Refrescante Sopa de Melón para el Verano | FrutaMare

Por alguna razón, asociamos la sopa a los fríos días de invierno. El plato ideal para entrar en calor. En cambio, el melón va ligado a los calurosos días de verano. Por ejemplo, en su versión de melón con jamón, la receta idónea para refrescarnos. Por eso puede que, de entrada, sopa de melón te suene a combinación imposible, elementos incompatibles, una especie de oxímoron. 

Nada más lejos de la realidad. Aunque el melón es, en efecto, una fruta de temporada (su mejor época va de junio a septiembre, y excepcionalmente de mayo a octubre), el consumo de una buena receta de sopa no se limita a los meses de temperaturas bajas. 

Tendemos a pensar que, en pleno verano, cuanto más frío esté un alimento o bebida mejor, pero no es necesariamente así. Es verdad que el frío nos proporciona un alivio inicial… pero este es de escasa duración. Por otra parte, al comer un plato caliente, el cerebro transmite una orden de enfriarnos a través del sudor, que es la forma en la que el cuerpo regula nuestro termostato interno. 

Ahora bien, comer es un placer, y no vamos a negar que lo que nos apetece cuando el sol aprieta es un plato frío. Tampoco convertiremos la gastronomía en una especie de estudio científico sobre los efectos que producirá esto o aquello cada vez que nos sentamos a la mesa. ¿Prefieres un plato frío? Pues adelante. No olvides que las sopas también pueden servirse frías, y que tanto ellas como el melón contribuyen a lo que en verano sí es fundamental: hidratarnos. Así que ya lo tienes… ¡sopa de melón! 

Una vez la decisión está tomada, no te hace falta más que encontrar el sitio idóneo en el que comprar frutas y verduras en base a las que crear ricas y nutritivas sopas. Y no necesitas seguir buscando, ¡porque estamos aquí!

Lista de la Compra para Preparar Sopa de melón

  • 1 Melón 
  • 2 o 3 cucharadas de nata líquida 
  • Sal 
  • Pimienta negra 
  • Aceite de oliva virgen extra 
  • 6 lonchas de jamón 
  • Unas cuantas hojas de hierbabuena 

Preparación de la receta Sopa de melón

Empecemos por el principio: necesitaremos 1 kg de pulpa de un melón que previamente deberemos pelar y al que le extraeremos las pepitas. Lo indicado en esta preparación es utilizar un robot de cocina o batidora. Para cortar el jamón también puedes usar un aparato de carne picada, pero si no cuentas con él, otra opción es usar jamón en tacos muy pequeños o incluso cortado en lonchas. 

Aunque esto es una cuestión de gustos, recomendamos que tritures bien el melón para que no queden grumos. Lo que no hace falta en el caso de la sopa de melón que proponemos es colarlo, ya que entonces el melón quedaría muy líquido. Lo que sí debes hacer es triturarlo hasta que quede una pasta homogénea. 

Con este par de consejos en mente, vamos a por los pasos a seguir. Como comprobarás, esta sopa de melón debe incluirse en la categoría de recetas fáciles. De hecho, os la sugerimos a los que os iniciáis en la cocina. La sencillez es una de las características principales de este plato, por lo que cualquier principiante ante los fogones obtendrá un resultado más que digno. 

Primer paso:

Trituramos el jamón (o en su defecto lo troceamos en tacos pequeños). Si no cuentas con un aparato para carne picada, otra opción es cortarlo en lonchas, como ya te hemos señalado antes. Una vez triturado, resérvalo en un plato con papel de cocina. Cúbrelo también con papel absorbente.

Segundo paso:

Cortamos el melón y le quitamos la piel y las pepitas. Córtalo en trozos más o menos grandes y mételo en el vaso de la batidora. Procura triturarlo bien a fin de evitar los grumos. 

Tercer paso:

Esta es una sopa de aceite de oliva virgen extra como ingrediente básico, así que en este punto añade el aceite. Súmale también la nata, la sal y la pimienta negra. Vuelve a triturarlo. En la cocina hay que ir probando casi a cada fase para ver si hace falta añadir sal, así que, si consideras que la necesita, pónsela. De todos modos, ten en cuenta que se trata de un plato de sabor dulce, y así continuará siendo por más rectificación de sal que hagas.  

Cuarto paso:

Vierte la sopa de melón en un recipiente cerrado y guárdala en la nevera durante unas horas para que se enfríe. Si tienes prisa porque tus invitados ya han llegado o porque se trata de un menú improvisado, ponla en el congelador unos instantes para acelerar el proceso. Enseguida tendrás una sopa fría.

Quinto paso:

Vamos a por el jamón que conservabas entre dos pedazos de papel de cocina. Introdúcelo en el microondas y ve probando cada 30 segundos hasta comprobar que está crujiente. Es imprescindible que estés muy atento, ya que es fácil que una vez hayas pulsado el temporizador un par de veces, el jamón pase de crujiente, que es lo que pretendemos, a quemado. Naturalmente, depende de la potencia del microondas. Es por eso por lo que te sugerimos que lo detengas incluso antes de los treinta segundos cuando ya lo hayas expuesto a alguna tanda anterior.

