▷ Exquisita Tarta de zanahoria y nueces | FrutaMare
Prueba todas nuestras Verduras

La tarta de zanahoria y nueces es el postre ideal para acompañar cualquier tarde con amigos o familia. Quienes cuidan su figura la prefieren pues es una de las más saludables y nutritivas. Aunque cada quien tiene su versión, la favorita de todos es la casera americana que te mostraremos hoy.

Lo mejor es que se puede complementar con cualquier relleno o cobertura. Sobre todo la más escogida por los amantes de la cocina, la cubierta con frosting de queso. Sean cuales sean tus preferencias, tendrás como resultado porciones jugosas que gustarán a los pequeños de casa.

Lista de la compra

La combinación de frutos secos, hortalizas dulces junto a ese toque de canela la convierten en una exquisita receta natural. Por un lado, tenemos la vitamina C que aporta la zanahoria, el vegetal conocido por mejorar la visión. Y por otro lado, tenemos ácidos grasos sanos que nos llenan de energías como son las nueces.

Al igual que el bizcocho de yogurt, es muy fácil de elaborar si no te saltas ningún paso. Estamos seguros que este bizcocho de zanahoria esponjoso y frutal deleitará a todos tus comensales. No importa que grado de destrezas tengas en la cocina, pues podrás prepararla mejor de lo que imaginas.

A continuación, todo esto es lo que necesitarás.

  • 250 gr de zanahorias ralladas.
  • 100 gr de nueces trituradas.
  • 250 gr de harina de trigo.
  • 100 gr de mantequilla.
  • 3 huevos frescos.
  • 150 ml de aceite de girasol.
  • 2 cucharadas pequeñas de levadura.
  • 1 cucharada pequeña de polvo de canela.
  • 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla.
  • pizca de sal.
  • 125 gr de azúcar moreno.
  • 125 gr de azúcar normal.

Preparación de Tarta de zanahoria y nueces

Primer paso

Primeramente, debes precalentar el horno a 180° C para que tenga una temperatura adecuada cuando introduzcas el molde. Acto seguido, toma un bol lo suficientemente grande como para mezclar. Recuerda también tener tu batidora eléctrica a mano junto con todos los ingredientes dispuestos en la mesa.

Si es posible lava, pela y ralla de inmediato las zanahorias para que estén listas durante la preparación. Hasta puedes aprovechar y triturar las nueces en caso que las hayas comprado enteras. Prepárate también escogiendo un molde circular apropiado y poniéndole mantequilla en todo el interior.

Segundo paso

Coge el bol y vierte dentro el aceite, los huevos, los dos tipos de azúcar y las cucharadas de levadura. No olvides añadirle una pizca de sal al gusto y la esencia de vainilla junto al polvo de canela. Ahora, ve a por la batidora y bate todo lo que tienes en el bol para que los componentes se unifiquen.

Tercer paso

Seguidamente, busca un colador para tamizar la harina de trigo poco a poco. Si bien puede tomarte un poco más de tiempo, esto ayudará a airear la masa. Colócalo sobre el bol y vierte la harina dando suaves golpecitos hasta que caiga en la mezcla.

A medida que vayas arrojando la harina a porciones bate a toda velocidad. Dicho paso permite que la mezcla quede completamente homogénea, sin ningún grumo.

Cuarto paso

Una vez hecho esto, es el momento de vaciar en la mezcla la zanahoria fresca rallada. Bate nuevamente la preparación e inserta las nueces trituradas. Normalmente, en este punto tendrás una masa de un espesor considerable. Por eso, es aconsejable remover las nueces del bizcocho de zanahoria con una cuchara de madera.

Quinto paso

Cuando tengas tu masa lista es el momento de llevarlo al horno. Así que vacía la mezcla en el molde preengrasado. Cógelo y mételo al horno durante 45 minutos al menos a una temperatura de 180° (o 350 °F). Tras ese tiempo, comprueba que el bizcocho de zanahoria ya está listo introduciendo un palillo.

Si notas que aún no sale lo suficientemente limpio, déjalo unos minutos más. Ten cuidado que la masa no se queme en su exterior o quede cruda internamente. Al final, ten presente no desmoldarlo hasta que se enfrié lo suficiente. Este consejo es básico en las recetas de bizcochos para que no se cuarteen o rompan.

Después, puedes verter encima cualquier cobertura que desees. O incluso puedes servirlo precedido de un rico sorbete de Limón para limpiar las papilas. Un buen truco para esta preparación es que, en caso de no tener aceite de girasol o de oliva puedes utilizar mantequilla. Claro está, su consistencia debe estar a temperatura ambiente

Además, debes limitar la cantidad de mantequilla a 100 gramos.  Con todo, esto puede ayudarte a que la masa se sienta más húmeda y esponjosa. Seguro que quedará tan suculenta como el tradicional mazapán, ese icónico dulce en la época navideña.

