborada de esta manera puede ser pesto, no únicamente la que conocemos con albahaca.

Es por eso que existen variantes del pesto original como lo conocemos. Al parecer esto ocurrió en sus principios debido al tráfico de barcos que entraban y salían del puerto de Génova. La receta se expandió rápidamente por toda Italia y comenzaron a aparecer variantes con ingredientes regionales.

Se puede reemplazar la albahaca por rúcula; o al pesto original se le puede agregar tomates secos hidratados; o reemplazar la albahaca por aguacates maduros y en el final de la preparación agregar jugo de limón.

También se pueden intercambiar los piñones por cualquier otro fruto seco: avellanas, maní sin salar, nueces, almendras. Lo importante es que en la preparación estén presentes.

Si te animas a prepararla, debes tener en cuenta que te durará en la nevera unos cuatro o cinco días en perfecto estado, pero si sabes que en ese tiempo no la usarás, puedes congelarla en pequeñas cantidades e ir utilizándola de a poco, para no descongelar el bote entero. 

Hay que tener en cuenta que el sabor de esta salsa es tan potente, que con tan solo una pequeña cantidad se puede aderezar un plato de pasta. Esto sirve para saber qué cantidad de salsa preparar, o tener a mano buenas ideas para su uso, así le podrás sacar el mayor partido si preparaste un bote entero. 

Ahora que ya conoces todos los secretos del pesto, ¿qué te parece si mezclamos la pasta con pesto?

Te preguntarás con qué acompañar la pasta al pesto, y eso es muy sencillo, porque todo lo que le agregues quedará bien. Un ingrediente que no falla, es el pollo salteado. Sino puedes acompañarlo con tomates cortados en cubitos o algunas verduritas salteadas. Lo importante es la imaginación.

Las ventajas de esta preparación es que puedes utilizar el tipo de pasta que más te guste: spaghetti, fusilli, farfalle, tortiglioni, entre otros.

Es una receta inigualable, deliciosa, sencilla, rápida, y lo mejor de todo es que tienes a disposición nuestra tienda con los mejores ingredientes.

Lista de la compra para hacer pasta al pesto

  • 300 gr. de pasta
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 ramita de albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr. de queso parmesano
  • 50 gr. de piñones o frutos secos.

Preparación de la receta pasta al pesto

Primer paso

Separa las hojas de albahaca del tallo, lávalas y sécalas. Para ello, las extenderás sobre una hoja de papel absorbente de cocina, coloca otra hoja encima y presiona ligeramente con la palma de la mano, con cuidado de no romper ninguna hoja.

Eliminar toda el agua es un paso importante, así que hay que tomárselo con calma. La albahaca es una planta muy delicada que tiene a oxidarse con facilidad. Cualquier gota de agua o cualquier desgarro de las hojas producirá un cambio en el color de nuestro pesto, volviéndolo oscuro en lugar de quedar verde brillante y claro.

Segundo paso

Mientras las hojas de albahaca se secan, pela los dientes de ajo, córtalos en dos, a lo largo, y retira el germen. Tuesta los piñones en una sartén, sin aceite. Coloca todos los ingredientes en el vaso de un robot de cocina o de una procesadora, junto con la mitad del aceite y una pizca de sal, y tritura.

Cuando hayas obtenido una papilla y no se aprecien trozos de piñones ni de albahaca, deja de triturar para añadir el resto del aceite. Tritura de nuevo, sólo para integrar el aceite, y ya está listo el pesto de albahaca para utilizar.

Tercer paso

En una olla poner a hervir agua para la pasta. Depende del tipo de pasta y del grosor de esta, el tiempo de cocción siempre oscila entre los 8 y 12 minutos. Si te gusta al dente, retíralos unos 3 o 4 minutos antes del tiempo estimado. 

Una vez que está lista, escúrrela con un chorrito de aceite para evitar que se pegue.

Cuarto paso

Sirve la pasta mezclada con la salsa o puedes colocarla arriba. Eso es a gusto del comensal. Por encima puedes agregarle un poco de queso parmesano rallado y unas hojitas de albahaca enteras.  

Listo para servir.

Cómo hacer pasta al pesto si no quieres comprarla de bote

Los pestos industriales que se venden en botes sustituyen la mayor parte del aceite de oliva por requesón y proteínas de leche. En el envase, además, se aconseja diluir la salsa en leche. El resultado suele ser una especie de bechamel líquida, ligeramente verde o de color salmón, que poco tiene que ver en sabor y textura con los pestos caseros. 

Aquí te vamos a enseñar cómo hacer pesto casero si no quieres comprarla de bote. Necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 90 g de queso Parmesano
  • 2 dientes de ajo.
  • 20 hojas de albahaca fresca
  • 12 piñones.
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Te contamos la forma tradicional de preparar un pesto de albahaca casero (ten en cuenta que lo no puede faltar en un buen pesto es el ajo, los frutos secos y el queso parmesano. Son fundamentales).

Si tienes mortero comienza por colocar unos granitos de sal gruesa, eso ayudará a moler los ingredientes que utilices. Agregas el ajo junto con los piñones (córtalos antes de agregarlos así es más sencillo molerlos) y empiezas a moler, una vez que se hizo la pasta, incorporas la albahaca y sigues moliendo. Cuando tienes la pasta homogénea, llega el turno del queso parmesano rallado. Luego incorpora aceite de oliva y pimienta y lo emulsionas dentro del mortero. 