Si vas a usar lonchas de jamón, el proceso será idéntico. Mételas en el microondas y, una vez esté el jamón crujiente, desmenúzalas con los dedos o con algún utensilio de cocina. En caso de ser taquitos de jamón, puedes saltearlos en la sartén. 

Sexto paso:

Esparce el jamón picado, un poco de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva sobre la sopa que habrás sacado del frigorífico. También puedes añadirle hojas de hierbabuena, ya que combinan perfectamente. Una vez llegados a este punto, ya servimos la sopa de melón fría a los comensales.

Si eres de los que cuidan la estética de la presentación, tienes la posibilidad de decorar tu sopa de melón con espirales o con otras formas hechas a partir del propio melón que has usado. Si buscas, verás que existen utensilios que se encargan de hacer justo eso. Estos últimos pasos son los mismos que puedes seguir, por ejemplo, con otra deliciosa receta, prima hermana de la sopa de melón: el gazpacho de sandía.

 

A estas alturas esperamos haberte convencido de que la sopa de melón es refrescante y sabrosa. Además, puedes usar los ingredientes que te apetezcan para prepararla. En esta receta hemos ido a los básicos, pero nada impide que la combines con yogur, cebollino… ¡incluso con salsa romesco!

Por otro lado, hemos desglosado la receta en seis pasos, los propuestos un poco más arriba, pero ya te habrás dado cuenta de que también podrías triturar los ingredientes juntos en la batidora y completar la elaboración esparciendo por encima los demás alimentos elegidos. 

Teníamos razón al decir que la sopa de melón es una receta fácil, ideal para principiantes, ¿verdad? Más que eso, es un plato fresco, nutritivo, hidratante, ligero y que no necesita ningún proceso de cocinado. 

Parece especialmente pensado para ese día en el que vuelves de la playa o la piscina en pleno verano, acalorado y sin ganas de meterte en la cocina a guisar… o para esa noche en la que te has quedado hablando hasta tarde con amigos y te apetece improvisar una cena. 

Por supuesto, la sopa de melón fría también puede plantearse como un entrante o primer plato que preceda a otro plato principal. Pocas veces una receta tan fácil ha ofrecido tantas opciones diversas. ¿Te animas a crear la tuya propia? 

Refrescante Sopa de Melón para el Verano
Sopa de Melón 1

Por alguna razón, asociamos la sopa a los fríos días de invierno. El plato ideal para entrar en calor. En cambio, el melón va ligado a los calurosos días de verano. Por ejemplo, en su versión de melón con jamón, la receta idónea para refrescarnos. Por eso puede que, de entrada, sopa de melón te suene a combinación imposible, elementos incompatibles, una especie de oxímoron

Tipo: Plato principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Sopa de melón

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 25M

Tiempo total: 30M

Ingredientes de la receta:

  • 1 Melón
  • 2 o 3 cucharadas de nata líquida
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 6 lonchas de jamón
  • Unas cuantas hojas de hierbabuena

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Trituramos el jamón (o en su defecto lo troceamos en tacos pequeños). Si no cuentas con un aparato para carne picada, otra opción es cortarlo en lonchas, como ya te hemos señalado antes. Una vez triturado, resérvalo en un plato con papel de cocina. Cúbrelo también con papel absorbente.

Segundo paso:

  • Cortamos el melón y le quitamos la piel y las pepitas. Córtalo en trozos más o menos grandes y mételo en el vaso de la batidora. Procura triturarlo bien a fin de evitar los grumos.

Tercer paso:

  • Esta es una sopa de aceite de oliva virgen extra como ingrediente básico, así que en este punto añade el aceite. Súmale también la nata, la sal y la pimienta negra. Vuelve a triturarlo. En la cocina hay que ir probando casi a cada fase para ver si hace falta añadir sal, así que, si consideras que la necesita, pónsela. De todos modos, ten en cuenta que se trata de un plato de sabor dulce, y así continuará siendo por más rectificación de sal que hagas.

Cuarto paso:

  • Vierte la sopa de melón en un recipiente cerrado y guárdala en la nevera durante unas horas para que se enfríe. Si tienes prisa porque tus invitados ya han llegado o porque se trata de un menú improvisado, ponla en el congelador unos instantes para acelerar el proceso. Enseguida tendrás una sopa fría.

Quinto paso:

  • Vamos a por el jamón que conservabas entre dos pedazos de papel de cocina. Introdúcelo en el microondas y ve probando cada 30 segundos hasta comprobar que está crujiente. Es imprescindible que estés muy atento, ya que es fácil que una vez hayas pulsado el temporizador un par de veces, el jamón pase de crujiente, que es lo que pretendemos, a quemado. Naturalmente, depende de la potencia del microondas. Es por eso por lo que te sugerimos que lo detengas incluso antes de los treinta segundos cuando ya lo hayas expuesto a alguna tanda anterior.

Sexto paso:

  • Esparce el jamón picado, un poco de pimienta negra y un chorrito de aceite de oliva sobre la sopa que habrás sacado del frigorífico. También puedes añadirle hojas de hierbabuena, ya que combinan perfectamente. Una vez llegados a este punto, ya servimos la sopa de melón fría a los comensales.

Puntuación del editor:
5
sopa de melon
Too good To Go

FORMAMOS PARTE DE TOO GOOD TO GO

Copy link
Powered by Social Snap

Utilizamos cookies propias, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Configuración

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.