Más aún, si ya dominas la preparación básica de las recetas de bizcochos no olvides probar la tarta de limón. Ni siquiera tendrás problema para preparar una deliciosa receta clásica como lo es la tarta de Santiago. Con nosotros tienes un montón de ideas para preparar dulces de frutas con las cuales disfrutarás cocinando.

Exquisita Tarta de Zanahoria y nueces

La tarta de zanahoria y nueces es el postre ideal para acompañar cualquier tarde con amigos o familia. Quienes cuidan su figura la prefieren pues es una de las más saludables y nutritivas. Aunque cada quien tiene su versión, la favorita de todos es la casera americana que te mostraremos hoy

Tipo: postre

Cocina: Dulce

Palabras claves: Postre

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 55M

Tiempo total: 60M

Ingredientes de la receta:

  • 250 gr de zanahorias ralladas. 100 gr de nueces trituradas. 250 gr de harina de trigo. 100 gr de mantequilla. 3 huevos frescos. 150 ml de aceite de girasol. 2 cucharadas pequeñas de levadura. 1 cucharada pequeña de polvo de canela. 1 cucharada pequeña de esencia de vainilla. 1 pizca de sal. 125 gr de azúcar moreno. 125 gr de azúcar normal.

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Primeramente, debes precalentar el horno a 180° C para que tenga una temperatura adecuada cuando introduzcas el molde. Acto seguido, toma un bol lo suficientemente grande como para mezclar. Recuerda también tener tu batidora eléctrica a mano junto con todos los ingredientes dispuestos en la mesa. Si es posible lava, pela y ralla de inmediato las zanahorias para que estén listas durante la preparación. Hasta puedes aprovechar y triturar las nueces en caso que las hayas comprado enteras. Prepárate también escogiendo un molde circular apropiado y poniéndole mantequilla en todo el interior.

Segundo paso:

  • Coge el bol y vierte dentro el aceite, los huevos, los dos tipos de azúcar y las cucharadas de levadura. No olvides añadirle una pizca de sal al gusto y la esencia de vainilla junto al polvo de canela. Ahora, ve a por la batidora y bate todo lo que tienes en el bol para que los componentes se unifiquen.

Tercer paso:

  • Seguidamente, busca un colador para tamizar la harina de trigo poco a poco. Si bien puede tomarte un poco más de tiempo, esto ayudará a airear la masa. Colócalo sobre el bol y vierte la harina dando suaves golpecitos hasta que caiga en la mezcla. A medida que vayas arrojando la harina a porciones bate a toda velocidad. Dicho paso permite que la mezcla quede completamente homogénea, sin ningún grumo.

Cuarto paso:

  • Una vez hecho esto, es el momento de vaciar en la mezcla la zanahoria fresca rallada. Bate nuevamente la preparación e inserta las nueces trituradas. Normalmente, en este punto tendrás una masa de un espesor considerable. Por eso, es aconsejable remover las nueces del bizcocho de zanahoria con una cuchara de madera.

Quinto paso:

  • Cuando tengas tu masa lista es el momento de llevarlo al horno. Así que vacía la mezcla en el molde preengrasado. Cógelo y mételo al horno durante 45 minutos al menos a una temperatura de 180° (o 350 °F). Tras ese tiempo, comprueba que el bizcocho de zanahoria ya está listo introduciendo un palillo. Si notas que aún no sale lo suficientemente limpio, déjalo unos minutos más. Ten cuidado que la masa no se queme en su exterior o quede cruda internamente. Al final, ten presente no desmoldarlo hasta que se enfrié lo suficiente. Este consejo es básico en las recetas de bizcochos para que no se cuarteen o rompan. Después, puedes verter encima cualquier cobertura que desees. O incluso puedes servirlo precedido de un rico sorbete de Limón para limpiar las papilas. Un buen truco para esta preparación es que, en caso de no tener aceite de girasol o de oliva puedes utilizar mantequilla. Claro está, su consistencia debe estar a temperatura ambiente

Prueba todas nuestras Verduras

Utilizamos cookies propias y de terceros, y procesamos datos personales, como las direcciones IP y los identificadores de cookies, para medir el rendimiento y obtener información sobre las audiencias y el contenido. Haga clic a continuación para autorizar el uso de esta tecnología y el procesamiento de sus datos personales para estos fines. Puede cambiar de opinión y cambiar sus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando la Política de cookies.

Preferencias

A continuación puedes gestionar tus preferencias. Haz click en "Guardar Preferencias" para guardar tu selección.

NecesariasNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticasNuestro sitio web utiliza cookies de análisis para que sea posible optimizar nuestro sitio web y mejorarlo con el propósito de perfeccionar la usabilidad.

Redes SocialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicitariasNuestro sitio web utiliza cookies Publicitarias para mostrarle anuncios relevantes basados en su navegación y gustos personales.