Si no cuentas con mortero, no pasa nada, puedes agregar todos los ingredientes en el vaso de la procesadora o si tienes el robot de cocina Thermomix, vuelca todo dentro y comienza a procesar la pasta. La consistencia de la salsa variará según la cantidad de aceite de oliva que le agregues, si la quieres más concentrada, pastosa, entonces no le incorpores tanto aceite. En cambio si te gusta más ligera, más liviana, agrégale un poco más.

Como te contamos al principio, existen variantes del pesto original de albahaca. 

Te contamos algunos ejemplos: puedes reemplazar la albahaca por rúcula y mantener los ingredientes originales y tendrás un pesto de rúcula. O al original, puedes agregarle tomates secos hidratados, y obtendrás un pesto medio rojo de tomates secos. Otra variante que se nos ocurre, es un pesto de aguacate. En este caso deberías reemplazar la albahaca por aguacates maduros y al final le agregas un chorrito de jugo de limón.

También puedes cambiar los piñones por cualquier otro fruto seco: avellanas, maní sin salar, nueces, almendras. Lo importante es que en la preparación esté presente.

Recuerda que esta salsa es muy potente y con mucho sabor, por lo que no necesitarás de grandes cantidades para la pasta, eso es a gusto del comensal. Pero si te sobró o preparaste mucha salsa, te contamos un tip que seguramente te ayudará mucho.

Para conservar la salsa mucho tiempo y que no se estropee, es conveniente guardarla en un recipiente de cristal y cubrir toda la salsa con una capa de aceite extra por encima para que de este modo pueda durar hasta 2 meses en la nevera perfecta e ir utilizándola cada vez que precises de ella. 

Otro dato importante que lo recordamos siempre es que toda fruta y verdura que utilices en tus preparaciones sean de temporada. Esto es así porque se aprovecharán mejor sus propiedades y beneficios que aportan al organismo. Ni hablar del sabor original y característico que aportarán a tus recetas.

El pesto no solamente lo puedes utilizar en pasta, es una salsa que va muy bien con distintas preparaciones. Por ejemplo, puedes reemplazar la salsa de tomate de una pizza y pincelar la masa con pesto, un poco porque su sabor es fuerte y no quieres opacar al resto de los ingredientes. Sino la puedes incorporar en la vinagreta de una ensalada de pasta que también quedará muy bien.

Sin dudas, la pasta es el alimento más aclamado, versátil y familiar de nuestras mesas. Desde la comida diaria, hasta las preparaciones gourmet en los más reconocidos restaurantes del mundo.

Consumirla siempre es una buena opción, no sólo porque es rica y nos sentimos bien al comerla, sino porque es sencilla y rápida de hacer. 

Si eres de aquellos a los que les encanta cocinar y dispones del tiempo, un buen plato de pastas te hará quedar genial frente a tus invitados, solo necesitas pocos ingredientes y mucha imaginación para crear deliciosas recetas.

Y si cocinas sólo para ti, recuerda que los carbohidratos que tiene la pasta poseen triptófano, el neurotransmisor que inhibe la ira y agresión. Serás un poquito más feliz. 

Pero si no dispones del tiempo para preparar esta salsa, no desesperes. Con los mismos ingredientes y un gran ayudante de cocina como el robot de cocina: la Thermomix, no sólo harás las mejores recetas, sino que es súper fácil de utilizar. Tendrás un pesto delicioso y en minutos nada más.

▷ Aprende a Hacer una exquisita Pasta al pesto
Pasta al Pesto 1

Seguramente te preguntarás sobre el origen del pesto. Como se creó esta receta que hoy en día es una de las salsas italianas más internacionales del panorama gastronómico.

Tipo: Plato Principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Pasta

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 35M

Tiempo total: 40M

Ingredientes de la receta:

  • 300 gr. de pasta
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 ramita de albahaca fresca
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr. de queso parmesano
  • 50 gr. de piñones o frutos secos

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Separa las hojas de albahaca del tallo, lávalas y sécalas. Para ello, las extenderás sobre una hoja de papel absorbente de cocina, coloca otra hoja encima y presiona ligeramente con la palma de la mano, con cuidado de no romper ninguna hoja.

Segundo paso:

  • Mientras las hojas de albahaca se secan, pela los dientes de ajo, córtalos en dos, a lo largo, y retira el germen. Tuesta los piñones en una sartén, sin aceite. Coloca todos los ingredientes en el vaso de un robot de cocina o de una procesadora, junto con la mitad del aceite y una pizca de sal, y tritura.

Tercer paso:

  • En una olla poner a hervir agua para la pasta. Depende del tipo de pasta y del grosor de esta, el tiempo de cocción siempre oscila entre los 8 y 12 minutos. Si te gusta al dente, retíralos unos 3 o 4 minutos antes del tiempo estimado. Una vez que está lista, escúrrela con un chorrito de aceite para evitar que se pegue.

Cuarto paso:

  • Sirve la pasta mezclada con la salsa o puedes colocarla arriba. Eso es a gusto del comensal. Por encima puedes agregarle un poco de queso parmesano rallado y unas hojitas de albahaca enteras.

Puntuación del editor:
5
pasta al pesto
Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias y de terceros, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración Cookies

Preferencias

A continuación puedes gestionar tus preferencias. Haz click en "Guardar Preferencias" para guardar tu selección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.

Cerrar Configuración src="https://www.frutamare.com/wp-content/plugins/wp-cookie-allow/modules/frontend/templates/wpca-frontend-close-x.php?c=444444" width="20" height="20" />